El embajador chino en el Reino Unido afirma que China no tiene prisioneros políticos

Por Nicole Hao
05 de Diciembre de 2019 Actualizado: 05 de Diciembre de 2019

El embajador de China en Londres, Liu Xiaoming, dijo recientemente en una entrevista con la BBC que el país no tiene prisioneros políticos.

Mientras tanto, el preso político Lu Yuyu envió un mensaje de socorro desde una prisión de la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, pidiendo ayuda mientras su salud se deteriora.

Negaciones del embajador

Liu Xiaoming, embajador de China en el Reino Unido, dijo el 28 de noviembre en el programa de entrevistas de la BBC “HARDtalk” que “No tenemos miedo de ningún opositor“.

Cuando el anfitrión de Hardtalk, Stephen Sackur, preguntó cuántos presos políticos estaban detenidos en China, Liu dijo: “No hay prisioneros políticos en China”.

Después que Sackur expresase su incredulidad, Liu dijo: “A la gente se la pone tras las rejas porque han violado la ley en China”. A lo que Sackur contestó: “Pero sus leyes [de China] excluyen la oposición política genuina… Si la gente disiente de la línea del partido, muy pronto se encontrarán contraviniendo sus leyes”.

Liu negó todos estos hechos.

Cuando Sackur planteó la cuestión de que el régimen chino creaba una sociedad de vigilancia en la China continental, “en la que se vigilan todos los pensamientos y todos los movimientos de su población”. Liu eludió el tema y afirmó que todo el pueblo chino es feliz, y que China tiene una democracia con “características chinas”.

Liu negó entonces la existencia de documentos recientemente filtrados sobre las políticas represivas del PCCh en Xinjiang, llamándolos “noticias falsas”. Cuando Sackur respondió “El hecho de que los llames noticias falsas no significa que sean falsas”, Liu dijo que Sackur no había estado en Xinjiang antes y que no conocía la situación.

El gobierno de Estados Unidos y grupos de derechos humanos estiman que más de un millón de musulmanes uigures están detenidos en campos de concentración en Xinjiang. El régimen califica estas instalaciones de “centros de formación profesional” y ha utilizado el pretexto de combatir el “extremismo” para justificar su represión contra los uigures y otras minorías musulmanas de la región.

Liu incluso criticó al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, por hablar en nombre de los detenidos uigures que “sufren un lavado de cerebro las 24 horas del día”.

“No creo en Michael Pence. Es un destrozador de China. Lo llaman vicepresidente, pero creo que es un guerrero de la Guerra Fría contra China”, dijo Liu.

Bajo el gobierno del Partido Comunista Chino (PCCh), el gobierno ha detenido a oleadas de presos políticos. Los casos más destacados de los últimos años fueron los del “Incidente 709”.

El 9 de julio de 2015, las autoridades chinas lanzaron una campaña de represión a nivel nacional contra los abogados y activistas de derechos humanos. Conocido coloquialmente como el “Incidente 709”, en el que cientos de personas fueron arrestadas y detenidas, entre ellas abogados prominentes como Wang Quanzhang, Wang Yu, Xie Yanyi y Li Heping.

Wang Quanzhang y varios otros siguen detenidos en prisión.

El destacado abogado de derechos humanos Gao Zhisheng fue detenido y torturado por el régimen chino desde 2006 como resultado de su trabajo en defensa de opositores y grupos reprimidos perseguidos por el régimen. Gao fue puesto en libertad en 2014, después fue puesto bajo arresto domiciliario hasta agosto de 2017, cuando volvió a desaparecer. Su familia cree que ha sido detenido en secreto por el régimen.

Lu Yuyu

Lu Yuyu, fundador de un medio de comunicación “Not A News”, llamó recientemente a su amigo desde la prisión de Dalí y le dijo que sufría de depresión. Sin embargo, las autoridades penitenciarias no le concedieron una visita al médico ni le permitieron realizar ninguna actividad física que pudiera aliviar sus síntomas.

Civil Rights & Livelihood Watch, un grupo de derechos que se centra en los disidentes chinos, dio a conocer la noticia sobre Lu el 28 de noviembre.

El informe dice que Lu esperaba que un abogado le ayudara a obtener tratamiento. Uno de los amigos de Lu dijo que debe estar en mal estado, de lo contrario no pediría ayuda.

Lu, de 42 años, es de la ciudad de Zunyi, provincia de Guizhou.

Como periodista ciudadano, Lu fue detenido en octubre de 2011 después de haber informado sobre el abogado invidente de derechos humanos Chen Guangcheng. Desde entonces, Lu comenzó a informar sobre los acontecimientos relacionados con los derechos humanos en China y fue detenido dos veces en 2012.

En 2013, Lu y su novia Li Tingyu fundaron “Not A News”. En ese momento, Li era una estudiante de 22 años que se vio obligada a abandonar la Universidad Sun Yat-sen después de meterse en problemas por publicar artículos políticos. Lu y Li recogieron información sobre las protestas que estallaron en toda China y las publicaron en Twitter y en un blog de Google llamado “Wickeddonnaa”, ya que no tenían su propio sitio web.

Para eludir la vigilancia de las autoridades chinas, Lu y Li se trasladaron de Shanghai a Fuzhou, Guangzhou y, finalmente, a la sudoccidental ciudad china de Dalí. Registraron 28,950 protestas en 2015.

Lu y Li fueron detenidos en junio de 2016 y acusados de “buscar riñas y provocar problemas”. Lu fue sentenciado a cuatro años de prisión. Li fue liberada en abril de 2017 y desde entonces se ha negado a hablar con los medios de comunicación.

***

Descubre a continuación

Monje tibetano sufre las formas más brutales de tortura a manos del régimen chino. Esta es su conmovedora respuesta

TE RECOMENDAMOS