El gobierno no resolverá la inflación ni la crisis de la cadena de suministro, pero el mercado sí lo hará

Por Newt Gingrich
23 de Noviembre de 2021
Actualizado: 23 de Noviembre de 2021

Comentario

El precio del galón de gasolina está subiendo. Las estanterías de las tiendas están vacías. Los consumidores están esperando más tiempo para que se les envíe la mercancía que pidieron por Internet. Los estadounidenses de todo el país están experimentando lo que es la inflación.

La última vez que pasamos por un ciclo como éste fue hace más de 40 años, cuando Jimmy Carter era presidente.

Luego hay que añadir los problemas con la cadena de suministro. Todos hemos visto los cientos de contenedores en barcos frente a la costa de California, esperando llegar a puerto, llenos de productos destinados a las estanterías vacías de las tiendas.

La inflación y los problemas de la cadena de suministro son reales, y el pueblo estadounidense está sintiendo sus efectos. De hecho, según una encuesta reciente de Fox News, el 87% de los estadounidenses están muy preocupados por la inflación. Y a medida que nos adentramos en esta temporada de fiestas, los precios más altos, las esperas más largas y la disminución de los productos solo se convertirán en una preocupación mucho más real para innumerables familias.

Naturalmente, el gobierno piensa que la solución es una mayor intervención gubernamental.

“Para los cambios a corto plazo que deben producirse en las empresas privadas, seremos los intermediarios y socios honestos, y proporcionaremos incentivos y amenazas cuando podamos”, dijo un alto funcionario de la Administración Biden a los periodistas el mes pasado.

Siempre me sorprende la arrogancia de los socialistas del gobierno grande. Creen que saben lo suficiente como para poner zanahorias y palos. Pero sencillamente no lo saben, ni los jefes del Gabinete ni los burócratas que no tienen ni idea de lo que supone dirigir una empresa.

Este es un problema central del gobierno: Sus agentes inevitablemente empeorarán las cosas al intervenir en áreas que no aprecian, con complejidades que no pueden comprender.

De hecho, hay que dejar que los empresarios, los clientes y el mercado trabajen juntos para resolver los problemas y encontrar soluciones. Y se consigue una recuperación mucho más rápida a un coste mucho menor cuando el gobierno permite que los consumidores y las empresas privadas funcionen correctamente.

Un ejemplo: La rapidísima recuperación que siguió a la depresión de 1921, en la que el gobierno dejó que el mercado se recuperara por sí mismo, frente a la Gran Depresión de los años 30, que se prolongó en parte porque el gobierno siguió intentando arreglar las cosas.

En otras palabras, el mercado es el agente honesto, no el gobierno. Dejemos que el mercado libre actúe, y habrá molestias por el ajuste a corto plazo, pero la crisis pasará rápidamente. Sin embargo, si el gobierno interviene y microgestiona, las consecuencias imprevistas se multiplicarán. El dolor se prolongará innecesariamente.

Hablé de los problemas de inflación y de la cadena de suministro a los que se enfrenta nuestro país en un episodio reciente de mi podcast, “Newt’s World”. Mi invitada es Christine McDaniel, investigadora principal del Centro Mercatus de la Universidad George Mason y exsubsecretaria adjunta del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

McDaniel analiza la causa de la actual crisis de la cadena de suministro —la escasez de trabajadores y el desajuste de la oferta y la demanda— y la mejor manera de abordar la inflación. Como explica, el gobierno es siempre, por muy buenas intenciones que tenga, como un un elefante en una cristalería. El gobierno de Biden solo empeorará las cosas para el pueblo estadounidense al implementar grandes ideas para arreglar la inflación y la cadena de suministro.

Por supuesto, eso no impedirá que la administración lo haga de todos modos. Y el pueblo estadounidense sufrirá como resultado.

De Gingrich360.com


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS