El castillo Himeji: la mejor fortaleza sobreviviente de Japón de principios del siglo XVII

Más grande que la vida: un arte que nos inspira a través de los tiempos
Por The Epoch Times
12 de Enero de 2021
Actualizado: 12 de Enero de 2021

Desde 1333, un fuerte ha estado en la cima de una colina en Himeji, en el oeste de Japón, donde ahora se encuentra el castillo de Himeji. El actual castillo fue construido entre 1601 y 1609, y todas las estructuras anteriores fueron demolidas.

El castillo de principios del siglo XVII es el mejor ejemplo sobreviviente de su tipo. Construido principalmente de madera, el castillo también es conocido como Shirasagi-jo (Castillo de la Garza Blanca) debido al yeso blanco que cubre las paredes de barro del castillo. En el interior, una serie de paneles deslizantes (fusuma) y biombos (byobu) dividen los espacios en habitaciones.

Los terrenos del castillo se extienden generosamente a lo largo de 66 km cuadrados y contienen 82 edificios fortificados alrededor de un Tenshu-gun, o torre de vigilancia, un último refugio en el corazón del castillo. El Tenshu-gun está además fortificado por una serie de puertas, fosos, murallas y altos muros de piedra.

El castillo está además fortificado por una serie de puertas, fosos, murallas y altos muros de piedra. (toheartheart2/Pixabay)

Un laberinto de caminos y senderos sinuosos conducen al castillo a través de parques y jardines meticulosamente cuidados, para uso público y privado. Cada ruta hacia el castillo ha sido cuidadosamente pensada para maximizar las defensas militares. A veces un camino se estrecha o incluso se vuelve sobre sí mismo, todo para confundir a los intrusos y para que los defensores del castillo detecten fácilmente el peligro. De la misma manera, los caminos sinuosos significaban que los arqueros del castillo podían disparar fácilmente a su enemigo desde las muchas ventanas pequeñas.

Un laberinto de caminos y senderos sinuosos conducen al castillo a través de parques y jardines meticulosamente cuidados. (jackmac34/Pixabay)

Los japoneses creen en vivir en armonía con el mundo natural, y los toques de naturaleza se expresan en toda la arquitectura del castillo. Por ejemplo, algunas de las tejas tienen mariposas del escudo familiar. Y una criatura llamada shachihoko, con la cabeza de un tigre y el cuerpo de una carpa, aparece en los bordes de las esquinas de los tejados, dando a los techos del castillo la silueta distintiva de los japoneses.

Pero la criatura no es simplemente un espectáculo. Según el folclore japonés, el shachihoko convoca a la lluvia y a menudo se encuentra en los edificios para protegerlos del fuego. Una criatura similar, llamada chiwen, se puede encontrar en la arquitectura tradicional china que data de la dinastía Han (202 a.C.-220 d.C.).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

¿Sabía?

Cada año miles de personas se reúnen en Taiwán para inspirar a los perseguidos en China continental

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS