El factor China en las elecciones de Taiwán en 2020

Por He Qinglian
12 de Agosto de 2019 Actualizado: 12 de Agosto de 2019

Las elecciones presidenciales de Taiwán en 2020 serán un enfrentamiento entre Tsai Ing-wen y Han Kuo-yu. Para la Coalición pan-Verde (partidos que apoyan una postura más dura hacia China continental), es un golpe de suerte que Han, el más pro-China de los candidatos del Kuomintang (KMT), se haya convertido en el rival de Tsai –esto hará que sus políticas sobre China continental sean el tema principal de la campaña, distrayendo la atención del vilipendiado gobierno de Tsai. Esto supone un gran cambio de la situación tras la victoria de la “fuerza anti Partido Progresista Democrático” en las elecciones locales taiwanesas de 2018. Independientemente de lo que ocurra en Taiwán en los próximos meses, el factor China será el asunto más destacado de estas elecciones.

Han, el ‘Agente de Beijing’

El 1 de junio, el primer gran evento de la campaña de Han se celebró frente a la Oficina Presidencial, con la presencia de más de 400.000 personas, según se informa. De acuerdo a una entrevista en vivo realizada por un reportero de la BBC, muchos entre el público eran empresarios taiwaneses residentes en el extranjero que habían regresado a su país específicamente para participar como un “refuerzo de la gente común pro-Han”. La mayoría de los empresarios taiwaneses apoyan la Coalición pan-Azul (partidos que apoyan tener vínculos más estrechos con China continental), y es un secreto a voces que el régimen chino continental en los últimos años alquiló aviones para llevar a Taiwán a los taiwaneses que residen en China continental para que puedan participar más fácilmente en el proceso electoral local.

Además, Han Kuo-yu ya se reunió con personal directivo de la Oficina de Enlace de la Región Administrativa Especial (RAE) de Hong Kong en Beijing, así como con los directores ejecutivos de las RAE de Hong Kong y Macao, lo que ha supuesto el apoyo explícito del régimen chino. Es un hecho que los empresarios taiwaneses, que escuchan a Beijing, se apresurarían a volver a casa para prestar apoyo popular a Han y votar por él en las elecciones generales.

Hay otros partidarios oscuros pero poderosos –o más exactamente, promotores de Han– que ni el Kuomintang ni el propio Han querrían mencionar. El 28 de junio, una historia titulada “Ciberoperativos chinos impulsaron al candidato insurgente de Taiwán” de Foreign Policy describió cómo varios supuestos empleados de Tencent de China ayudaron a Han a ganar las elecciones primarias.

“Múltiples expertos en redes sociales y seguridad nacional han examinado en privado este hallazgo y se quedaron atónitos de que un cibergrupo profesional potencialmente organizado por el Estado chino hubiera dejado tales huellas relativamente obvias. Pero todos estaban de acuerdo en que los tres usuarios de Facebook y los 249 perfiles de LinkedIn están vinculados de manera inequívoca”, dice el artículo.

Una vez que se dio a conocer esta noticia, la opinión pública de Taiwán se indignó: los seguidores de Han son del otro lado del estrecho.

El 15 de julio, en “¿Quién es el mayor héroe detrás de la victoria de Han Kuo-yu en las elecciones primarias?”, el medio Duowei News con sede en Estados Unidos, vinculado al Gran Plan de Propaganda Externa del Partido Comunista Chino, destacó a tres partidarios de la campaña de Han el 1 de junio: Tsai Eng-meng de Want China Times, el maestro monje budista Miao Tian, y Fu Kun-chi, excomisionado del condado de Hualien. Want China Times es la publicación alineada con el PCCh que se convirtió en objeto de protestas contra la subversiva “prensa roja” en una manifestación del 23 de junio que vio a decenas de miles de personas marchar bajo la lluvia ese mismo día en Taipei.

‘Un raro ganador afortunado’: La Administración Tsai

Este mes de mayo, por invitación de la editorial, fui a Taiwán para promocionar mi nuevo libro “Infiltración Roja: La verdad sobre la expansión global de los medios de comunicación chinos”, publicado en marzo. En ese momento, el PPD aún no se había recuperado de su fracaso en las elecciones locales de 2018. Las múltiples insatisfacciones de la sociedad taiwanesa con el desempeño de Tsai ing-wen aún permanecían.

Los pequeños y medianos empresarios y trabajadores estaban insatisfechos con la política de “un día libre fijo y un día de descanso flexible”; el personal militar, los funcionarios y los maestros no estaban de acuerdo con la reforma de la tasa de ahorro preferencial del 18 por ciento que los afectaría; el KMT perdió su capital político. Incluso la base de la coalición pan-Verde se burlaba de la presidente Tsai por jugar a lo políticamente correcto cuando el sustento de la gente no había mejorado: enfocarse en el matrimonio entre personas del mismo sexo y en metas poco realistas de protección ambiental. Había una preocupación generalizada en la coalición pan-Verde de que “castigar al PPD” podría convertirse en un factor en la campaña electoral de Taiwán. El PPD estaba en el momento álgido de la carrera entre Tsai y el primer ministro Lai. Es más, Han Kuo-yu estaba fuerte.

Para las elecciones de Taiwán de 2020, la coalición pan-Verde se sentía muy insegura acerca de sus perspectivas. Aunque el público sentía claramente que la industria de los medios de comunicación y la política de Taiwán estaban siendo infiltradas por el comunismo, y que la estrategia del PCCh de “mejor comprar Taiwán que luchar contra Taiwán” estaba funcionando, era difícil encontrar un punto focal para la protesta. Después de regresar a Estados Unidos, escribí el artículo sobre mis pensamientos durante ese viaje: “La ansiedad de Taiwán frente a la ‘infiltración roja’”. Pero como dice el antiguo dicho chino, “el hombre propone, Dios dispone”. En junio, las protestas contra el proyecto de ley de extradición estallaron en Hong Kong, y la situación se revirtió por completo. El tema de las elecciones de Taiwán de 2020 ya no era el desempeño de la presidente Tsai, sino contra la infiltración comunista y la seguridad de la política democrática de Taiwán. El Kuomintang, que tiene estrechos lazos con Beijing, perdió su apoyo político de golpe, e incluso los medios de comunicación extranjeros del PCCh exclamaron que “la administración de Tsai Ing-wen es un raro ganador afortunado en la historia de Taiwán”.

Factores clave en las elecciones de Taiwán en 2020

Cabe esperar que varios factores acompañen a las elecciones de Taiwán hasta que se anuncien los resultados en enero de 2020:

1. Hong Kong como ejemplo negativo

La protesta contra la ley de extradición de Hong Kong se convirtió en una larga y amarga lucha por el sufragio universal. El consenso social actual de Taiwán es nunca seguir los pasos de “un país, dos sistemas” en Hong Kong. Incluso si el KMT espera enfocarse en el desempeño de la administración Tsai, el eslogan de Han Kuo-yu de “cien por ciento de economía, cero por ciento de política” y el cálculo de atraer votos por su visión de “hacer una fortuna” son difíciles de realizar. Aunque los taiwaneses no están muy familiarizados con la política de China continental, saben que este eslogan es poco confiable, porque incluso para los chinos que están directamente bajo el régimen de Beijing, el 90 por ciento de ellos no lograron hacer una fortuna. Además, la posición pro-China de Han Kuo-yu es conocida por todos. Todo el mundo sabe que su “zona de la República de China” no fue un lapsus. No importa cómo lo oculte Han, el hecho de que recibió el apoyo político de China continental, y la exposición de varias conspiraciones encubiertas, como el grupo de campaña de la empresa Tencent, demuestran su estatus de agente político elegido por China. Pensando en la oscura perspectiva de que “votar el KMT convertirá a Taiwán en Hong Kong”, la mayoría de los taiwaneses hará de la seguridad política su principal prioridad.

2. Fricción interna en el KMT dividirá su base de apoyo

Después de que Han Kuo-yu fuera elegido como candidato presidencial del KMT, apareció un artículo titulado “El fin de las elecciones primarias marca el comienzo de la guerra civil en el KMT”. En este, el autor hablaba de la enfermedad perenne de división en el Kuomintang a partir de la experiencia histórica y la situación actual, y consideraba que el PPD estaba más unido que el Kuomintang. Por ejemplo, después de que el prometedor candidato del PPD, Lai Ching-te, se retiró de las primarias, inmediatamente se puso a un lado para no molestar a Tsai Ing-wen. El 13 de junio, Lai escribió en Facebook que “Taiwán es nuestra madre común”, y una vez más llamó a la gente a apoyar a Tsai, y luego se retiró de la esfera pública. El autor señaló además que el PPD estaba planeando ahora reintegrar a Lai a la política a través de las elecciones legislativas. Por el contrario, el Kuomintang nunca supera sus conflictos internos, ni siquiera cuando se trata de una guerra. El final de las elecciones primarias es el comienzo de la guerra civil del Kuomintang. La división parece ser parte del ADN del Kuomintang, sin excepción. Esta vez, por ejemplo, más de un candidato quería dejar el partido y presentarse de forma independiente. Han Kuo-yu expresó su opinión sobre la desunión del KMT: el PPD tiene una fuerza curativa natural. Córtale la mano hoy, otra mano crecerá mañana. Córtale la cabeza y le crecerá otra cabeza.

3. Las debilidades inherentes de Han como candidato presidencial

Una de las debilidades de Han es la mencionada etiqueta de agente político chino. Este año es un año desafortunado para Han. El apoyo de China no le ayudó, y esta etiqueta será aprovechada por la Coalición pan-Verde para atacarlo. La segunda debilidad es que el propio Han está mal preparado. Sus ayudantes y su equipo no tienen experiencia política. Los observadores políticos taiwaneses creen que ellos no pueden permitirse luchar en esta feroz batalla electoral. Han también ha perdido puntos al hacer comentarios indiscretos. Además, se lanzó a otra elección menos de medio año después de haber asumido el cargo de alcalde de Kaohsiung. Los residentes de Kaohsiung han estado insatisfechos con este “alcalde fugitivo” durante mucho tiempo. Un movimiento en falso en la campaña podría hacer que Han pierda su espacio político.

4. El apoyo de EE.UU. a Tsai ayuda en sus posibilidades de ser elegida

La prolongada guerra comercial entre China y Estados Unidos continuará afectando las relaciones entre China y Estados Unidos. Aunque Estados Unidos no puede influir en las elecciones de Taiwán tanto como lo hace China, su apoyo al gobierno de Tsai en momentos críticos tendrá un impacto favorable en lo que respecta a su fortuna electoral.

A diferencia de las elecciones locales, en las que predominan las consideraciones económicas, las elecciones presidenciales afectan al futuro de Taiwán y el tema de la unificación o la independencia no puede evitarse. Beijing está ahora sujeto a una censura internacional en demasiados frentes, por lo que es muy probable que su esperanza de apoyar a un representante político en la elección de Taiwán en 2020 se vea frustrada.

He Qinglian es una destacada autora y economista china. Actualmente reside en Estados Unidos, es autora de “China’s Pitfalls”, que trata sobre la corrupción en la reforma económica de China de los años 90, y “The Fog of Censorship: Media Control in China”, que aborda la manipulación y restricción de la prensa. Escribe regularmente sobre temas sociales y económicos contemporáneos de China.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS