El discurso del PCCh no representa al pueblo chino y es repetido por Biden: general Robert Spalding

Por SAMUEL ALLEGRI
22 de Febrero de 2021
Actualizado: 24 de Febrero de 2021

El Partido Comunista Chino (PCCh) maneja el discurso de que representa al pueblo de China y a la nación, pero en realidad, solo funciona para unos pocos líderes dentro del régimen, dijo el general Spalding, un exestratega senior del Consejo de Seguridad Nacional de la Administración Trump, y general de Brigada Aérea retirado.

Spalding dio su visión sobre las operaciones y la influencia del PCCh en una entrevista con “Focus Talk” de NTD.

Spalding es también un destacado experto en China y autor de “Stealth War: How China Took Over While America’s Elite Slept”.

El experto en China dijo en la entrevista que el presidente Joe Biden reprodujo el discurso del PCCh en un reciente foro ciudadano con la CNN.

También mencionó que bajo la Administración de Trump, los estadounidenses pudieron ver lo que realmente era el PCCh, y la gente de ambos lados ha despertado.

trump
El presidente Donald Trump regresa a la Casa Blanca en Washington el 25 de marzo de 2018. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

“El presidente Biden estaba repitiendo esencialmente el discurso que el Partido Comunista Chino ha creado sobre China. Y este es: lo que el Partido Comunista Chino dice sobre China es realmente la realidad, cuando en verdad, han creado este discurso para conseguir o para, para conseguir básicamente sus propios fines”, dijo Spalding en relación con el polémico discurso sobre las “normas culturales” chinas aplicadas a los campos de concentración uigures.

La presentadora de NTD comenzó preguntándole sobre su comprensión de las transgresiones cada vez más evidentes del PCCh.

“Es muy interesante porque viví en China de 2002 a 2004. No sabía nada del gobierno ni del partido. Conocí a la gente, viajé por el país, hablé el idioma. Fue una experiencia realmente maravillosa”, dijo Spalding.

Quería volver y no se había dado cuenta en su visita de lo que era el PCCh hasta que se involucró en la seguridad nacional de Estados Unidos.

“No fue hasta más tarde, cuando me involucré en la política exterior de China y en la política de seguridad nacional, que empecé a entender lo que era el gobierno, y más particularmente lo que era el Partido Comunista Chino”, dijo.

“Y fue entonces, alrededor de 2014, cuando estaba en el Pentágono asesorando al presidente del Estado Mayor Conjunto sobre China, cuando empecé a cambiar mi opinión con respecto a China”.

Spalding señaló que China había cambiado mucho desde su primera visita en comparación con 2016, cuando volvió a visitar el país. A principios de la década de 2000, China era mucho más abierta cuando acababa de entrar en la OMC (Organización Mundial del Comercio).

“Por supuesto, las cosas que el Partido Comunista Chino hace al pueblo están realmente ocultas a la vista de los forasteros. Pero cuando volví en 2016, era un país fundamentalmente diferente, mucho más estricto en cuanto a la represión del gobierno. La gente no parecía tan entusiasmada o feliz”, dijo Spalding.

“Incluso tenían guardias en el metro con armas automáticas, lo que realmente me pareció extraño”.

La segunda vez que Spalding visitó China, quedó impresionado por la vigilancia digital que “no era solo en términos de las cámaras alrededor de Beijing, sino también en términos de cómo usan los teléfonos inteligentes para todo y cómo los datos dentro de esos teléfonos inteligentes fueron accedidos por el gobierno”.

La presentadora preguntó a Spalding si notó algún cambio en China en el momento de la publicación de su libro “Stealth War” a finales de 2019.

“Parecía que la Administración Trump estaba empezando a crear desafíos para el Partido Comunista Chino en términos de su influencia sobre el pueblo estadounidense”, declaró Spalding.

Explicó además cómo el virus del PCCh, que causa la enfermedad COVID-19, en realidad le dio a China una ventaja para revertir la confrontación de la Administración Trump en varias áreas, en particular, el campo médico.

“Pero desde el coronavirus, se ha visto un revés en eso. Y creo que el Partido Comunista Chino realmente ha acelerado su capacidad de influir en las sociedades a través de, de todas las cosas, la profesión médica. Así que me sorprendió la influencia del Partido Comunista Chino en instituciones médicas como la Organización Mundial de la Salud, y nuestro propio Centro de Control de Enfermedades, y la industria farmacéutica. Así que realmente me sorprendió cómo fueron capaces de cambiar e influir realmente en la política con respecto al coronavirus en todo el mundo. A pesar de que en Taiwán tenían un enfoque completamente diferente del virus, y ninguna sociedad libre, incluso teniendo en cuenta que Taiwán es una democracia, los siguió”.

Epoch Times Photo
El laboratorio P4 (I) en el campus del Instituto de Virología de Wuhan en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 27 de mayo de 2020. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

La presentadora preguntó entonces por las razones que permiten al PCCh ser capaz de infiltrarse tan profundamente en Estados Unidos.

“Bueno, es realmente bueno, ya sabes, entender cómo interactúan los humanos, eso realmente nos ayuda a entender el poder del Partido Comunista Chino. Los humanos responden a la codicia y al miedo. Y el Partido Comunista Chino utiliza ambos lo utilizan para influir en nuestras decisiones. Y de hecho, utilizan la codicia para influir en casi todas las instituciones de Occidente, ya sean nuestras instituciones domésticas como el mundo académico, como el sistema político, como nuestras empresas corporativas, como nuestras empresas financieras, o a nivel internacional, como las Naciones Unidas de la Organización Mundial del Comercio o la Organización Mundial de la Salud”, dijo Spalding.

“La forma en que lo hacen es proporcionando algún tipo de incentivo financiero o trato que atraiga a las élites de esas instituciones en formas que a veces son muy imperceptibles. Puede ser un miembro de la familia, puede ser a través de una inversión. Ocurre de muchas maneras. Hay chanchullos, hay directamente sobornos, pero en su mayor parte, es el Partido Comunista Chino el que encuentra formas de ayudar a enriquecer a las élites y a las sociedades libres, [y eso es] lo que realmente provoca la lealtad de ellos [hacia el PCCh]”, dijo.

Then U.S. Vice President Joe Biden (R) and Chinese Vice President Xi Jinping
El vicepresidente estadounidense Joe Biden (R) y el vicelíder chino Xi Jinping hablan durante una reunión bilateral ampliada con otros funcionarios estadounidenses y chinos en la Sala Roosevelt de la Casa Blanca en Washington el 14 de febrero de 2012. (Chip Somodevilla/Getty Images)

El general Spalding concluyó diciendo que si los estadounidenses son capaces de progresar a través de la búsqueda de la reforma política comenzando en el nivel de base y luego pasando a los niveles estatales y federales —si las reformas pueden tener éxito— crearían desafíos a la idea de que el modelo chino es adecuado para imitar, y Estados Unidos se convertiría en un faro para el mundo sobre qué sistema de gobierno sería apropiado.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS