El fabricante de atún en lata Bumble Bee Foods se declara en bancarrota

Por Manuel Rios
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

Una de las marcas de atún más grandes de los Estados Unidos está ahora en bancarrota.

Bumble Bee Foods, con sede en San Diego, California, anunció su solicitud de protección de bancarrota bajo el Capítulo 11 en Delaware. También acordó vender todos sus activos a FCF Co. Ltd. por 925 millones de dólares.

“Ha sido un momento difícil para nuestra compañía, pero las acciones de hoy nos permiten avanzar con una mínima interrupción de nuestras operaciones diarias”, declaró Jan Tharp, presidente y director ejecutivo de Bumble Bee, en un comunicado de prensa el día jueves. “Contamos con un equipo de liderazgo experimentado y planeamos transformar nuestro negocio de manera audaz e innovadora para construir un legado digno de nuestra orgullosa historia de 120 años”.

La compañía declaró que ha “recibido nuevos compromisos de financiación de sus prestamistas existentes que le proporcionarán suficiente liquidez” para financiar el negocio en un plazo de dos a tres meses.

La declaración de bancarrota llega dos años después de que la firma se declarara culpable de conspirar para fijar los precios. Acordó pagar una multa penal de 25 millones de dólares en cinco años como parte de su acuerdo con el Departamento de Justicia.

StarKist & Co, propiedad de la empresa surcoreana Dongwon Enterprise, también se declaró culpable y se le impuso una multa de 100 millones de dólares. Los abogados de la firma también dijeron que no pueden pagar la multa y que lo más probable es que tengan que declararse en quiebra, según el sitio web de la industria de mariscos Undercurrent News.

Una foto de archivo de atún enlatado en un estante de un supermercado. (Joenomias Menno de Jong/Pixabay)

Bumble Bee y otros productores de atún como StarKist y Chicken of the Sea han estado tratando de atraer a los consumidores más jóvenes introduciendo nuevos sabores y produciendo más sacos de atún, destacó CNBC.

“Los consumidores realmente quieren algo que esté preparado y listo para usar”, dijo Ken Harris, socio gerente de Cadent Consulting Group. “El nuevo envase no ha sido necesariamente la respuesta”.

Otro analista dijo que la firma no ha sido innovadora.

“Bumble Bee simplemente no ha progresado y no ha sido innovador y no ha hecho muchas de las cosas que debería hacer”, dijo Phil Lempert, fundador de Supermarketguru.com, informó Fast Company. “La marca se ha vuelto irrelevante. … Es una combinación de no entender lo que el consumidor quiere y no entregar para ellos”.

La firma agregó que su próxima “oferta estará sujeta a un proceso de subasta supervisado por un tribunal diseñado para lograr la oferta más alta o la mejor para el negocio de la compañía. Tharp dijo que anticipa que la transacción se moverá rápidamente y se cerrará en un plazo de 60 a 90 días”, según el comunicado de prensa.

La empresa enlatadora de atún, que distribuye sus productos en todo Estados Unidos, fue adquirida por la firma de capital privado Lion Capital en 2010 por 980 millones de dólares, destacó Undercurrent.

Te puede interesar

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

TE RECOMENDAMOS