El Centro de Berkeley lucha por sobrevivir y la universidad implementa el aprendizaje a distancia

Por Ilene Leng
02 de Agosto de 2020
Actualizado: 02 de Agosto de 2020

BERKELEY, Calif.—Justo al lado de la Universidad de California, Berkeley, se encuentra el Centro de Berkeley. Alineada con pequeñas tiendas, cafeterías y restaurantes, la Avenida Shattuck normalmente está llena de personas y vehículos; sin embargo, ha estado tranquila desde marzo.

La UC Berkeley ha anunciado que sus sesiones de verano y su semestre de otoño serán de aprendizaje remoto debido a la COVID-19. Con la ausencia de estudiantes en el campus, los negocios del Centro de Berkeley continúan recibiendo menos visitantes de lo normal.

Algunos de estos negocios están temporalmente cerrados y otros luchan por mantenerse abiertos.

“En nuestro almuerzo, solía estar muy ocupado. Antes, solíamos [tener] aquí 10, 12 empleados por turno. Ahora hay 2, 3, y ni siquiera está tan ocupado”, dijo a The Epoch Times Nikita Adhikari, gerente general de Organic Greens Salad & More.

La ubicación del restaurante de ensaladas está justo enfrente del campus y solía servir a muchos estudiantes.

Algunos negocios del Centro de Berkeley están temporalmente cerrados. (Ilene Eng/The Epoch Times)

Según John Caner, CEO de la Asociación del Centro de Berkeley, los estudiantes universitarios y el profesorado representan alrededor del 40-45 por ciento de los negocios del centro en su conjunto cuando la universidad no está abierta.

The Epoch Times se contactó con la ciudad para obtener números oficiales, pero no recibió una respuesta a partir de este artículo.

Caner dijo que pocos negocios están cerrados permanentemente; la mayoría están temporalmente cerrados.

“Pero eso no significa que los estudiantes no regresen. Algunos de ellos volverán y lo harán online en Berkeley, y otros se quedaron en Berkeley; no sabemos cuántos”, dijo Caner a The Epoch Times. “Pero eso definitivamente va a impactar a las empresas”.

Los restaurantes conforman la mayor parte del Centro de Berkeley y son un premio mayor asequible para los estudiantes hambrientos.

Fabrizio Cercatore, fundador de Passione Pizza, informó a The Epoch Times por correo electrónico que los estudiantes representan el 70 por ciento del negocio del restaurante.

“Con el cierre de la universidad y el cierre de todos los negocios que funcionan para la universidad, no hay suficientes personas en el centro de Berkeley en este momento”, escribió Cercatore.

El negocio de Cercatore cerró el 27 de julio y planea reabrir en enero de 2021.

Una estación desinfectante de manos para uso público. (Ilene Eng/The Epoch Times)

De acuerdo con Roscoe Skipper, propietario del restaurante Corso Berkeley, el restaurante cerró el 1 de julio y planea reabrir cuando haya una vacuna.

Sus clientes consistían principalmente en maestros y administración en lugar de estudiantes.

“No podríamos intentarlo sin Cal”, dijo Skipper a The Epoch Times en un correo electrónico.

John Samaras, copropietario de Café Nostos, dijo que su esposa y su amigo lo ayudan a administrar el café. Solo tienen el 30 por ciento de la cantidad de clientes que tenían antes.

Dijo que tiene dos tipos de clientes a diario: los que viven en el vecindario (“esos son los más leales”) y los estudiantes, que representan alrededor del 30-40 por ciento de su negocio.

Su negocio estableció el servicio de comida para llevar cuando empezó la pandemia. No se cerró, y también planea mantenerlo abierto cuando comience el semestre de otoño.

Samaras dijo que pasan mucho tiempo trabajando gratis, pero la gente aprecia que estén abiertos.

“La alternativa es quedarse en casa: cerrar la tienda y quedarse en casa y volverse loco. Así que pensamos en proporcionar este servicio, un sentido de continuidad, normalidad y eso [nos] mantiene ocupados”, dijo Samaras a The Epoch Times.

Dijo que su arrendador no los presiona sobre el alquiler, por lo que solo tienen que preocuparse por los servicios públicos y la compra de alimentos.

Un negocio en el centro de Berkeley. (Daren Chou/The Epoch Times)

Mike, propietario de Royal Ground Coffee, le dijo a The Epoch Times que normalmente están muy ocupados con todo tipo de personas: estudiantes, profesores, turistas y residentes. Ahora la mayoría de sus clientes son residentes locales.

Todavía tienen el mismo número de empleados, pero trabajan durante 8 horas en lugar de las 12 horas habituales.

Dijo que no están ganando dinero y que tienen lo suficiente para pagar a los empleados, el alquiler, los servicios públicos y los impuestos.

“Todos [intentan] sobrevivir, pero ¿cuánto tiempo pueden intentarlo?” dijo.

Dorothée Mitrani, propietaria del restaurante La Note, informó a The Epoch Times por correo electrónico que la educación a distancia ha impactado sus negocios en al menos un 50 por ciento. Su restaurante no cerró, y planean permanecer abiertos cuando comience el semestre de otoño.

La Asociación del Centro de Berkeley lanzó una promoción Dine3Times para ayudar a los restaurantes en dificultades.

Los participantes pueden fotografiar tres recibos de diferentes restaurantes entre el 20 de julio y el 30 de agosto. Luego recibirán un póster y serán inscritos para ganar una comida para dos valorada en USD 50.

En Berkeley, se permitió que las tiendas dentro de centros comerciales reabran en junio, y el 15 de julio se permitieron las comidas al aire libre.

El 21 de julio, la UC Berkeley anunció que comenzará el semestre de otoño con el aprendizaje a distancia, pero se está preparando para usar otros métodos de aprendizaje cuando las condiciones lo permitan.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El PCCh usa red de cuentas falsas en Twitter para desinformar sobre la pandemia

TE RECOMENDAMOS