El escándalo y la estricta censura impactan la industria cinematográfica y televisiva china

Por Olivia Li
20 de Diciembre de 2019
Actualizado: 20 de Diciembre de 2019

Una fuente de la industria televisiva china de apellido Jiang le dijo a Radio Free Asia el 16 de diciembre que el escándalo de Fan Bingbing tuvo un gran impacto en las personas que trabajan en el sector.

Fan, una de las actrices mejor pagadas de China, desapareció repentinamente de la vista del público a mediados de 2018 mientras era acusada de evasión de impuestos. Más tarde se informó que las autoridades chinas la detuvieron e investigaron en un lugar secreto. Fan finalmente ofreció una disculpa pública y aceptó pagar multas e impuestos por un total de alrededor de 130 millones de dólares.

“Muchos en la industria [televisiva] están buscando cambiar de carrera. Hay dos razones. La primera es la represión del flujo de capital y el lavado de dinero en la industria del entretenimiento después del escándalo del Fan Bingbing. En la actualidad, hay menos gente dispuesta a invertir en la realización de películas”, dijo Jiang.

“La segunda es la reciente y dura censura de las películas y los dramas televisivos. Como se puede ver, la mayoría de los dramas que se presentan en la televisión en horario de máxima audiencia son dramas rojos donde la gente alaba al ejército de liberación”, explicó.

Cuando una popular estrella de cine china se lamentó en una entrevista televisiva en agosto que no se le había ofrecido ningún papel durante ocho meses, el público se dio cuenta repente muchos de sus ídolos cinematográficos estaban en la misma situación y no les habían ofrecido ningún papel en las películas recién estrenadas.

Según datos públicos, de los 9481 actores y actrices en China continental, Hong Kong, Macao y Taiwán, cerca del 65% no actuó en ninguna película o drama televisivo que se estrenaron este año.

Los datos generales de producción de drama revelaron el mismo patrón. Las cifras de la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión de China indicaron que en los primeros tres trimestres de 2019, el número de dramas televisivos en producción disminuyó un 27% en comparación con el mismo período del año pasado.

Además, desaparecieron más de 3228 empresas de cine y la televisión o industrias afines, en comparación con las 1946 en 2018. Sus estados actuales se muestran como cancelados, revocados, liquidados o suspendidos.

Jiang también reveló que en este momento en Hengdian, incluso las tiendas que alquilan equipos para hacer películas están perdiendo dinero, pero luchan y aguantan con la esperanza de que las cosas mejoren en el futuro.

 

TE RECOMENDAMOS