El futuro de los Juegos Olímpicos: rechazo y cambio

10 de Agosto de 2015 Actualizado: 10 de Agosto de 2015

El futuro de los Juegos Olímpicos está aquí. Las naciones democráticas se resisten a acogerlos debido a la carga monetaria sobre sus contribuyentes mientras los países autoritarios saltan sobre ellos por la oportunidad para mejorar su imagen en el extranjero y su legitimidad en casa.

Cuando los votos fueron emitidos para elegir la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2022, sólo dos de las ocho ciudades permanecían en la contienda: Beijing y Almaty, Kazajstán. La elección fue apretada, Beijing ganó con 44 votos sobre los 40 que obtuvo Almaty.

Tal como se esperaba, una por una las ciudades y regiones de países democráticos -Estocolmo, Cracovia, Oslo y Graubünden- retiraron sus postulaciones, lo que llevó a Beijing a ser la única ciudad en la historia elegida para recibir los Juegos Olímpicos de Verano y de Invierno.

Gordon Chang, autor de “‘El próximo colapso de China”, dice que aunque China enfrenta problemas económicos globales como el resto del mundo, la razón del régimen chino para obtener los Juegos Olímpicos es simple: “Beijing anhela legitimación, como todo régimen autoritario”.

“¿Por qué más podrían estar dispuestos a gastar miles de millones de dólares en algo que nadie quiere?”, dijo Chang en una entrevista telefónica.

La antorcha olímpica es portada cruzando el estadio ante soldados alemanes durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín. (Getty Images)
La antorcha olímpica es portada cruzando el estadio ante soldados alemanes durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín. (Getty Images)

Expresión democrática

Algunas ciudades retiraron su candidatura de los Juegos Olímpicos por falta de apoyo público. Cuando Boston retiró su oferta para los Juegos de Verano 2024, el director ejecutivo del Comité Olímpico de Estados Unidos, Scott Blackmun, escribió en un comunicado el 27 de julio que “no lograron que la mayoría de los ciudadanos de Boston” apoyara la celebración de los juegos.

El alcalde de Boston, Martin Walsh, lo expresó aún más claramente: “No puedo poner en riesgo a los contribuyentes”, y agregó: “El beneficio no es tan grande como para que valga la pena entregar el futuro financiero de nuestra ciudad”, según reportó NPR.

Para una nación libre, acoger los Juegos Olímpicos es una responsabilidad que implica gastar el dinero de los impuestos en un evento global que le genera pocos beneficios y décadas de deuda, al lado de la protesta de los contribuyentes, severos comentarios de la prensa y el desprecio de los votantes en las elecciones de gobierno.

Como resultado de estos problemas, es cada vez menos probable que los Juegos Olímpicos se celebren en países donde los contribuyentes tienen algo que decir sobre la forma en que se gasta su dinero, según dijo Cheng Xiaonong, quien fuera asesor de Zhao Ziyang cuando éste fue jefe del Partido Comunista Chino (PCCh) y quien actualmente es el director ejecutivo del Center for Modern China Studies, con sede en Princeton, Nueva Jersey.

“Los países democráticos cada vez estarán menos interesados en la organización de los Juegos Olímpicos”, dijo Cheng al ser entrevistado telefónicamente al respecto. Agregó que, pensando a futuro, es probable que el Comité Olímpico Internacional se vea obligado a “aceptar (sedes en) países dictatoriales”.

“No es que China haya sido elegida por ser la mejor sede”, dijo. “Fue seleccionada porque es lo mejor de lo peor”.

El interés del régimen chino es replicar el efecto de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, dijo Cheng. El PCCh no sólo está tratando de legitimar su gobierno. También está tratando de reforzar la percepción de su ascenso como potencia mundial.

“Cuando el PCCh aclama su éxito en todo el mundo”, dijo, ” también empuja su patriotismo y nacionalismo, y las generaciones más jóvenes de China son fácilmente movilizadas alrededor de eso”.

Sin embargo, añadió Cheng, el PCCh está jugando con fuego al postularse para acoger los Juegos Olímpicos de Invierno.

Militares chinos participan en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Verano de Beijing 2008 teniendo como fondo la exhibición de fuegos artificiales rojos, el 8 de agosto del 2008. (Phil Walter/Getty Images)
Militares chinos participan en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Verano de Beijing 2008 teniendo como fondo la exhibición de fuegos artificiales rojos, el 8 de agosto del 2008. (Phil Walter/Getty Images)

“Las generaciones jóvenes de China se preocupan más por el dinero que por la imagen de una estrella del PCCh en ascenso”, dijo Cheng, y señaló que lo mismo se aplica a las generaciones de más edad, cuyo patriotismo está estrechamente ligado a sus pensiones.

La estabilidad del régimen chino se basa en la “legitimidad de la ganancia”, según la cual la gente es feliz mientras está haciendo dinero, dijo.

“La economía china está cayendo en una verdadera recesión mucho peor de lo que se piensa en Occidente”, dijo Cheng, quien agregó: “Mientras el PCCh organiza sus Juegos Olímpicos de Invierno, la economía de China ya está en un gran problema”.

Ante la proximidad del 2022, dijo, “incluso el rico gobierno chino puede carecer de dinero”.

Una tarea difícil

Es probable que el costo sea un factor importante. Chang dijo: “Es extremadamente caro recibir estos juegos y sólo tienen un efecto momentáneo, a largo plazo las ciudades pierden mucho dinero en esto”.

“No puedo recordar un tiempo en el que sólo dos países buscaran los juegos”, dijo, y señaló: “Ahora queda muy claro que los países pierden dinero en esto”.

Esta gráfica muestra las cantidades que los países han gastado por ser sedes de los Juegos Olímpicos. (Frank Fang/La Gran Época)
Esta gráfica muestra las cantidades que los países han gastado por ser sedes de los Juegos Olímpicos. (Frank Fang/La Gran Época)

A Montreal le tomó 30 años pagar su déficit de 1.500 millones de dólares por organizar los Juegos Olímpicos de 1976. Su gobierno tuvo que aplicar un impuesto especial al tabaco para compensar la pérdida de 990 millones de dólares.

Los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 dejaron a Grecia con una deuda de 11.000 millones de dólares. Los Juegos Olímpicos de Invierno 2010 le costaron 6.400 millones de dólares a Vancouver y dejaron a los contribuyentes un cheque de 2.300 millones de dólares. Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 costaron 14.600 millones de dólares y una carga de 4.400 millones de dólares para los contribuyentes londinenses.

El régimen chino está planeando gastar 3.900 millones de dólares hasta el día de hoy, pero la historia demostró que es raro que una ciudad sede de los Juegos Olímpicos respete su presupuesto.

Desde 1960 todos los Juegos Olímpicos rebasaron su presupuesto un 179 por ciento en promedio, han dicho los economistas de Oxford Bent Flyvbjerg y Allison Stewart según reportó NPR.

Esculturas portando la hoz y el martillo flotan durante la Ceremonia de Inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, Rusia el 7 de febrero de 2014. (Yuri Kadobnov/AFP/Getty Images)
Esculturas portando la hoz y el martillo flotan durante la Ceremonia de Inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, Rusia el 7 de febrero de 2014. (Yuri Kadobnov/AFP/Getty Images)

Si la experiencia de Rusia organizando los Juegos Olímpicos en 2014 enseña algo, Beijing podría estar gastando mucho más de lo que estimó para organizarlos. Los Juegos Olímpicos le costaron a Rusia 51.000 millones de dólares, mucho más que los 12.000 millones de dólares presupuestados cuando obtuvo la sede en 2007.

También se espera que Beijing construya algunas infraestructuras importantes para los Juegos. Ya que no existe la nieve requerida, los organizadores tendrán que crear además hielo y nieve artificialmente. Y para llevar a cabo algunos eventos en Zhangjiakou, en adición Beijing construirá 90 millas para el ferrocarril de alta velocidad que traslade a los  competidores y al público a Zhangjiakou,

Juego de percepciones

Kazajstán explicitó sus intereses al postularse como organizador de los juegos. El primer ministro Kazajstán Karim Massimov dijo que los Juegos Olímpicos podrían colocar a Kazajstán en el mapa mundial, según informó ABC.

“Hace veinticinco años formábamos parte de la Unión Soviética. Teníamos una imagen diferente”, dijo el primer ministro. “Queremos cambiar la imagen. Queremos que el público internacional comprenda mejor lo que estamos haciendo y hacia dónde nos dirigimos a futuro”.

El régimen chino, por su parte, ha sido poco explícito. En su lugar, simplemente incrementó el volumen de sus portavoces oficiales. Sus medios de comunicación estatales han estado haciendo los recorridos esperados, y algunos de sus pares en el extranjero se les han unido.

Un comunicado de prensa de Cimagine Media Group dice que el próximo episodio de la serie de televisión de ABC 7 Descubre Beijing: una ciudad moderna con un pasado imperial, “captura los cambios y el crecimiento que han tenido lugar en Beijing en los últimos años y ahora esta ciudad se prepara para volver a acoger un mega evento deportivo”.

Cimagine Media Group se asoció con varios medios de prensa chinos, entre ellos el diario estatal China Daily, portavoz oficial del régimen chino.

Sin embargo esta vez el PCCh no está encontrando el mismo entusiasmo que recibió con los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. La mayor parte de los festejos de la sede obtenida se celebraron en el estadio Nido de Pájaro en un evento con cerca de 500 participantes cuidadosamente elegidos.

“En todos esos eventos no hubo ovaciones”, dijo Chang. “No se vio la algarabía del 2001 cuando Beijing obtuvo la nominación para albergar los Juegos Olímpicos de Verano 2008”.

Chang dijo que, sin embargo, lo importante será saber dónde estará el PCCh cuando los juegos olímpicos comiencen, ya que la economía china se desacelera rápidamente y el Partido Comunista está “haciéndose pedazos”.

“No creo que ellos van a estar aún para el 2022”, dijo, y agregó que a medida que el tiempo transcurra, el Comité Olímpico Internacional “podría encontrar que China no fuese capaz de acoger el evento”.

TE RECOMENDAMOS