El incidente de los ojos en blanco de la reportera china revela un secreto más oscuro

Por Sunny Chao - La Gran Época
21 de Marzo de 2018 Actualizado: 27 de Marzo de 2018

Capturada en la televisión estatal, una reportera china puso los ojos en blanco durante una conferencia de prensa, para las muy predecibles y sobre todo ceremoniosas sesiones de la legislatura del régimen chino. Inmediatamente se convirtió en una sensación de internet en China. El incidente también reveló inadvertidamente cómo el régimen elige a los llamados “periodistas extranjeros” para asistir a sus conferencias de prensa, que en realidad están estrechamente vinculados con el Partido Comunista Chino (PCCh).

El 13 de marzo, una periodista vestida de azul mostró su insatisfacción cuando otra reportera a su lado vestida de rojo,  pasó 45 segundos haciendo una pregunta extremadamente larga y decididamente aburrida, dirigida al funcionario chino Xiao Yaqing.

Más tarde, los internautas identificaron a la periodista que puso los ojos en blanco como Liang Xiangyi, del sitio chino de noticias financieras Yicai, mientras que la reportera vestida de rojo es Zhang Huijun, reportera de American Multimedia Television (AMTV), un canal de televisión en idioma chino con sede en California.

Al ser transmitido por medios de comunicación estatales, el nombre de Liang se convirtió en uno de los más buscados en Sina Weibo, una plataforma similar a Twitter. Por la noche, sin embargo, los contenidos relacionados con el incidente fueron bloqueados por la censura.

En los principales eventos políticos, las preguntas de los reporteros suelen ser evaluadas y arregladas con anticipación.

Lo que era desconocido para el público chino, es que Zhang  Huijin tiene un complejo pasado, estrechamente relacionado con los altos funcionarios del PCCh.

Según una investigación realizada por Radio Free Asia, la verdadera identidad de Zhang Huijun es ambigua. Un gran número de sus fotos que circularon en la web muestran que no solo está involucrada en la maquinaria propagandística del Partido fuera de China, sino que también tiene estrechos vínculos con funcionarios diplomáticos, militares y de seguridad nacional del Partido.

Ella fue reportera de CCTV. En las redes sociales se otorgó a sí misma varios apodos diferentes incluyendo: “presentadora de televisión muy conocida”, “la belleza de Lianghui [nombre común para referirse a las sesiones parlamentarias tipo escribanía]”, “reportera de CCTV y de la Televisión Educativa China estatal”, “profesora de yoga” y “Miss China”.

Un usuario de Twitter también desenterró una foto de Zhang con uniforme militar chino, que parece haber sido originalmente de la cuenta de Zhang en Weibo.

El canal AMTV para el que supuestamente trabaja, fue fundado en Los Ángeles en 2004, según su sitio web. AMTV también se vanagloria de sus conexiones con CCTV afirmando que fue la primera “televisión local” que firmó un acuerdo con CCTV para emitir su programa de noticias en el canal internacional de CCTV que emite fuera de China.

Tiene menos de 100 seguidores en YouTube y sus videos reciben unas pocas docenas de visitas cada uno. Cuando La Gran Época visitó la dirección registrada de la compañía (530 S. Lake Ave., Unit 368) en Pasadena-California, resultó ser una casilla de correo.

El escritor independiente Huang Jinqiu, especializado en los medios de comunicación con sede en China, señaló a New Tang Dynasty Televisión, una organización de medios emparentada con La Gran Época, que este tipo de periodistas son equivalentes a reporteros portavoces del Partido, ubicados en el extranjero. “Representan a los llamados medios de comunicación internacionales, y harán preguntas durante las conferencias de prensa tal como arreglaran previamente. Este es el típico convenio dentro de la burocracia [comunista china], que fue expuesta en este incidente llamativo. Si no hubiera quedado al descubierto, la mayoría de los chinos seguirían pensando que ellos [los periodistas] son verdaderos medios internacionales”, agregó.

“La mayoría de los medios de comunicación [internacionales] en chino están controlados en cierta medida por el PCCh”, afirmó Heng He, un experto senior en China, a NTD. Algunos son amigos de Beijing, mientras que otros son gestionados directamente por la oficina de propaganda del régimen bajo diferentes aspectos.

La estrategia propagandística del PCCh puede dividirse entre nacional y extranjera, y dentro de cuatro categorías: propaganda política, económica, cultural y social (según “Dictadura de marketing: Propaganda y pensamiento de poder en la China contemporánea”, de Anne-Marie Brady). El Departamento Central de Propaganda se encarga de la propaganda nacional, mientras que la Oficina de Propaganda Extranjera se encarga de la propaganda dirigida a los extranjeros en China, el mundo exterior y los chinos en el extranjero. “China ha tenido un éxito notable en los últimos años al obtener una influencia dominante sobre las escuelas de idioma chino con sede en el extranjero, los periódicos, los grupos sociales, deportivos y comerciales, las estaciones de radio y televisión, y de hecho sobre cualquier grupo de chinos fuera de China”, según el libro.

“El PCCh hace esto para que parezca que todo el mundo lo apoya”, enfatizó Zheng Cunzhu, un activista demócrata chino radicado en Los Ángeles, en una entrevista con La Gran Epoca.

Según un informe de la BBC de 2016, citando un análisis del académico David Shambaugh de la Universidad George Washington, el presupuesto anual del régimen chino para difundir propaganda en el extranjero se estima en 10.000 millones de dólares.

 

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

TE RECOMENDAMOS