El fabricante chino de chips SMIC niega vínculos con ejército chino a pesar de recibir un premio militar

Por Simin Chen
11 de Septiembre de 2020
Actualizado: 11 de Septiembre de 2020

Análisis de noticia

A principios de este año, varias empresas de EE. UU. de equipos de semiconductores informaron a sus clientes chinos que los equipos que estas empresas chinas les compraron no podían utilizarse con fines militares, según las nuevas reglas emitidas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Sin embargo, en un intento de eludir las reglas estadounidenses, algunas de estas empresas chinas ahora afirman falsamente que no se dedican a la producción para uso militar.

El fabricante de chips líder de China SMIC (Semiconductor Manufacturing International Corp.) ha declarado varias veces recientemente que no se dedica a fabricar productos para el ejército. Sin embargo, la compañía cuenta con el apoyo total del régimen comunista chino, entre ellos el Fondo de Inversión de la Industria de Circuitos Integrados de China (CICIIF), de propiedad estatal. Cabe destacar que SMIC recibió el máximo reconocimiento del régimen por fabricar un chip para uso militar.

SMIC, con sede en Shanghai, es un fabricante de semiconductores respaldado por el régimen. La compañía crea chips semiconductores, que se utilizan en todo, desde computadoras y celulares hasta misiles y aviones de combate.

China, que depende en gran medida de las importaciones extranjeras de semiconductores, se ha propuesto producir en el país el 70 por ciento de sus necesidades de semiconductores para 2025, en el marco de su ambiciosa política industrial “Made in China 2025″.

En una reunión de informes financieros y de desempeño celebrada a mediados de mayo de este año, el director ejecutivo de SMIC, Zhao Haijun, dijo: “Hemos mantenido buenas comunicaciones con nuestros proveedores y el Departamento de Comercio de EE. UU.; hemos cumplido con las reglas y nos ajuntamos plenamente. Prometimos no involucrarnos en negocios militares desde el principio, y hemos cumplido esta promesa”.

Vínculos militares

Sin embargo, en septiembre de 2017, se develó un chip de conmutación de red, KD5660, en la tercera Exposición de equipos de alta tecnología de desarrollo de integración militar-civil celebrada en Beijing como el único producto de chip desarrollado de forma independiente por ingenieros chinos.

Según los medios estatales chinos, el chip fue diseñado por Beijing Dongtu Junyue Technology Co., fabricado por SMIC, y empaquetado y probado por Nantong Fujitsu Microelectronics Co. El chip fue calificado como “A-level” por el Departamento de Desarrollo de Equipos de la Comisión Militar Central de China—la calificación más alta para dispositivos de alta tecnología autónomos y controlables.

Los organizadores principales de esta exposición anual de productos militares a nivel nacional fueron el Departamento de Desarrollo de Equipos de la Comisión Militar Central y la Oficina de la Comisión Central para el Desarrollo Militar y Civil Integrado.

Los informes públicos publicados en 2018 mostraron que el conmutador de red equipado con KD5660 pasó la prueba de los laboratorios de tecnología de telecomunicaciones de China, un laboratorio de telecomunicaciones bajo la jurisdicción del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, y se incluyó en la lista de adquisiciones del Departamento de Desarrollo de Equipo Militar. En otras palabras, SMIC fabrica el KD5660, utilizando su tecnología de proceso de 40 nm, y se utiliza como chip central en un interruptor militar.

La empresa que diseñó el KD5660 es Beijing Dongtu Junyue. Según su sitio web, la empresa se centra en la industria militar y de defensa nacional, y está comprometida con la investigación innovadora de tecnología y equipos de redes de información militar. También proporciona al ejército chino redes de comunicación integradas que son desarrolladas únicamente por investigadores chinos. Por ejemplo, en 2016, Wang Xiaojun, el entonces gerente general de Dongtu Junyue, dijo a la prensa que se había utilizado un equipo de transporte de paquetes de uso militar diseñado por la compañía en proyectos clave de buques navales.

Según información pública, la empresa matriz de Dongtu Junyue es Dongtu Technology, ambas subsidiarias y sucursales de Dongtu Group, una importante empresa relacionada con el ejército. Dongtu Technology también cotiza en acciones A en el Mercado de Empresas en Crecimiento (GEM) de la bolsa de valores de Shenzhen. Actualmente, su mayor accionista es Beijing Daxing Investment Group, una empresa de propiedad totalmente estatal establecida por el Comité del Partido y el Gobierno del Distrito de Beijing, Daxing.

Dongtu Technology y su subsidiaria de propiedad absoluta Dongtu Junyue, son bien conocidas en la industria de los chips por su investigación y desarrollo de chips que se enfocan tanto en campos industriales como militares, y tienen varios clientes militares, que representan una amplia gama de fuerzas militares. Es difícil creer que SMIC ignore la participación de Dongtu en aplicaciones militares.

En la actualidad, la tecnología de procesamiento de SMIC se basa en equipos estadounidenses. El sitio web de análisis y noticias tecnológicas de China, Semi Insights, informó en mayo que varias empresas estadounidenses de equipos de semiconductores enviaron cartas a empresas chinas de fabricación de obleas, entre ellas SMIC, indicando que el equipo comprado a estas empresas no podía utilizarse para procesar productos militares, y la nueva regla emitida por el Departamento de Comercio de EE. UU. amplía las restricciones militares de “uso final” y “usuario final”. La definición de “uso final militar” ahora incluye cualquier artículo que respalde o contribuya a la operación, instalación, mantenimiento, reparación, revisión, restauración, “desarrollo” o “producción” de artículos militares descritos en la Lista de Municiones de los Estados Unidos.

En respuesta a las nuevas reglas, Dongtu Technology hizo una declaración abrupta el 28 de mayo y afirmó que la compañía “no tiene tratos comerciales con SMIC”.

Además, SMIC de repente afirmó que su negocio es “únicamente para usuarios finales civiles y comerciales” después de que Reuters informara el 4 de septiembre que la administración Trump estaba considerando agregar a SMIC en una lista negra comercial, lo cual impediría que las empresas estadounidenses hicieran negocios con el fabricante de chips a menos que obtengan licencias especiales emitidas por el gobierno.

El anuncio oficial emitido por SMIC el 6 de septiembre decía: “No tenemos ninguna relación con el ejército chino. Cualquier suposición de los lazos de la empresa con el ejército chino son declaraciones incorrectas y acusaciones falsas”.

Una prohibición de SMIC probablemente afectaría las ambiciones tecnológicas de China.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Más del 90% de test chinos en Latinoamérica sin certificación sanitaria | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS