El hundimiento del mercado de valores en China se convierte en prueba de fuego de lealtad política

08 de Julio de 2015 Actualizado: 08 de Julio de 2015

Después de desorbitadas alzas de siete años, en junio los mercados de valores de China  han caído en picada fuertemente, el Shanghái Composite, su principal  índice, pierde un asombroso 29 por ciento en tan sólo unas semanas. Desde el pico del mercado el 12 de junio, más de 2,5 billones de dólares en valor han sido eliminados. El resultado ha sido un pánico político.

El Ministerio de Hacienda y las grandes casas bursátiles han intensificado sus esfuerzos en la brecha, con la promesa de introducir casi 20 mil millones de dólares en el mercado para mantener los precios.

En los intercambios de Shanghái y Shenzhen, a partir del 08 de julio, casi la mitad de todas las empresas han dejado de negociar, de acuerdo con datos de Wind Information, citado por la televisión Phoenix de Hong Kong. Después del cierre del mercado el 7 de julio, más de 600 empresas solicitaron detener el comercio, lo que, sumado a las que ya suspendieron, llegaron a 1400 en total. Esto significa que los precios están congelados en lo último que negociaron, pero el capital de los inversores está atrapado.

En otros lugares, las tácticas probadas y verdaderas del gobierno comunista también han salido a la superficie: Rumores de conspiración,  censura y la propaganda que parece destinado a convertir el mercado de valores en una prueba de fuego de  lealtad política al Partido Comunista de China.

Las primeras víctimas de este empuje han sido los periódicos que se atrevieron a informar sobre suicidios debido a la caída del mercado.

El 4 de julio, la Comisión Reguladora de Valores Bursátiles anunció que estaba castigando a tres empresas de medios de comunicación chinas, por informar  “noticias falsas”. La temida Oficina de Seguridad Pública fue llamada para ayudar con el caso.

Los informes en cuestión comentan de casos de personas saltando de edificios y suicidándose, pero los funcionarios dijeron que los suicidios no se debían a las personas que tenían dinero perdido en el mercado. No dijeron cómo estaban seguros de ello.

“El régimen chino está tratando de investigar los rumores para que las personas no se atrevan a publicar historias en línea acerca de cómo otros se suicidan debido a la caída de las acciones”, dijo Zhu Xinxin, ex editor en la estación de Radio People de Hebei, en una entrevista con Radio Free Asia.

“De hecho, esto se traduce en que cualquier historia genuina de la gente saltando de los edificios no es informada. La razón detrás de esto es el temor a disturbios sociales, lo que conducirá al colapso del sistema sobre “mantenimiento de la estabilidad del régimen”, dijo Zhu.

Colapsos del mercado en el pasado provocaron malestar social, dijo Zhu, por lo que las autoridades están trabajando para “tener desesperadamente un rebote en el mercado de valores”.

La acusación del Partido sobre algunos medios de comunicación importantes, incluyendo el sitio web oficial de noticias de la provincia de Fujian en la costa sureña de China, los rumores que se difunden pueden hacer que sea difícil saber de qué  se tratan realmente estos rumores.

Un comentarista en la web cuestionó si The People’s Daily debería ser investigado por difundir rumores, después de que publicó un artículo en abril titulado “4.000 es sólo el comienzo de un mercado alcista”, parte de una campaña deliberada de propaganda del régimen para hablar del mercado y convencer a los inversores minoristas a especular que los precios subirían.

El índice Shanghái Composite cerró en 3,727 el martes, casi 300 puntos por debajo de la promesa implícita del People’s Daily.

Los medios de comunicación del Partido Comunista, de hecho, han estado promoviendo el  mercado con presteza.

El 6 de julio, el portavoz del People’s Daily en la web, junto con la estatal Xinhua, publicaron artículos con titulares como: “Capaces y confiados en mantener un estable mercado de capitales”, “La confianza en el estable y sano desarrollo de los mercados de capital”, y “el comercio de valores es un proceso de aprendizaje”. Todos estaban destinados a reforzar el apoyo en tanto los índices se desplomaban.

“El mercado ha pasado por 20 años de desarrollo … es completamente capaz de salir de esta crisis temporal”, dijo uno de los artículos. “Es muy peligroso ser irracional cuando el valor  está subiendo y no es correcto vender irracionalmente cuando el mercado está en corrección”, continuó.

Y mientras que las noticias acerca de los que se han suicidado a causa de las crisis en el mercado se suprimen, se alientan las historias de aquellos que se han enriquecido de la noche a la mañana.

El Legal Evening News, informó de que la señora Sun, de 78 años de edad gastó 20.000 yuanes (unos $ 3,215 dólares) para comprar acciones en 1994, y al 10 de junio  valían 600.000 yuanes (unos 96,477 dólares).

“Yo especulo y comercio con valores  siguiendo las políticas del gobierno central”, ella fue citada diciendo eso. “News Simulcast, verdaderamente uno debe verlo”, continuó, refiriéndose al programa estatal aburrido de noticias de la noche, que presenta una gran cobertura de los líderes y las políticas del Partido.

Dichos informes fueron ridiculizados a fondo por los usuarios de Internet en la sección de comentarios, y cuando fueron compartidos en las redes sociales.

El Partido tiene un buen motivo de preocupación. Después de haber impulsado públicamente la burbuja de valores en la medida en que lo hizo, mantener los precios del mercado se convirtió en una prueba de credibilidad para el régimen. Incluso después de las asustadas negociaciones y anuncios de infusión monetaria de la semana pasada, los mercados no lograron reunirse el lunes y martes.

Ahora, con la mitad de las empresas en dos bolsas de valores principales de China que ya no comercian, todos los pretextos se han descartado de que los mercados de China son libres de buscar sus propios precios.

El problema podría ser mucho más grave para el régimen, a parte de los furiosos inversores minoristas y suicidas que pierden sus ahorros. Esto se debe a que una gran cantidad de capital que llevó a un rápido aumento en el mercado es dinero prestado, ya sea de empresas o de cuentas bursátiles que proporcionan el capital,  llamado préstamos de margen, para que los inversores especulen.

Esta influencia, que podría consistir entre 5 al 10 por ciento del mercado, según Anne Stevenson-de Yang  J Capital Research, también es parte de la razón por la que la base  cayó de los precios de las acciones tan repentinamente: ya que el precio de las acciones cae, las posiciones de las acciones se liquidan a la fuerza para que las agencias de corredores no pierdan sus préstamos.

De acuerdo con the People’s Daily, el Partido Comunista ahora parece haber ordenado a las agencias de corredores  no vender  acciones, siempre y cuando el Índice Compuesto de Shanghái este por debajo de 4.500 puntos.

TE RECOMENDAMOS