El arma en el tiroteo de Santa Clarita era una “pistola por piezas”, dice sheriff

Por Brad Jones
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

La pistola del calibre 45 usada en el tiroteo del 14 de noviembre en la Escuela Secundaria Saugus en Santa, Clarita, California, era una “pistola por piezas” ensamblada a partir de piezas, confirmó hoy en Twitter el sheriff del Condado de Los Ángeles Alex Villanueva.

La pistola modelo 1911 tiene un receptor parcialmente construido que se describe como un “arma fantasma”, lo que significa que no fue registrada y que no tiene número de serie.

Cuando la policía registró la casa del presunto pistolero Nathaniel Tennosuke Berhow, descubrieron otra pistola, dijo el sheriff.

“El arma usada en el homicidio también era una pistola por piezas. Fue ensamblada a partir de piezas. No tenía número de serie, por lo que se convierte en lo que se conoce como un arma fantasma”, dijo Villanueva a la KABC-TV local. “Se venden en ferias de armas, por ejemplo. Se pueden comprar por Internet. También se les conoce como un ‘cañón al 80 por ciento’, así que el 80 por ciento de ésta ya está ensamblado y tú consigues el 20 por ciento adicional. Se venden como un kit. Puedes comprarla legalmente, armar el arma tú mismo y luego tienes un arma que no está registrada y nadie sabe que la tienes, y eso es muy peligroso”.

Los detectives de homicidios del sheriff no han determinado quién ensambló el arma y todavía están dilucidando un motivo para explicar por qué —en su decimosexto cumpleaños— Berhow disparó a cinco de sus compañeros de clase y luego se apuntó a sí mismo con el arma. Dos de las víctimas murieron poco después, y Berhow también murió en el hospital al día siguiente.

“Hemos entrevistado a más de 45 personas. Hemos revisado todas las pruebas sólidas que tenemos en el terreno, en la residencia, en la escuela”, dijo a ABC7.

“Conocemos el mecanismo del ‘cómo’ pero el ‘por qué’ sigue siendo una meta difícil de alcanzar”.

Contradiciendo a los informes anteriores, seis armas registradas a nombre del difunto padre del niño no fueron encontradas en la casa después del tiroteo, sino que fueron legalmente retiradas antes del ataque y legalmente destruidas, dijo Villanueva.

No está claro quién de los dos ensambló las pistolas, si el chico o su padre (un ávido cazador que murió hace dos años).

El sheriff dijo que los videos que muestran cómo montar las pistolas están fácilmente disponibles en Internet.

“La información, desafortunadamente, está disponible en YouTube, y ese es uno de los desafíos para las fuerzas de seguridad hoy en día porque el Congreso y las legislaturas estatales promulgan todas estas [leyes] sobre el registro de armas, pero ahora la industria de armas está creando una forma de pasar por alto todo el asunto creando un mecanismo para [que puedas] fabricar armas tu mismo”, dijo Villanueva al medio de comunicación.

Aunque la policía no ha descubierto un manifiesto o diario que explique el motivo del tiroteo, Villanueva dijo que están trabajando con entidades federales para desbloquear el teléfono celular del sospechoso.

Sin embargo, la policía informó antes de que un mensaje en las redes sociales, posiblemente hecho por Berhow, declaró: “Saugus se divierte en la escuela mañana”.

Villanueva dijo la semana pasada que el tiroteo fue premeditado. Sin embargo, la evidencia sugiere que la madre de Berhow no tenía conocimiento de lo que su hijo estaba planeando el día del ataque, dijo el sheriff.

“La madre del sospechoso empacó perritos de maíz, uvas y galletas caseras en la mochila del sospechoso, de modo que eso da una idea de que incluso la madre aparentemente no sabía lo que iba a suceder momentos más tarde, después de que dejara salir a su hijo hacia la escuela. Pero el ‘por qué’ sigue siendo un misterio a fecha de hoy”, dijo Villanueva.

Gracie Anne Muehlberger, de 15 años, y Dominic Blackwell, de 14, murieron en el tiroteo. Otros tres estudiantes fueron tratados por lesiones y fueron dados de alta de los hospitales del área la semana pasada.

Las clases en la Escuela Secundaria Saugus han sido canceladas hasta el 2 de diciembre, pero se les permitió a los estudiantes regresar a la escuela el martes para recoger sus pertenencias, que quedaron allí en el momento del tiroteo.

Santa Clarita está ubicada a unas 30 millas al noroeste del centro de Los Ángeles, y es la tercera ciudad más grande del Condado de Los Ángeles con unos 294.000 residentes.

Según el sitio web de Criminal Defense Lawyer, los compradores de armas que intentan evitar un proceso de verificación de antecedentes y de registro de armas “pueden comprar en su lugar un receptor inacabado (también llamado 80%, en blanco o receptor parcial) para hacer un “arma fantasma” (llamada así porque no puede ser rastreada). Un receptor inacabado es un receptor parcialmente terminado que requiere que se ensamblen piezas adicionales. Este tipo de receptor no es técnicamente un arma de fuego y queda fuera del ámbito regulatorio de la GCA [Ley de Control de Armas] (por lo que no lleva un número de serie). Los receptores inacabados son legales para la venta y distribución y están ampliamente disponibles en Internet y en ferias de armas. Debido a que las armas fantasma no son rastreables, es imposible saber cuántas de estas armas de fuego han sido ensambladas, vendidas o usadas en crímenes violentos”.

Por otro lado, un estudiante que llevó un arma a la escuela fue arrestado la semana pasada en Lancaster, California, dijo Villanueva.

“Resultó ser un miembro confeso de una pandilla, y llevaba el arma para protegerse de otros miembros de la pandilla”, dijo.

TE RECOMENDAMOS