El agujero negro supermasivo de nuestra galaxia se iluminó de repente y nadie sabe por qué

Por Jesús de León
13 de Agosto de 2019 Actualizado: 13 de Agosto de 2019

El agujero negro supermasivo que existe en el centro de la Vía Láctea se volvió inexplicablemente 75 veces más brillante en sólo dos horas en el mes de mayo.

El 13 de mayo de 2019, el astrónomo de UCLA Tuan Do y sus colegas estaban observando al agujero negro conocido como Sgr A*, usando el Telescopio Keck en la cima del Mauna Kea en Hawái.

“Al principio me sorprendió bastante y luego me emocionó mucho”, dijo Tuan Do de la Universidad de California en Los Ángeles, a Science Alert.

Conocido como Sagitario A* (Sgr A*), este agujero negro es cuatro millones de veces más masivo que el Sol. La mayoría de las veces su actividad es de baja intensidad con fluctuaciones mínimas en su brillo.

“El agujero negro era tan brillante que al principio lo confundí con la estrella S0-2 porque nunca había visto a Sgr A* tan brillante. Supe casi de inmediato que probablemente estaba ocurriendo algo interesante con el agujero negro”.

Do y su equipo realizaron observaciones desde el observatorio WM Keck durante cuatro noches a principios de este año. El extraño brillo de esas noches fue capturado en el lapso de dos horas.

El concepto de este artista ilustra la actividad frenética en el centro de nuestra galaxia Vía Láctea. El centro galáctico alberga el agujero negro supermasivo en la región conocido como Sagitario A*, o Sgr A*. NASA/ ESA-C. Carreau.

Hasta ahora los astrónomos desconocen la causa de este evento.

Este brillo inusual en el núcleo galáctico quizás fue causado por encuentros cercanos entre Sgr A* y los objetos que lo rodean, dijo el equipo.

El borde de un agujero negro, llamado horizonte de sucesos, está formado por intensas fuerzas que se tragan todo lo que se acerca. También es conocido como punto de no retorno, más allá del cual es imposible escapar de los efectos gravitacionales del agujero negro.

Una vez que un agujero negro comienza a devorar objetos cercanos como estrellas o nubes de gases, el material que arde en el horizonte de sucesos emana luces que pueden ser captadas por los telescopios.

Un estudio sugiere una nube alrededor de Sgr A* que contiene cientos de billones de asteroides y cometas son consumidos por el agujero negro provocando destellos y luces. NASA/CXC/M.Weiss.

Do y sus colegas especulan que una estrella llamada S0-2, que es unas 15 veces más masiva que el Sol, puede haber sido el objeto que hizo iluminarse a Sgr A*. En el 2018, el S0-2 llegó a pasar a 17 horas luz del agujero negro supermasivo, y ese paso cercano puede haber perturbado los gases en el horizonte de sucesos lo suficiente como para causar el evento de brillo de mayo de 2019.

Otro posible culpable es una nube de polvo conocida como G2 que pasó a 36 horas luz de Sgr A* en 2014. Los científicos predijeron que el G2 sería destrozada por el agujero, pero los resultados fueron finalmente descritos como decepcionantes y “aburridos” para los astrónomos.

Sin embargo, lo que fue decepción en ese momento podría haber sido una sensación prematura, y ahora podríamos estar viendo la lenta “reacción retardada” de aquella aproximación de la nube de gas, dijo el equipo.

“Tal vez el agujero negro está despertando: hay mucho que no sabemos en este momento, así que necesitamos más datos para entender si lo que estamos viendo es un gran cambio en lo que alimenta el agujero negro o si se trata de un evento breve”, dijo.

Por ello Do y sus colegas actualmente se están recogiendo y en las próximas semanas se realizarán más observaciones con el Observatorio Keck.

Asimismo, como otros telescopios – incluyendo Spitzer, Chandra, Swift y ALMA – también estuvieron observando el centro galáctico en los últimos meses, Do espera poder utilizar también estos datos para entender que sucede con el agujero negro Sagitario A* (Sgr A*).

***

Te puede interesar:

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS