El gestor de Carlos III demanda a Twitter por impago de alquiler en Londres

Por Noticia de agencia
24 de Enero de 2023 9:48 PM Actualizado: 24 de Enero de 2023 9:48 PM

La corporación británica The Crown Estate, que gestiona las propiedades del rey Carlos III, ha demandado a la tecnológica estadounidense Twitter por un presunto impago del alquiler de su sede londinense, según ha informado la cadena pública BBC.

La presunta deuda procede de las oficinas de la red social en la calle Air Street de la capital británica, cerca de la céntrica plaza de Piccadilly Circus, detalló la BBC.

Tras haber contactado previamente a Twitter en relación a esa reclamación, la corporación ha presentado el caso ante el Tribunal Superior de Londres.

El holding monárquico posee uno de las mayores carteras de tierras y empresas del Reino Unido, valorada en unos 15,600 millones de libras (17,680 millones de euros o 19,240 millones de dólares), cuyos beneficios gestiona la Hacienda británica.

El soberano del Reino Unido, propietario formal de los activos, recibe anualmente el 25 % de las ganancias para sufragar sus gastos oficiales, una cantidad que en 2022 fue de 86.3 millones de libras (97.8 millones de euros).

Carlos III controla además el Ducado de Lancaster, que gestiona más de 18,000 hectáreas de tierras en Inglaterra y Gales, incluidas oficinas y edificios comerciales en Londres, y que generó en el último ejercicio 24 millones de libras de beneficios (27 millones de euros o 19.38 millones de dólares).

Además de otra fortuna personal y propiedades, la reina Isabel II, fallecida en septiembre con 96 años, era propietaria de las fincas de Sandringham, en Inglaterra, y Balmoral, en Escocia.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.