El ejército de EE.UU. se prepara para un posible conflicto terrestre a nivel global contra China

Por ARTHUR ZHANG
14 de Abril de 2021
Actualizado: 14 de Abril de 2021

Las suposiciones clásicas en torno a una posible guerra entre Estados Unidos y China se centran en las batallas navales regionales en el Estrecho de Taiwán o en el Mar de China Meridional, pero Richard Coffman, General de División del Ejército de EE.UU., declaró recientemente que los estadounidenses se están preparando para un conflicto terrestre mundial contra el Ejército Popular de Liberación (EPL).

El desarrollo del Vehículo de Combate de Nueva Generación (NGCV), bajo su dirección, es una de las tecnologías y equipos que se están preparando para dicho conflicto.

El general chino Xu Qiliang, vicepresidente de la Comisión Militar Central del Partido Comunista y segundo en el mando, detrás de Xi Jinping, pidió a principios de marzo que se aumentara el gasto militar, en parte porque consideraba que un conflicto militar entre la República Popular China (RPC) y Estados Unidos era inevitable. El pronunciamiento de Xu fue el primero de este tipo hecho públicamente desde el más alto nivel del EPL.

Unos días después, el 10 de marzo y el 15 de marzo, Coffman se refirió a la declaración de Xu en una conversación virtual con el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) de EE.UU. y con el Centro de Evaluaciones Estratégicas y Presupuestarias (CSBA), respectivamente. Comentó: “Cualquiera que vaya a la guerra con Estados Unidos sería un insensato, pero… tenemos que estar preparados, no importa dónde ni cuándo”.

El régimen chino es la amenaza de Estados Unidos

Coffman dijo que hay “muchos actores malignos” en el mundo, y la China comunista es uno de ellos, pero a diferencia de los otros, la República Popular China es la mayor amenaza para Estados Unidos. Explicó: “Están utilizando todo su gobierno, las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 [días], en asuntos diplomáticos, de información, militares y económicos [para competir y debilitar a EE.UU.]”.

Según Coffman, Estados Unidos sólo tiene dos opciones frente a la competencia militar de la China comunista: disuadir o incitar al conflicto. “Estados Unidos está enfocado en la disuasión [porque] no queremos ir a la guerra”. Para evitar una mala interpretación, Coffman explicó que una vez que Beijing crea que Estados Unidos ha hecho concesiones o no está preparado para la guerra, provocará más, o incluso iniciará la guerra. Por eso, EE.UU. debe estar siempre preparado para una guerra global con China, con fuerza absoluta para frenar el impulso bélico de la otra parte.

Coffman cree que, si surge un conflicto militar entre Estados Unidos y China, Beijing no limitaría el conflicto al Mar de China Meridional o al Estrecho de Taiwán. “Cada escenario, ya sea que comience allí o en otro lugar, se globalizará rápidamente, más rápido que un incendio forestal”. Coffman advirtió que el conflicto pronto podría expandirse de la noche a la mañana al Ártico o a África. “Esta es una situación global con la que estaríamos lidiando”, advirtió. “Es miope cualquier creencia de que China se auto-limitaría en un conflicto”.

Centrarse en las capacidades, no en las probabilidades

Si bien la probabilidad de guerra es el tema más candente, Coffman enfatizó que lo suyo es el tema de las capacidades militares. “[El Ejército de Estados Unidos] es un ejército global. Tenemos que estar preparados para luchar en cualquier parte del mundo. China es nuestra amenaza actual y vamos a aportar velocidad, alcance y decisión para que podamos tener el dominio de las decisiones en cualquier parte del mundo y salir victoriosos”.

Algunos están acostumbrados a pensar en el área de operaciones del Comando Indo-Pacífico de EE.UU. como un escenario principalmente marítimo, pero Coffman argumenta que “la infantería es un orgulloso socio de la fuerza conjunta” y “el único componente que será decisivo… para despejar, tomar y mantener el terreno”.

Un vehículo de combate robótico de la flota del Proyecto Origen se prepara para una carrera de práctica, en el Campo de Pruebas de Yuma, Arizona (Crédito: U.S. Army/Spc. Carlos Cuebas Fantauzzi)

La cantidad de fuerzas terrestres y tanques del EPL también requiere que el Ejército de EE.UU. esté bien preparado para luchar en tierra. Según Coffman, China tiene aproximadamente 7000 tanques y 3000 vehículos de combate de infantería, para un total de 10,000 vehículos de combate blindados. “Tenemos que estar allí con blindados para evitar que los chinos se pongan en una posición de relativa ventaja”.

Coffman también enfatizó el valor de las operaciones conjuntas para un desempeño óptimo, ya sea dentro del ejército, entre los servicios o en la aplicación de tecnologías y armas.

Coffman es el director del Equipo Transfuncional de Vehículos de Combate de Próxima Generación del Mando del Ejército. “Los NGCV; los grandes y resistentes robots; la potencia de fuego protegida móvil y los vehículos polivalentes blindados son los principales focos de atención para el futuro de la fuerza de combate”, tuiteó el 16 de marzo.

La capacidad de supervivencia, la movilidad, la letalidad y el volumen de fuego son características clave de los vehículos recientemente desarrollados. “La supervivencia es lo número uno para mí”, enfatizó Coffman. Los soldados estadounidenses siempre están listos para ser llamados por la nación, y los líderes se aseguran de que estén equipados con los dispositivos más avanzados para ganar y estar seguros. “En mi jerarquía, los vehículos vienen realmente después de la persona. Todo gira en torno al soldado”, dijo Coffman al intervenir en la Conferencia Internacional de Vehículos Blindados en 2020.

La mayor fortaleza de las fuerzas armadas de EE.UU.

El EPL también está trabajando horas extras para modernizar su tecnología y su ejército, una de cuyas características es seguir paso a paso la tecnología del ejército de EE.UU., utilizando varios medios como el espionaje y el robo de propiedad intelectual. “El número de veces que China y otros países han robado y copiado nuestras propiedades intelectuales es significativo”, dijo Coffman.

Dijo que cree que debido a que el ejército de Estados Unidos es más avanzado tecnológicamente el EPL solo puede imitarlo, sin embargo, hay un factor decisivo que el EPL no puede aprender ni robar. Señaló que lo que el EPL “nunca tendrá es la profesionalidad de las mujeres y hombres de nuestras fuerzas armadas en la capacidad de luchar como fuerza conjunta y como equipo de armas combinadas para maniobrar. Esa es nuestra ventaja, que combinada con nuestros esfuerzos de modernización es lo que nos convierte en los mejores militares del mundo”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS