El futuro de Internet no debe estar en manos de Beijing, advierte think tank

Por Daniel Y. Teng
25 de Noviembre de 2021
Actualizado: 25 de Noviembre de 2021

Se advierte a los gobiernos de todo el mundo que deben “pecar de precavidos” cuando se relacionen con Beijing o con organismos internacionales fuertemente influenciados por el régimen comunista en relación con la configuración del futuro de Internet.

En un nuevo informe, el Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI) afirma que el Partido Comunista Chino (PCCh) espera exportar su censura nacional online a todo el mundo influyendo en la forma en que los organismos mundiales, como la Conferencia Mundial de Internet, dan forma a las normas y valores que rigen el ciberespacio.

“Al ser la voz principal en el establecimiento de un sistema de gobernanza internacional para el ciberespacio, el PCCh espera que su propia gobernanza nacional de Internet sea emulada por muchas otras jurisdicciones y que modifique las normas mundiales”, afirma el informe.

“Al hacerlo, el PCCh está permitiendo una división del ciberespacio para crear uno susceptible de vigilancia e influencia ideológica”, decía el informe.

ASPI también advirtió a los gobiernos que carecen de una regulación exhaustiva en torno al ciberespacio que deben tener cuidado cuando se comprometan con Beijing en las estrategias de gobernanza cibernética internacional, señalando que el régimen chino oculta la cantidad de influencia que tiene sobre las principales conferencias u organismos.

“Eventos como la Conferencia Mundial de Internet parecen estar organizados por la comunidad internacional”, decía el informe. “En realidad, están organizados directamente por la Administración del Ciberespacio de China, una agencia nacida de la antigua Oficina de Propaganda Exterior”.

La Oficina es responsable de la gestión de los contenidos en línea en toda China.

El líder chino Xi Jinping ha dirigido al PCCh a centrar sus esfuerzos en el control de Internet durante años, ya que proporcionaría a Beijing lo que Xi ha descrito como “poder del discurso” sobre las comunicaciones y los debates internacionales.

En declaraciones de 2017, Xi expresó una visión de “usar la tecnología para gobernar Internet” para lograr el control de cada parte del ecosistema, incluidas las apps, el contenido, la calidad y la fuerza de trabajo.

También ha existido una larga preocupación por la “bifurcación” o una nueva “red dividida” entre las naciones democráticas y los regímenes autoritarios.

En la actualidad, países como China, Rusia y Turquía ejercen un fuerte control sobre el uso de Internet, y se especula que un mayor desarrollo de Internet a lo largo de estas líneas geopolíticas podría dividir el mundo online entre una Internet abierta y libre y una versión fuertemente censurada.

De hecho, el PCCh se ha acercado a la Unión Internacional de Telecomunicaciones, un organismo de la ONU encargado de establecer normas en materia de informática y comunicaciones que actualmente dirige el ciudadano chino Zhao Houlin.

Esto se produce en un momento en el que los países están debatiendo sobre la nueva infraestructura en la que se basa Internet para que sea más eficiente y pueda hacer frente a la rápida evolución de las demandas de los consumidores.

Sin embargo, los expertos han advertido que Beijing, y otros gobiernos autoritarios, intentarán integrar “el autoritarismo en la arquitectura que sustenta la web” y dar a los proveedores de servicios de internet estatales un mayor control sobre los usuarios.

Mientras tanto, los dirigentes australianos han expresado su preocupación por el aumento de los ciberataques procedentes de China y Rusia.

A principios de esta semana, el Senado aprobó la Ley de Seguridad de Infraestructuras Críticas de 2018, que dará a la Dirección de Señales de Australia (ASD) la autoridad para intervenir y tomar el control de los sistemas operativos de ciertas empresas en caso de un ciberataque.

El senador Jim Molan, exgeneral de división del Ejército, dijo en el Senado que ningún país ha aplicado todavía todos sus recursos cibernéticos para atacar a otro país a través del ciberespacio.

“Solo veremos la plena capacidad cibernética de ciertas naciones aplicada a otros países en la fase previa a la guerra, o ya en ella. Y la perspectiva de una guerra en nuestra región es real”, dijo. “Son tiempos preocupantes”.

Con información de Rebecca Zhu, Nicole Hao y Cathy He.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS