El Caballo de Troya: Cómo WeChat se infiltra en la política occidental

El Partido Comunista Chino influye en las elecciones estadounidenses a través de la popular app de mensajería
Por Lin Yan
01 de Agosto de 2019 Actualizado: 01 de Agosto de 2019

La aplicación de mensajería china WeChat se convirtió en una plataforma importante para las discusiones políticas entre los chinos en el extranjero, así como en una herramienta para que los políticos occidentales participen en el diálogo con las comunidades chinas locales.

Esta tendencia se consolidó desde las elecciones de 2016 en Estados Unidos y durante las elecciones federales de Australia de 2019.

A los centros de estudios estadounidenses y especialistas de China les preocupa que WeChat sea una especie de Caballo de Troya para Occidente, ya que la app –censurada según los estándares de Beijing– podría utilizarse para influir en la política occidental fuera de China.

WeChat, desarrollada por el gigante tecnológico chino Tencent Holdings Limited, se expandió rápidamente en el extranjero a medida que más expatriados chinos utilizaron la aplicación para comunicarse. Específicamente, WeChat es un vehículo de comunicación entre funcionarios electos y candidatos políticos occidentales y votantes de ascendencia china.

Pero su prevalencia significa mucho más que tan solo otro competidor en el mercado de las redes sociales: está permitiendo la Chinalización, o mejor dicho, la Comunistización de las comunidades locales y podría empujar la política local hacia la alineación con los objetivos del Partido Comunista Chino (PCCh).

El PCCh controla las opiniones políticas, el flujo de noticias y los temas que se permiten en WeChat para que beneficien a los partidos y a los políticos que están a favor del PCCh. Por otro lado, algunos políticos occidentales optan por autocensurarse utilizando los criterios impuestos por el PCCh en WeChat con el propósito de llegar a los votantes chinos y cautivarlos.

Lo que es aún peor, los políticos que se oponen a las políticas del PCCh están siendo amordazados en WeChat con la eliminación de sus posteos o el cierre de sus cuentas. De esta manera, WeChat se destaca de todas las demás apps de redes sociales de Occidente.

Supresión de un candidato a la Cámara de Representantes por Carolina del Norte

“He visto a WeChat borrar artículos de mi cuenta pública de WeChat, y bloquear y luego desbloquear mi cuenta personal”, dijo a la Gran Época Sue Googe, candidata al Congreso por Carolina del Norte en 2016.

Nacida en la provincia de Hainan, al sur de China, Googe emigró a Estados Unidos y se convirtió en ciudadana estadounidense en 2010. Ella es programadora, agente de bienes raíces y nunca antes había trabajado en política.

Como republicana, Googe se postuló para un cargo en el cuarto distrito de Carolina del Norte, donde los asiático-estadounidenses representan el 5 por ciento de la población, siendo el 1 por ciento de origen chino.

Googe dijo que se necesita hacer un esfuerzo increíble para ganarse ese 1 por ciento. “[En cualquier otra comunidad étnica,] solo tendría que decir lo que pienso y obtendría la aprobación”, dijo. “Pero en la comunidad china es lo más difícil”.

Googe comenzó a utilizar WeChat en 2014 para presentar sus opiniones políticas a los chinos de su comunidad. Una vez tuvo varios grupos de apoyo en WeChat que contenían a más de mil personas.

Lo que no esperaba era que WeChat “trajera a sus enemigos junto con sus amigos”.

El punto de inflexión para Googe fue en marzo de 2016, después de que en sus posteos en WeChat cuestionara la infiltración de la embajada china en la actividad comercial y las asociaciones sociales de los chinos. Algunos miembros de WeChat comenzaron a difundir su posteo, y posteriormente fue etiquetada y acusada de “anti-China” por otros usuarios chinos. En algunos casos, incluso fue agredida verbalmente.

En 2016 le dijo aACLiving, un medio de comunicación en idioma chino de EE.UU.: “Soy directa y siempre digo lo que pienso sin retórica superficial. Así que he causado algunos debates, y fui expulsada de algunos grupos de WeChat”.

“En cuanto estoy en WeChat, me meto en problemas. Cuando estoy fuera de WeChat, todo va bien. Cuando estoy en WeChat, pasan cosas vergonzosas”, dijo Googe. “Estoy en contra de los sentimientos antiestadounidenses en China, o de las etiquetas ‘anti-China’ que ponen a los estadounidenses. ‘Anti-China’ es una etiqueta demasiado pesada para cargar”.

Googe dijo a La Gran Época que durante las elecciones de 2016, algunos artículos fueron eliminados de sus cuentas públicas, y su cuenta personal fue cerrada temporalmente por WeChat.

WeChat utiliza la inspección humana, las denuncias de otros usuarios y otros métodos para censurar el contenido considerado sensible y cerrar cuentas. Esta censura no es transparente ni sigue principios consistentes.

“Creamos políticas de contenido para individuos y organizaciones que utilizan nuestra plataforma”, declaró Tencent, la empresa matriz de WeChat, en una respuesta oficial. “Como parte de la inspección, cerraremos o suspenderemos las cuentas que publiquen contenidos con odio, información errónea, contenido inapropiado o cualquier otro contenido prohibido en nuestra plataforma”.

