El “Coywolf” o “coyote del este” cruce de coyote, lobo y perro: La evolución del cánido más inteligente

07 de Enero de 2016 Actualizado: 07 de Enero de 2016

Aunque era conocido desde años, los más recientes estudios del material genético del “coywolf”, una variedad de canes exclusiva de Norteamérica, muestran que los científicos tienen a la vista una clara prueba del desarrollo de la inteligencia animal y de las formas de procreación urgentes, en respuesta a una crisis demográfica desesperada.

El “coywolf”, también llamado “coyote del este”, fue en principio una consecuencia de la expansión humana en Norteamérica: los lobos de la zona fronteriza entre Canadá y Estados Unidos, fueron diezmados a tal punto, que sin posibilidad reproductiva a la vista, comenzaron a aparearse con coyotes.

Pero la presencia humana impuso también un tercer protagonista: los perros, que llegados con el avance de la civilización, muchas veces fueron parte de una conjunción que terminó derivando en el “coywolf”. Este mestizaje animal, es considerado el más fuerte de las tres variedades de cánidos participantes, a tal punto que su proliferación lo ha llevado a tener millones de ejemplares silvestres en la actual Norteamérica.

Una evolución ante los ojos de la ciencia

Estudios de la Universidad de Pepperdine, en California, han mostrado que el material genético dominante en la variedad, sigue siendo el coyote, mientras que el lobo primigenio queda alrededor de la cuarta parte del total cromosomático, en tanto de los perros domésticos hay un 10% aproximadamente.

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

TE PUEDE INTERESAR: Falun Gong: popular y serena meditación

Los coywolves presentan características de conducta sumamente interesantes: a diferencia de los coyotes no teman a los humanos tanto como para ocultarse, y pueden ser fieros depredadores o carroñeros, según la oportunidad.

Con sus casi 24 kilos de peso en promedio, son sumamente astutos, se muestran aptos para sobrevivir en entornos citadinos, y tienen conductas que los convierten en más inteligentes que todos sus parientes cánidos a la hora de cazar presas.

“El coywolf es tan inteligente como para mirar a los dos lados de la carretera antes de cruzar”, afirma la publicación Muy Interesante, que dedica un artículo a la variedad en cuestión.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS