Efectos de los bajos niveles de estrógeno a medida que envejecemos

La disminución de esta hormona puede ser compensada naturalmente con dieta y suplementos
Por Deborah Mitchell - www.naturallysavvy.com
21 de Enero de 2020 Actualizado: 21 de Enero de 2020

A medida que las mujeres envejecen, uno de los desafíos más comunes que enfrentan es la disminución de los niveles de estrógeno. El impacto de esta disminución ha sido objeto de un sinfín de investigaciones, historias, mitos y malentendidos. Aunque un nivel más bajo de estrógeno es una parte natural de la vida de una mujer, todavía hay mucho que no sabemos, aunque hemos aprendido algunas cosas.

Causas de los bajos niveles de estrógeno

La causa más común de la disminución de estrógenos es el envejecimiento. Con el avance de la edad viene la perimenopausia, que es cuando los niveles de estrógeno comienzan a bajar. Una vez que los ovarios dejan de producir estrógeno, la mujer está en la menopausia.

Otras causas de los bajos niveles de estrógeno pueden incluir:

  • Trastornos de la tiroides
  • Insuficiencia ovárica prematura, que puede desarrollarse debido a la exposición a toxinas, a una condición autoinmune o a la genética
  • Estar severamente por debajo del peso normal/anorexia/trastornos de la alimentación
  • Ejercicio excesivo
  • Glándula pituitaria de bajo funcionamiento
  • Quimioterapia
  • Antecedentes familiares de problemas hormonales
  • Síndrome de Turner y otras condiciones congénitas
  • Enfermedad renal crónica

Síntomas de bajo estrógeno

Los niveles bajos de estrógeno pueden provocar síntomas en todo el cuerpo. Por ejemplo:

Huesos débiles. La disminución de estrógeno puede resultar en la pérdida de hueso, lo que también aumenta el riesgo de fracturas y/u osteoporosis.

Ciclos menstruales irregulares. Las mujeres con bajos niveles de estrógeno pueden experimentar períodos irregulares o saltearlos.

Infertilidad. El bajo nivel de estrógeno puede resultar en la falta de ovulación, lo que dificulta el embarazo.

Sofocos. Este es probablemente el síntoma más reconocido de la insuficiencia de estrógeno.

Mayor riesgo de infecciones del tracto urinario. Se cree que este síntoma está asociado con el adelgazamiento del tejido de la uretra, que es el resultado del bajo nivel de estrógeno.

Cambios de humor/depresión. La hormona del estado de ánimo, la serotonina, depende del estrógeno, por lo tanto, el estrógeno bajo puede resultar en una caída en los niveles de serotonina y contribuir a la depresión y a los cambios de humor.

Bajo estrógeno y piel

El estrógeno juega un papel importante en el apoyo a la salud de la piel. Por ejemplo, la hormona estimula la producción de colágeno y aceites para la piel, promueve la cicatrización de las heridas y proporciona cierta protección contra la radiación del sol.

Por lo tanto, cuando los niveles de estrógeno disminuyen, puede experimentar problemas de la piel a medida que se vuelve más sensible a los cambios de temperatura, tejidos, productos de belleza y otras cosas que pueden tocar su piel. Dicha sensibilidad puede provocar sarpullido, picor o irritación de la piel, sequedad y descamación, urticaria o enrojecimiento. Debido a que la piel se adelgaza a medida que los niveles de estrógeno disminuyen, es posible que note que se magulla con más facilidad que en el pasado.

Bajo nivel de estrógeno y peso

La disminución de estrógeno se ha asociado con el aumento de peso y la cantidad de grasa que almacena el cuerpo. Generalmente, las mujeres almacenan grasa en sus caderas y muslos. Sin embargo, una vez que los niveles de estrógeno comienzan a disminuir, el área de almacenamiento con frecuencia se desplaza hacia el abdomen.

Sin embargo, el hecho de que usted tenga niveles bajos de estrógeno no significa que automáticamente vaya a aumentar de peso. Usted puede reducir su riesgo de aumento de peso al hacer ejercicio regularmente, comer una dieta saludable, y dormir adecuadamente.

Remedios naturales

Si quieres aumentar tus niveles de estrógeno de forma natural, la naturaleza tiene algunas sugerencias. Discuta la mejor dosis para sus necesidades con un proveedor de servicios de salud bien informado.

Cimicifuga racemosa. Es posible que conozca esta hierba por su capacidad de ayudar con los síntomas de la menopausia. La investigación también sugiere que esta hierba contiene compuestos que estimulan los receptores de estrógeno. Se necesita más investigación para verificar este hallazgo.

Sauzgatillo. Este remedio herbal tradicional se usa frecuentemente para los síntomas premenstruales. Los expertos han encontrado que el sauzgatillo tiene efectos estrogénicos cuando se toma a 0.6 y 1.2 g/kg de peso corporal. Se cree que un fitoestrógeno llamado apigenina en el sauzgatillo es responsable de este efecto.

Alimentos ricos en estrógenos. Asegúrese de incluir semillas de lino en su dieta, son una de las fuentes más ricas en fitoestrógenos. Otros candidatos incluyen la soja, los pistachos, las nueces, las fresas y las frutas secas.

Aceite de onagra. Los ácidos grasos omega-6 en este remedio herbal lo hacen popular para los síntomas asociados con la menopausia. En un estudio, cerca del 40 por ciento de las mujeres que usaron aceite de onagra experimentaron alivio de los síntomas asociados con el bajo nivel de estrógeno.

Trébol rojo. Las isoflavonas (es decir, biocanina A, daidzeína, formononetina, genisteína) en el trébol rojo (Trifolium pratense) pueden actuar como estrógeno en el cuerpo. Algunas investigaciones han demostrado que tomar suplementos de trébol rojo puede aumentar significativamente los niveles de estrógeno en las mujeres menopáusicas.

Vitamina D. Esta vitamina juega un papel importante en la producción de estrógeno, por lo que es necesario asegurarse de obtener la cantidad suficiente. Debido a que la deficiencia de vitamina D es muy común, usted podría querer hacerse un examen de sangre para determinar sus niveles antes de tomar un suplemento de vitamina D para que sepa la dosis óptima para usted.

Conclusión

La presencia de estrógeno bajo es una parte natural del ciclo de vida de una mujer. En lugar de temerla, esta fase de la vida puede ser entendida, abrazada y manejada.

Deborah Mitchell es una redactora de salud independiente apasionada por los animales y el medio ambiente. Es autora, coautora y escritora de más de 50 libros y miles de artículos sobre una amplia variedad de temas. Este artículo se publicó originalmente en NaturallySavvy.com

***

Descubra

Vivió 15 años con dolor y ahora viaja compartiendo el hallazgo que le cambió la vida

TE RECOMENDAMOS