Despido de regulador de seguros chino prevé una mayor limpieza financiera

25 de Abril de 2017 Actualizado: 25 de Abril de 2017

El poderoso sector financiero de China ha sido oficialmente puesto sobre aviso.

Xiang Junbo, presidente de la Comisión Reguladora de Seguros de China (CRSC), fue investigado por “graves violaciones disciplinarias” la semana pasada, según el principal órgano anticorrupción del Partido Comunista Chino (PCCh).

Hasta el momento, Xiang es el cuadro de mayor rango de la industria financiera atrapado en la campaña anti-corrupción del líder chino Xi Jinping.

La investigación en Xiang podría abrir las compuertas en investigaciones futuras de la industria financiera china. Fuentes cercanas a Zhongnanhai -el cuartel general del PCCh y el Consejo de Estado- dijeron a La Gran Época que Xi apunta a la corrupción dentro del sector financiero en 2017 y Xiang es el primer “tigre” capturado en el esfuerzo.

Fuentes sugirieron que los delitos de Xiang son “muy graves” y se relacionan con las compras frenéticas de activos de la industria en los últimos años que exacerbaron la volatilidad del mercado de valores. La investigación también podría conducir a la corrupción implicando a los altos funcionarios de otros organismos reguladores financieros, como la Comisión Reguladora Bancaria de China y la Comisión Reguladora de Valores de China.

Xiang, de 60 años, tiene amplias conexiones y experiencia en el sector financiero de China. Antes de su nombramiento en el CRSC, Xiang fue presidente del Banco Agrícola de China, uno de los “cuatro grandes” bancos comerciales estatales de China. Antes de eso, Xiang era vicegobernador del Banco Popular de China, el banco central del país. Trabajó en la Comisión de Auditoría a principios de su carrera.

El despido de Xiang ha sorprendido a muchos en el sector financiero chino. Fue uno de los principales funcionarios de finanzas de China y miembro del Comité Central del PCCh. Su comisión supervisó a una industria de seguros con un peso creciente y una inclinación por adquisiciones de activos en el extranjero.

El primer ministro chino, Li Keqiang, se ha esforzado en reformar el sector financiero en los últimos meses. En un discurso pronunciado el 21 de marzo, Li instó a las autoridades a tomar medidas poderosas para prevenir la corrupción en el sector financiero, que es vulnerable al advenimiento de bancos paralelos, malos activos y financiamiento ilegal en Internet, según medios controlados por el estado.

Testimonio del inversionista multimillonario

La captura de Xiang probablemente fue precipitada por la reciente desaparición del miembro del Partido Xiao Jianhua, un multimillonario inversionista chino que reside en Hong Kong.

Xiao desapareció de su residencia en el Hotel Four Seasons de Hong Kong a finales de enero y fue llevado a Beijing para ser interrogado. Su testimonio podría haber servido como una de las migas de pan que condujeron a la investigación de Xiang.

La fuente de Zhongnanhai dijo a La Gran Época que Xiao proporcionó información sobre un número de funcionarios de alto nivel con lealtades a la “facción de Jiang”.

Jiang Zemin fue jefe del PCCh por más de doce años (1989-2002) y siguió dominando el Partido a través de una red de compinches por otros 10 años (2002-2012). Desde que tomó el poder, Xi ha librado una batalla para desarraigar la influencia de Jiang y su facción.

Xiao es una de las personas más ricas de China, con grandes inversiones en varios sectores, incluyendo banca, propiedad, tecnología de la información y minerales de tierras raras. Poseía uno 5,8 mil millones dólares hasta el 2016, según el informe de Hurun.

No está claro dónde está Xiao políticamente en la división actual entre Xi y la facción de Jiang, aunque parece haber establecido conexiones con ambos. En 2006, Xiao ayudó a Zeng Wei, hijo del ex vicepresidente del partido, Zeng Qinghong, a privatizar la compañía estatal de electricidad Shandong Luneng a través de una serie de compañías de depósito propiedad de Xiao. Qinghong fue un alto funcionario del PCCh durante los regímenes de Jiang Zemin y Hu Jintao.

Y en 2012, una entidad propiedad de Xiao adquirió acciones por un valor de al menos US$ 2,4 millones de Qi Qiaoqiao y Deng Jiagui, respectivamente hermana y cuñado de Xi Jinping.

Las aseguradoras se volvieron deshonestas

La industria de seguros de China acumuló inmenso poder y controversia durante la supervisión de Xiang en los últimos seis años.