Se dice que las cuentas pueden reactivarse automáticamente después de que el autor elimina el contenido que WeChat considera inapropiado. Sin embargo, las cuentas que publican regularmente contenidos sensibles serán congeladas o eliminadas permanentemente.

Entre los 40 candidatos de origen asiático en las elecciones legislativas en 2016 para el Congreso de EE. UU., se postularon 33 para la Cámara de Representantes y 7 para el Senado. Como novata política, Googe es la que llegó más lejos.

Cuando se le preguntó si haría algo diferente en el caso de que volviera a presentarse, Googe respondió: “Me ajustaré absolutamente a mis principios y nunca retrocederé”.

“Los cambios en el entorno político de China en el último año han validado plenamente mi comentario de que el PCCh es una dictadura sin escrúpulos”, añadió. “Usar trajes no los hace civilizados”.

En marzo de 2016, las publicaciones del WeChat de la candidata republicana a congresista por Carolina del Norte, Sue Googe, se convirtieron en un punto de inflexión en su relación con la comunidad china. (Captura de pantalla de WeChat)

WeChat ayudó a políticos apoyados por el PCCh a ganar las elecciones de la Cámara de Representantes

Sin embargo, para los políticos estadounidenses respaldados por el PCCh, WeChat es una poderosa herramienta de campaña.

El Washington Post informó en noviembre de 2018 cómo la inmigrante china Lily Qi utilizó WeChat para ayudarla en su elección como delegada estatal del Distrito 15 de Maryland. Qi es la primera inmigrante china de primera generación en la legislatura estatal.

Anteriormente, Qi fue jefa administradora de Isiah Leggett, ejecutivo del condado de Montgomery, y supervisaba el desarrollo económico y laboral. Sin mucho apoyo del Partido Demócrata local, dirigió su mirada a la gran comunidad asiática del distrito. Además de escribir sobre el sistema político estadounidense para periódicos chinos locales, también comunicó su agenda política a cientos de votantes chinos locales en WeChat.

En una entrevista de 2019 con el medio de comunicación chino The Paper, Qi dijo que se puso en contacto con votantes no registrados y sin afiliación política a través de WeChat y se esforzó por cambiar sus opiniones políticas. También dijo que su campaña duplicó el número de demócratas chinos durante las elecciones primarias, y alentó a muchos chinos a hacer su primera donación a las elecciones políticas.

Estos nuevos votantes chinos no se volvieron patrióticos de repente. La realidad es la siguiente: el aumento de votantes chinos fue impulsado en gran medida por los estrechos vínculos entre la embajada china y los grupos chinos procomunistas locales. Durante la reunión de fin de año del Consejo de Coordinación de Asociaciones Chinoamericanas (CCCAA, por sus siglas en inglés) de Washington D.C., el Ministro Consejero y Cónsul General chino Tang Li, dijo en un discurso público que esperaba que los chinos en el extranjero contribuyeran a la campaña electoral de Qi.

Qi también habló en la misma sesión. Después de su discurso, el público gritó “¡Lily! ¡Lily! Lily!” para mostrar su apoyo.

El CCCAA de Washington D.C. es uno de los grupos de interés chinos más activos en la zona. Ha organizado capacitaciones para los votantes chinos y ha instalado cabinas de registro de votantes en muchos eventos comunitarios chinos y animado a los chinos expatriados a votar.

CCCAA dijo en un comunicado de prensa publicado el 26 de junio de 2018: “Lily Qi tiene el pleno apoyo de los grupos chinos y las asociaciones de la industria. Tiene 500 voluntarios para reunir, motivar y movilizar a la comunidad china en WeChat, para asegurar votos persona por persona, ola tras ola”.

El CCCAA es conocido como una organización preliminar del PCCh, y una herramienta importante para el trabajo del “Frente Unido” del PCCh en el extranjero.

Lily Qi, en ese entonces jefa administradora de Isiah Legget, ejecutivo del Condado de Montgomery en un evento de la comunidad china organizado por el gobierno de Montgomery en 2016. (He Yi, La Gran Época)

En el mismo documento, el CCCAA de DC dijo que lo más importante de la victoria de Qi es que “todos los medios de comunicación y las redes sociales chinas colaboraron para refutar las opiniones retorcidas y para construir una imagen pública positiva de la candidata”.

Los chinos de Maryland  están divididos en dos bandos de opiniones sobre la campaña de Qi: un lado cree que los votantes chinos deberían apoyar a los candidatos chinos, mientras que el otro lado quiere mirar más allá del color de la piel para enfocarse en la defensa política.

Sin embargo, la voz de este último grupo se vio sofocada en todo el proceso, ya que las publicaciones de WeChat con tales opiniones se ven restringidas por la crítica de que están debilitando internamente a la comunidad china y se les exige que la “solidaridad lleve a la victoria”.

La victoria de Qi fue reportada por casi todos los medios de comunicación chinos en el extranjero y por la prensa estatal oficial de China. Pero esa no fue su primera aparición en la propaganda del PCCh. Ya en 2012, el medio de comunicación estatal chino, U.S. China Press, entrevistó a Qi, y la transcripción completa fue publicada en el Diario del Pueblo, portavoz del PCCh.

***

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS