Ejército de EE.UU. despliega soldados en Nueva York para ayudar en la lucha contra el virus del PCCh

Por Zachary Stieber
26 de Marzo de 2020 Actualizado: 26 de Marzo de 2020

Cientos de soldados del ejército de EE.UU. se están desplegando en Nueva York para ayudar al estado a combatir el virus del PCCh.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

Nueva York es el estado más afectado de la nación, con 30,811 casos de COVID-19 hasta el miércoles, incluyendo 17,856 en la ciudad de Nueva York.

Cientos de personas han perecido a causa de la nueva enfermedad en el estado.

Más de 200 miembros del personal médico del Centro Hospitalario 531 del Ejército fueron desplegados el jueves a Nueva York, así como el personal del Hospital de Campo 586. Ambos tienen su base en Fort Campbell, Kentucky.

El personal ayudará a atender a los pacientes con COVID-19.

Miembros de la Guardia Nacional escuchan al gobernador de Nueva York Andrew Cuomo mientras habla con los medios de comunicación en el Centro de Convenciones Javits, que se está convirtiendo en un hospital para ayudar a luchar contra los casos de virus PCCh, en la ciudad de Nueva York el 24 de marzo de 2020. (Eduardo Muñoz Álvarez/Getty Images)

Otros despliegues

“En este momento, no tenemos detalles excepto a dónde vamos. No lo sabemos, pero estoy listo”, dijo el sargento Argelis López, terapeuta respiratorio, en un video publicado por el ejército.

Otro personal fue desplegado desde el 627° Hospital de Fort Carson, Colorado, y el 9º Hospital de Fort Hood, Texas, a los estados de Nueva York y Washington, dijo el Ejército en un comunicado.

“Los profesionales de la salud del Ejército están adecuadamente equipados con entrenamiento, equipo y tecnología de primera clase para tratar los problemas de salud emergentes”, dijo el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, en un comunicado. “Proteger la salud de la fuerza y del pueblo americano son nuestras principales prioridades”.

Los hospitales de campaña pueden tener hasta 250 camas cada uno, e incluyen una serie de elementos como salas de operaciones y un departamento de emergencias que les da una capacidad similar a la de un hospital normal.

Probablemente, los hospitales fueron enviados primero a la ciudad de Nueva York y Seattle antes de que otras áreas los recibieran, dijo el secretario de Defensa Mark Esper a principios de la semana.

El Ejército también estaba ayudando a convertir edificios no utilizados en hospitales improvisados, incluyendo el Centro de Convenciones Javits en el distrito de Manhattan de la ciudad de Nueva York. Nueva York se convertirá en el “establecedor de normas” para la forma en que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. responderá al brote del virus PCCh, dijo el teniente general Todd T. Semonite, comandante general del cuerpo.

“La mayoría de los gobernadores dicen que su pico [los casos confirmados] está proyectados en algún lugar a mediados de abril. Esto no es ‘tomar todo el tiempo del mundo’ para hacerlo”, dijo Semonite a los periodistas en Washington.

El proceso hará que los líderes locales ubiquen los edificios disponibles y prioricen el orden de conversión, antes de que el estado arriende los edificios y el cuerpo se haga cargo empleando contratistas para convertirlos en hospitales.

Las tropas de la Guardia Nacional ya estaban en Nueva York, ayudando a distribuir comidas a la gente de New Rochelle y colaborando con los esfuerzos para convertir edificios no habituales en hospitales. También estaban ayudando a construir una morgue improvisada en las afueras del Hospital Bellevue, con la orientación de miembros de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Las canchas de baloncesto están vacías debido a la propagación del virus PCCh en la ciudad de Nueva York el 24 de marzo de 2020. (Eduardo Muñoz Álvarez/Getty Images)

Situación en la ciudad de Nueva York

El despliegue se produjo después de que el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, advirtiera a los residentes el miércoles que la situación probablemente empeorará en abril y que podría empeorar aún más en mayo.

Uno de cada dos neoyorquinos podría contagiarse de COVID-19, dijo a los periodistas.

“Es una apuesta justa decir que la mitad de todos los neoyorquinos, y tal vez más de la mitad, terminarán contrayendo esta enfermedad”, dijo de Blasio en una conferencia de prensa. “Y eso es preocupante, muy profundamente preocupante, para todos nosotros, pero tenemos que empezar con la verdad”.

Oxiris Barbot, la comisionada de salud de la ciudad, dijo que el número de infectados podría ser aún mayor.

La ciudad de Nueva York tiene 8.6 millones de residentes.

La mayoría de los infectados tienen entre 18 y 64 años, pero el 74 por ciento de los que han muerto tienen 65 años o más. La mayoría de los que requieren atención hospitalaria después de contraer la infección tienen 75 años o más.

La ciudad ha tomado una serie de medidas para tratar de detener la propagación del virus, incluyendo el cierre de dos millas (3 km) de carreteras para el tráfico automovilístico durante el día, aconsejando a la gente que evite las multitudes y que se mantenga al menos a seis pies (2 metros) de distancia de los demás y que se quede en casa mientras esté enferma, y liberando a algunos reclusos para tratar de prevenir un brote en las cárceles de la ciudad.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

A continuación

Residentes de Wuhan sienten desesperanza en medio del brote del virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS