El CEO de Huawei rompe el silencio para decir que la compañía no espía para China

Por Cathy He - La Gran Época
21 de Enero de 2019 Actualizado: 21 de Enero de 2019

El fundador y CEO de Huawei, Ren Zhengfei, en una rara aparición pública tras el arresto de su hija en Canadá, dijo que su compañía nunca espió para el gobierno chino, reportó el Financial Times.

“Ninguna ley en China exige que una empresa instale puertas traseras obligatorias”, dijo Ren, en sus primeros comentarios públicos en años, durante una entrevista con periodistas en la ciudad china de Shenzhen el 15 de enero. “Huawei, y yo mismo, nunca hemos recibido ninguna solicitud de ningún gobierno para proporcionar información [indebida]”.

Los comentarios públicos de Ren, que normalmente no los hace, llegan cuando el gigante chino de las telecomunicaciones lucha contra varias controversias. Meng Wanzhou, hija de Ren y directora financiera de Huawei, se enfrenta a la extradición a Estados Unidos, donde los fiscales alegan que violó las sanciones estadounidenses contra Irán al engañar a los bancos sobre las operaciones de la empresa en el país de Oriente Medio.

Huawei también fue expulsado de los mercados de varios países por motivos de seguridad, mientras que un empleado fue arrestado el pasado fin de semana por espionaje en Polonia, junto con un ex funcionario de seguridad polaco.

Ren, un ex ingeniero del ejército chino y actual miembro del Partido Comunista, dijo que su compañía “no respondería” a las peticiones del régimen chino de entregar información, reportó el Wall Street Journal.

Ren no proporcionó detalles sobre cómo la compañía resistiría las peticiones del gobierno. Pero bajo las leyes de seguridad nacional de China, todas las compañías que operan en el país asiático están obligadas a conceder a las autoridades el control de sus datos si así se les solicita. El concepto de seguridad nacional de manera extensa es definido para cubrir las amenazas al control autoritario del Partido Comunista Chino, incluyendo las opiniones críticas al Partido.

Huawei, el mayor productor mundial de equipos de telecomunicaciones, fue objeto de un escrutinio minucioso en Occidente por su estrecha relación con el régimen chino y por las acusaciones que sus productos podrían ser utilizados por Beijing para espiar, acusación que rechazó.

La compañía fue efectivamente excluida del mercado estadounidense desde que un informe del Congreso de 2012 hizo sonar la alarma que los productos de la compañía podrían representar una amenaza a la seguridad.

En agosto pasado, Estados Unidos prohibió a las agencias gubernamentales el uso o la compra de equipos de Huawei y a la otra compañía china ZTE. El presidente Donald Trump está considerando una orden ejecutiva que también prohibiría a las empresas estadounidenses hacerlo.

En un artículo de noviembre, el medio de comunicación The Australian mecionó informes secretos de inteligencia australiana que confirmaban que Huawei había entregado contraseñas y detalles de acceso a los servicios de inteligencia de China para permitirles el acceso a una “red extranjera”, aunque no era la australiana, dijo una fuente.

El año pasado, Australia y Nueva Zelanda prohibieron a Huawei proporcionar tecnología para sus redes 5G, alegando riesgos de seguridad. Japón también prohibió a sus agencias gubernamentales la compra de tecnología Huawei.

En el Reino Unido, la mayor empresa de telecomunicaciones del país, BT, dijo en diciembre de 2018 que no utilizaría Huawei para desarrollar su red 5G, y que también eliminaría los equipos Huawei del núcleo de sus redes 3G y 4G existentes. El Canadá también está examinando actualmente si el equipo de la empresa representa un riesgo para la seguridad nacional.

Más recientemente, el 13 de enero Polonia dijo que podría considerar prohibir el uso de productos Huawei por parte de organismos públicos, después del arresto del funcionario Huawei chino.

 

 

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS