El bloqueo en Cuba es de la dictadura contra los opositores

Por Mamela Fiallo Flor
06 de Junio de 2019 Actualizado: 10 de Junio de 2019

Comúnmente “el bloqueo” es el mito que ha permitido a la izquierda continental excusar la pobreza y el control estatal que el régimen comunista cubano ejerce sobre sus ciudadanos, pues alega que EE.UU. impide el enriquecimiento de la nación. Mientras, guarda silencio sobre el bloqueo ejercido por los comunistas contra los ciudadanos cubanos.

Solo en el mes de mayo, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) calcula que las autoridades cubanas realizaron “al menos 207 detenciones arbitrarias” contra opositores. A muchos de los cuales se les negó la posibilidad de salir del país.

A pesar de que el Decreto Ley 302 de 2012 puso fin de las restricciones de entrada y salida, alegan que esto no ha sido así. Alejandro González Raga, director de la OCDH, asegura que el Gobierno utiliza “tretas jurídicas para el juego sucio”, con el fin de negar la libre circulación de los disidentes, al ser considerados como una amenaza a la seguridad.

“El Gobierno decide arbitrariamente la entrada y la salida de los cubanos”, agrega, con el fin de evitar que puedan “organizar, estimular, realizar o participar en acciones hostiles contra los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado cubano”.

“O sea, todos aquellos que hayan sido ‘sancionados’ por ejercer derechos pacíficos, internacionalmente reconocidos, como las libertades de expresión, asociación y pensamiento, recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, concluye.

PanAm Post se comunicó con Claudio Fuentes, fotógrafo y productor de Estado de SATS, canal cubano que expone los abusos del régimen, quien fue “regulado”, por lo que se le impidió salir de la isla

¿Qué significa estar regulado?

Regulado es un mecanismo represivo más, y con él se ralentiza en el extranjero, que muchos activistas logren participar en foros internacionales, talleres de superación o cualquier otra plataforma que permita exponer y denunciar crímenes y violaciones del totalitario régimen de La Habana.

El término “regulado” es en primer lugar un término absolutamente arbitrario, utilizado ilegalmente, por ende, criminalmente, para impedir, sin ningún motivo legal, que opositores al régimen totalitario de la familia Castro puedan viajar.

Las autoridades migratorias, o militares de Cuba, jamás dan una explicación creíble de por qué se ha tomado esta medida, contra la cual, el regulado no tiene herramienta legal alguna para defenderse de esta obscena prohibición de viaje que obedece únicamente a los intereses de la seguridad del Estado o policía política castrista.

Estas regulaciones buscan otros objetivos colaterales, como aumentar el estrés de los activistas de derechos humanos en Cuba y demás figuras políticas de la oposición, pues cuando te presentas en el aeropuerto con todos los papeles en regla, es ya muy común que en la línea de emigración, en la pantalla de chequeo, aparezca un cartel intermitente en rojo: “REGULADO”. El funcionario te mira, llama a otro colega, que te pasa a una oficina donde te informan que no puedes viajar, que ellos no saben por qué y que la reclamación burocrática, y completamente estéril, puedes hacerla en no sé dónde.

¿Con qué fin impide el régimen la salida de los opositores?

Con la “regulación” se busca impedir que se formen proyectos conjuntos entre la oposición interna de Cuba y otros grupos anticastristas en el exilio, o que se puedan crear lazos de cooperación con otros gobiernos y/o grupos o instituciones democráticos de la región.

Además, este mecanismo de “REGULAR” el derecho de todo ciudadano cubano residente en la isla a viajar al exterior, ha devenido en una manera de incidir en la vida y las decisiones de opositores cubanos. Muchas veces no te dejan salir, y, mientras tanto, dentro de Cuba aumentan el nivel de hostigamiento tanto contra el opositor como contra su familia. Le hacen las cosas difíciles, y quizás, la próxima vez que este activista logre viajar, una vez en el extranjero, se lo piensa dos veces para regresar a Cuba a continuar su lucha, y decida acogerse a un programa de refugiado o cosa por el estilo, pues su vida dentro de Cuba fue bien áspera en esos últimos momentos.

Es común que la izquierda continental acuse que “el bloqueo” empobrece a los cubanos, ¿en qué consiste el bloqueo interno que callan?

Es muy amplio el abanico de regulaciones desde la “legalidad” totalitaria, que comienza por permitir únicamente un solo partido político que se autotitula el eje rector y vanguardia de toda la sociedad, y contra él no existe ningún derecho ciudadano. Las derivaciones a este engendro son evidentes.

No sé si enumerar los variados elementos que dibujan el por qué existe permanentemente y desde hace 60 años un bloqueo castrista al ciudadano. Por ejemplo, el cubano no tiene posibilidad de asociación, de reunión, el cubano no puede invertir en su propia tierra, ningún derecho de exportar-importar, la total ausencia de tribunales independientes de justicia, tampoco existen tribunales de garantías constitucionales o el Defensor del Pueblo, por lo que la “Constitución” recién aprobada a espaldas del pueblo es letra muerta.

¿Qué mensaje le darías a quienes dicen que la culpa de la crisis en Cuba es del “bloqueo”?

El mensaje sería un ejercicio mental sencillo: ¿qué pasaría si a pesar del embargo actual norteamericano, que se originó debido a los masivos robos de propiedades, empresas y demás bienes de ciudadanos norteamericanos, que desde 1959 llevaron a cabo la tiranía cubana, el régimen de Raúl Castro libera las fuerzas productivas, se abre a la economía de mercado, les permite a los cubanos de adentro y del exilio invertir en su país y les brinda las garantías legales necesarias en caso de litigio entre Estado e inversores, si eliminan la onerosa ley de inversión extranjera, si permiten que se conformen los mercados mayoristas privados para estimular la producción y los servicios nacionales, que los emprendedores cubanos tengan personalidad jurídica, estatus necesario y obligatorio para que puedan importar y exportar?

Si esto ocurriese, y lo único que se necesita para implementar estas medidas es voluntad política, entonces no habría el caótico desabastecimiento actual y la depresión económica iría desapareciendo paulatinamente.

El mercado nacional resurgiría y los cubanos estarían al mando de sus destinos. Es a Raúl Castro a quien se le debe exigir el cese inmediato de un total bloqueo al ciudadano cubano, ausente de derechos económicos y, sobre todo, de derechos políticos.

Este artículo fue publicado originalmente en PanAm Post.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

***

Descubre

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS