El fenómeno de los edificios desechables en China

04 de Enero de 2016 Actualizado: 04 de Enero de 2016

Casi dos urbanizaciones de lujo en Tianjin, una vez la envidia de los constructores debido a la buena pre-venta, serán derribadas debido a agotados créditos y a múltiples violaciones en seguridad, informaron medios chinos.

En China, no es raro ver edificios relativamente nuevos derribados, perdiendo un promedio de más de 70 mil millones de dólares al año, según un estudio realizado por la Academia China de Investigación para la Construcción (CABR) en el 2014.

Las razones para demoler edificios a una temprana edad varían.

Se encontró que habían tenido muchas violaciones en seguridad los dos complejos residenciales de lujo. Zhang Xin, una propietaria frustrada de un condominio le dijo a Faren (una revista de lujo en China) al enterarse que los ocho edificios en su complejo fueron construidos muy juntos.

Expertos en Tianjin trazaron el edificio el año pasado y encontraron que el diseño estaba por debajo del estándar en términos de provisiones para la evacuación en caso de emergencia, esto incluía apartamentos construidos donde debería haber espacio para la evacuación, resultando demasiado estrecho el espacio público en el primer y segundo piso de los edificios No.1 a No 4.

Edificios derrumbados por explosivos en la localidad de Yunong en Shenzhen, provincia de Guangdong en China, el 22 de mayo de 2005. (China Photos / Getty Images)
Edificios derrumbados por explosivos en la localidad de Yunong en Shenzhen, provincia de Guangdong en China, el 22 de mayo de 2005. (China Photos / Getty Images)

“Es inimaginable cómo los planos, que violan las normas de manera tan flagrante, fueron capaces de pasar a través de muchos niveles de evaluación”, Zhang le dijo airadamente a Faren. Y cuando ella consultó al departamento gubernamental encargado, le dijeron que no era asunto de ella como propietaria de un condominio.

Se espera que cueste más de 9 millones de dólares demoler Mingmen Hall, una de las dos urbanizaciones. En la otra urbanización, ubicada en el distrito comercial de la ciudad de Tianjin, tres de los edificios están esencialmente terminados con los techos ya existentes, y podría costar incluso más que Mingmen Hall para ser derribados.

Mientras que la mala construcción es el problema en algunos casos, los intereses comerciales son la causa principal, el 46 por ciento, de una investigación de 54 casos denunciados públicamente examinados por CABR en demoliciones prematuras.

TE PUEDE INTERESAR:

Por ejemplo, Water World Summer Palace en Shenyang, un gigante parque acuático cubierto, fue construido en 1994 con una inversión de 30 millones de dólares. En 1997, fue nombrado uno de los 10 mejores sitios en Shenyang y era un símbolo de la ciudad.

Sin embargo, en 2009, el edificio con 15-años fue reducido a escombros en dos segundos, bajo el poder de 900 kilogramos (casi 2.000 libras) de explosivos, porque ese terreno estaba programado para desarrollo de bienes raíces.

Otras razones citadas por CABR para demoler edificios relativamente jóvenes incluyen conductas miopes como proyectos de imagen y prestigio, así como una floja planificación urbana, el sistema legal enfermizo, y la baja calidad de la construcción.

“La razón fundamental es que la tierra en China es de propiedad estatal y es muy fácil en ser demolida. Los residentes no tienen derechos legales o garantías reglamentarias, comento “Ding Li, un administrador de economía en una compañía de inversión y consultoría a Radio Free Asia para explicar el fenómeno”. A pesar de que hay algunas normas legales, los funcionarios locales o los que la construyen pueden hacer caso omiso de ellos”.

“Una segunda razón se relaciona al logro político de los funcionarios. Durante muchos años, el PIB fue el estándar que se utilizaba para medir el logro político. Los proyectos y la construcción son las maneras más fáciles de producir cifras. Una tercera razón es la corrupción. Los funcionarios pueden obtener beneficio de ella. No sólo logro político, sino también está involucrado el beneficio personal”, dijo Ding.

Según el Anuario Estadístico chino del 2012, entre 2006 y 2010, la proporción de demoliciones y construcciones de edificios fue del 23 por ciento. Se calculó que esta alta tasa en demoliciones producen alrededor de 400 millones de toneladas en residuos de construcción y 10 por ciento en emisiones adicionales de carbono cada año.

Reporte de Zhou Xin Hui

MÁS

TE RECOMENDAMOS