De 2012 a 2016, el sector de seguros de China creció un 14,3 por ciento en general, y el seguro de no vida creció 16,5 por ciento en volumen de primas, según datos de Munich Re. El año pasado, China superó a Japón convirtiéndose en el segundo mayor mercado de seguros del mundo por primas.

Bajo la dirección del CRSC dirigido por Xiang, el sector de los seguros se ha convertido en una guarida de tiburones corporativos.

Las aseguradoras tradicionales son bastiones del conservadurismo, que mantienen activos estables como títulos públicos y bonos corporativos. Las aseguradoras por naturaleza deben considerar la preservación del capital de sus clientes como primordial.

Pero en China no sucede eso. Detectando oportunidades en un ambiente de baja tasa de interés, en los últimos años las aseguradoras chinas se expandieron fuera de las actividades tradicionales de seguros mediante la emisión de productos de gestión de la riqueza denominados políticas de vida universal. Estos productos, que ofrecen altas tasas de interés y son un híbrido entre un bono y una póliza de seguro de vida, han sido populares entre los consumidores insatisfechos con las tasas de depósito bancario de alrededor del uno por ciento.

Sofocadas de dinero pero montadas por las promesas de pagar altos rendimientos, las compañías de seguros chinas vertieron dinero en activos riesgosos y volátiles que no suelen asociarse con las aseguradoras. Estas firmas tomaron grandes posiciones en las compañías públicas chinas y cotizaron activos en el extranjero, incluyendo empresas extranjeras y bienes raíces.

Evergrande Life -una unidad de la inmobiliaria China Evergrande Group- vio aumentar sus primas más de 40 veces en 2016.

Evergrande y Foresea Life -una unidad del Grupo Baoneng- han utilizado sus ingresos de las políticas de vida universal para acumular una gran participación en el promotor inmobiliario chino Vanke durante el último año. Una disputa pública y prolongada para arrebatar el control de Vanke del fundador y CEO Wang Shi siguió, creando una tormenta de fuego del mercado que finalmente fue disipada después de que Beijing interviniera a finales del año pasado.

La incursión en Vanke estaba lejos de ser el único caso de acumulación agresiva de activos por parte de las aseguradoras, pero su naturaleza virulenta-Baoneng y Vanke se involucraron en una guerra pública de palabras- creó los dolores de cabeza más severos para Beijing.

Como industria, los seguros también han sido un importante vehículo para canalizar el dinero en el extranjero en forma de adquisiciones extranjeras, a veces en oposición a la postura oficial de Beijing para detener la salida de yuanes.

Anbang Life estaba en la vanguardia de tales compras y fue noticia en 2015 por comprar el hotel Waldorf Astoria de Nueva York por casi 2 mil millones de dólares. En 2016, Anbang compró Strategic Hotels & Resorts de Blackstone Group por 6.500 millones de dólares. La mayor táctica de la compañía fue una oferta fallida de 14.000 millones de dólares para adquirir Starwood Hotels & Resorts Worldwide.

Durante años, las estrategias indiferentes de inversión de los aseguradores tuvieron la bendición implícita del CRSC. Después de que Xiang tomó las riendas del regulador, respaldó un uso más flexible de las primas de seguros e insistió en “dar a la innovación la mayor libertad” dentro de la industria, según South China Morning Post.

La contribución de la industria de seguros a los giros recientes del mercado bursátil (a través de compras de acciones) y a la presión a la baja de la moneda china del yuan (a través de compras de activos extranjeros) podría ser factores en la caída de Xiang. Pero las acusaciones contra Xiang pueden ir más allá de la industria de seguros, dado sus paradas anteriores en el Banco Agrícola de China y el Banco Popular de China.

Xiang no había sido visto en público durante varias semanas antes de febrero, provocando rumores sobre un posible arresto. Reapareció el 22 de febrero en una conferencia de prensa, en la que criticó a la industria de seguros por sus recientes actividades. Xiang afirmó que el CRSC “castigará a los altos ejecutivos y revocará sus licencias, y definitivamente no permitirá que la industria de seguros se convierta en un club real”.

El CRSC ha intensificado sus esfuerzos para frenar las actividades de las aseguradoras en los últimos meses. Un anuncio a mediados de diciembre redujo los índices de capital que se mantendrán en las aseguradoras y les prohibió usar depósitos de seguros para financiar compras de acciones. A finales de febrero, el CRSC ya había rechazado cuatro solicitudes de licencia, igualando el total para todo 2016.

Pero para Xiang, quizá fue demasiado tarde.

TE RECOMENDAMOS