El gran problema de China no es su mercado bursátil, sino su exceso de capacidad

18 de Agosto de 2015 Actualizado: 19 de Agosto de 2015

Hoy hablaré de innovación e Internet. Comenzaré con la macroeconomía. ¿Por qué planteo el tema de la innovación en este momento? Debido a que es en este preciso instante cuando la economía china no puede avanzar más sin innovación.

Recesión

Los datos macroeconómicos de China muestran una desaceleración de la tasa de crecimiento económico durante los últimos dos años.

Aunque se reportó que para este año las tasas de PIB en Q1 y Q2 fueron del siete por ciento, los indicadores de sectores como la electricidad, el transporte de carga, de las empresas y otros ámbitos económicos,  claramente nos dicen que la economía se está deslizando hacia una fase de recesión.

¿Por qué habría recesión? Porque después de tantos años de rápido crecimiento, los problemas estructurales de la economía, acumulados a lo largo del tiempo, ya no pueden seguir siendo ignorados.

Los problemas se manifiestan a nivel macro en la desaceleración de la tasa de crecimiento, y a nivel micro cuando las empresas tienen cada vez más dificultades para operar.

¿Cómo sucedió todo esto? y ¿cómo podemos salir de esta situación? La razón de la desaceleración es que sobreestimamos la prosperidad económica actual.

Si  hubiésemos aprovechado la crisis financiera internacional del 2008, soportando unos pocos problemas al hacer ajustes estructurales y actualizando nuestras industrias, no tendríamos las dificultades de hoy.

Pero hemos lanzado un plan de estímulos de cuatro billones de yuanes. Hemos evitado la recesión y también una muy buena oportunidad para hacer ajustes.

Los ajustes que debemos hacer hoy en día son mucho más difíciles de lo que hubiesen sido en el 2008. El estímulo de 4 billones de yuanes del 2009 empeoró aún más el ya de por sí grave desequilibrio económico estructural.

Muchas empresas manufactureras tradicionales experimentaron falta de capacidad productiva en ese momento. Sus tecnologías eran obsoletas. No podían vender sus productos y debían reemplazar sus antiguos productos con otros nuevos.

Sin embargo, el masivo estímulo del gobierno ayudó a preservar estas tecnologías y productos obsoletos, e inclusive ha estado sostenido a estas empresas hasta el día de hoy.

Cuando el propio impulso del crecimiento económico se debilitó, necesitábamos mejorar su salud. Pero no sólo no eliminamos la enfermedad  estructural interna, sino que además impulsamos y permitimos que la capacidad de la producción obsoleta fuese ampliada.

El derrumbe de la industria acerera

No hace mucho tiempo visité una fábrica de acero privada. Ahí me dijeron que la capacidad de producción de acero de China está entre 1.100 y 1.200 millones de toneladas, mientras que el consumo del país es de sólo 600 a 700 millones de toneladas.

Es decir, la producción de acero de China está un 30-40 por ciento por encima de su demanda. El precio del acero no se recuperará hasta que se resuelva el problema de su sobreproducción.

Bajo la presión de la sobre producción, las plantas siderúrgicas están tratando de bajar los precios del acero y, como resultado, nadie obtiene beneficios. Algunas compañías acereras dependen de los apoyos del gobierno. Esas compañías debieron cerrar hace mucho tiempo. Como no han cerrado, las plantas que sí operan con alta eficiencia no pueden operar normalmente a causa de los bajos precios del acero.

La forma en que opera la industria del acero es un ejemplo de las condiciones en las que funciona el sector manufacturero tradicional. Estamos cubriendo con  las nuevas burbujas la capacidad productiva de las burbujas viejas, lo que da como resultado burbujas enormes.

También hay burbujas en el mercado de capitales, pero la mayor parte de las burbujas están en la economía real bajo la forma de sobreproducción.

Eliminar el exceso de la capacidad productiva

El crecimiento económico de China ha dependido de la inversión durante largo tiempo. Cuando hay excesos en la capacidad productiva, las empresas no se atreven a invertir, por lo tanto, el crecimiento se ralentiza. Este es un resultado inevitable de las distorsiones estructurales.

¿Cuál es la salida? ¡Eliminar el exceso de capacidad productiva! Si no eliminamos el exceso de la capacidad productiva, los precios se mantendrán bajos, haciendo muy difícil a las empresas operar y obtener beneficios.

La economía va a caminar a baja velocidad por un largo tiempo.

Préstamos incobrables

La capacidad ociosa en la economía real se corresponde con el elevado número de préstamos en el sector bancario.

Si los bancos no hubieran dado tantos préstamos no habría capacidad productiva ociosa. La economía real tiene que deshacerse de esta capacidad ociosa, y el sector financiero debe reducir el apalancamiento a este sistema productivo.

Si los préstamos con garantía otorgados a los inversionistas comunes ya son un problema, tan sólo constituyen un pequeño problema cuando se les compara con la deuda incobrable que acumularon el sector financiero y los gobiernos locales.

El valor de las acciones del capital de préstamo asciende a 2-3 billones de yuanes (324 a 486 mil millones de dólares). En tanto que el total de los préstamos incobrables del sector financiero suman más de 80 billones de yuanes (unos 13 billones de dólares).

Con una tasa de morosidad del 10 por ciento, la deuda incobrable sería de 7 a 8 billones de yuanes (1,13 a 1,29 billones de dólares). La deuda del gobierno se estima en 20 billones de yuanes (3,24 billones de dólares). Esto es un gran problema para la economía de China.

El mercado alcista de acciones fue creado por el gobierno chino. Cuando los riesgos fueron saliendo a la superficie, el gobierno intervino y aplastó las operaciones marginales. Después de la crisis, el gobierno intervino nuevamente para rescatar al mercado.

A pesar de las considerables repercusiones sociales, el mercado de valores de acciones es tan sólo un problema menor en la economía china. Los grandes problemas son la deuda pública, los préstamos incobrables en el sector bancario, y la enorme capacidad productiva de sus empresas.

¿Qué tan grave es este exceso de la capacidad productiva? Cada industria es diferente. Se menciona que el exceso de la capacidad productiva en la industria del cemento es de más del 60 por ciento.

Estas cifras nos dicen que el proceso de desapalancamiento financiero y del exceso de la capacidad productiva puede ser muy largo. Por lo tanto, debemos estar totalmente preparados.

Quiebre de empresas

Acabo de hablar acerca de la industria del acero. Muchas compañías acereras de tamaño pequeño y mediano irán a la quiebra. Este es un buen momento para hacer adquisiciones. Sin embargo, la intervención de los gobiernos locales bloquea las adquisiciones. Sugerí al gobierno no impida las adquisiciones o prevenga los negocios por debajo de la mesa.

Cuando las empresas están a punto de fracasar, lo primero en lo que piensan los gobiernos locales es en la pérdida de ingresos fiscales y empleos. Tienen una gran variedad de formas para evitar que las empresas mueran.

Les digo que la economía es igual que la naturaleza: el nacimiento, la vejez, las enfermedades y la muerte son leyes naturales. Si es hora de que algunas empresas mueran, deben dejarlas morir. De lo contrario, aquellas que logren sobrevivir pasaran tiempos muy difíciles.

Las empresas a punto de ir a la quiebra intentaran a toda costa mantener su flujo de caja. Lo que les llevará a bajar los precios de sus productos, haciendo difícil tener negocios saludables, obtener ganancias y lograr sobrevivir.

Los economistas y los gobiernos piensan diferente.

Debido a la intervención de los gobiernos locales, las empresas sanas no se atreven a hacer adquisiciones ante la condición de no hacer despidos. ¿Cómo trabajar así? Si quisiera comprar una empresa, por supuesto que me gustaría recortar los gastos improductivos. Los gobiernos locales prohíben los despidos y con ello impiden la reconstrucción industrial.

Si no fuese por la obstrucción de los gobiernos locales, habría un gran número de oportunidades para hacer fusiones y adquisiciones. Las empresas sanas podrían mejorar su participación en el mercado a través de las adquisiciones, al poder ser capaces de fijar sus precios, mejorarían sus márgenes de beneficio, obteniendo mejores condiciones de operación.

Esta es una traducción abreviada de la conferencia impartida por el profesor Xu Xiaonian el 26 de julio de 2015. En la conferencia original discutió dos temas principales que preocupan sobre la economía de China: el grave exceso de capacidad productiva, así como los préstamos bancarios incobrables y la deuda gubernamental.

Xu Xiaonian es profesor de economía y finanzas en la China Europe International Business School de Shanghai.

TE RECOMENDAMOS