Maduro calificó de “sabotaje” al apagón y Guaidó le recordó que la emergencia eléctrica lleva una década

Por Jesús de León – La Gran Época
08 de Marzo de 2019 Actualizado: 09 de Marzo de 2019

El largo y extenso apagón que afecta a Venezuela en las últimas 24 horas y que se mantiene este viernes representa la peor falla de luz en su historia, un evento que se produce cuando el país atraviesa una crisis inédita que se refleja en todos los ámbitos.

El suceso se produjo tras un fallo en la central hidroeléctrica de Guri ubicada en el estado de Bolívar (sur) y que abastece de energía a cerca del 70 % del país.

El régimen de Maduro responsabilizó de este apagón al senador estadounidense Marco Rubio y a la oposición venezolana por el suceso, que catalogó como un “ataque tecnológico” y “sabotaje”.

Por su parte, el presidente encargado Juan Guaidó dijo que “se están excusando como siempre en sabotaje [pero] no existe sabotaje, es sencillamente la corrupción, la falta de mantenimiento, la falta de técnicos especializados”.

“Saboteo es la corrupción, saboteo es que no permitieron elecciones, saboteo es que bloquearon la entrada de comida y medicinas. El único saboteo es el del usurpador a todo el pueblo de Venezuela”, dijo Guaidó en Twitter.

El presidente encargado estuvo recorriendo Caracas para confirmar la situación tras horas sin servicio eléctrico.

Guaidó expresó su preocupación por las personas que están en los hospitales y aprovechó para reiterar su llamamiento a las movilizaciones que están convocadas mañana, sábado en Venezuela para seguir exigiendo que “cese la usurpación”.

Guaidó recordó hoy viernes que el propio Gobierno chavista decretó una crisis en el sector eléctrico hace casi una década, en 2009, y que ha anunciado inversiones de al menos 100.000 millones de dólares para hacer frente a la emergencia.

Además recordó que en febrero de 2017 el Parlamento, que controla la oposición, emitió un voto de censura contra el jefe de la cartera eléctrica, Luis Motta Domínguez –que en la práctica conlleva a su destitución– a quien la oposición responsabiliza en parte por la creciente emergencia del sector.

“La crisis eléctrica la hemos denunciado desde el 2017, esto lamentablemente no es nuevo (…), es responsabilidad del régimen [de Maduro] esta crisis y esta tragedia”, añadió.

El medio NTN 24, reportó que el mega apagón en Venezuela se produjo 24 horas después que varios periodistas denunciaran un supuesto ensayo de “blackout” por parte del Gobierno con asesoría cubana y rusa.

Caos en la ciudad

Mientras tanto, los ciudadanos que ya vivían un elevado nivel de ansiedad por la severa crisis económica y social por la que atraviesa el país, se mantienen bajo tensión ante la posibilidad de que este apagón continúe, sus alimentos se dañen en sus neveras inservibles y los comercios se mantengan cerrados.

Varias personas hacen fila para recargar la batería de sus teléfonos móviles en un punto público durante el apagón eléctrico en Caracas (Venezuela). EFE/RAÚL

“En estado de Nueva Esparta, es una zona en el oriente, (…) la luz va de 5 o 6 horas, (…) no hay línea para pagar nada con las tarjetas de débito, en los bancos no atienden porque no hay línea, y se va la luz por horas y horas. Esto es en la parte del oriente, donde se supone que reactivaron la electricidad”, narró hoy a La Gran Época un venezolano que pidió no mencionar su nombre por razones de seguridad.

“En el centro de Caracas me dicen que está grave porque el metro no funciona, y es una ciudad donde hay ascensores en muchos edificios, entonces es un caos, el agua es por bomba, (y) entre las limitaciones Caracas en el agua y ahora sin electricidad es un caos”, explicó. “En la capital la luz se va y se viene constantemente”, añadió.

Con el apagón sucedieron otras cosas, por ejemplo, dejaron fuera del aire a las emisoras de radio no afines a Maduro.

“Hoy, las estaciones de radio oficialistas son las que quedaron, diciendo que es un sabotaje del imperio, que ellos han hecho un trabajo heroico, que han salvado la patria porque restablecieron la luz por un golpe de estado eléctrico del imperio (…)”, narró el venezolano.

“Le echaron la culpa al imperio como siempre, y ellos son unos héroes porque restablecieron la luz (…) y todas las radios oficialistas son las que dejaron al aire y son las que están trasmitiendo ese mensaje fuertemente. Obviamente mucha gente no les cree ya, es una mentira. (…) El resto de las emisoras las sacaron del aire”.

Foto del 7 de marzo de 2019, que muestra a transeúntes en una calle a oscuras por el apagón eléctrico en Caracas (Venezuela). Venezuela sufre un nuevo apagón de energía que afecta al menos 11 estados, así como al territorio político administrativo que comprende a Caracas, la capital del país y asiento de los poderes públicos. EFE/RAYNER PEÑA

El régimen de Maduro, que anunció el viernes la suspensión de las actividades escolares y laborales, también había asegurado ayer que esta falla sería solventada en unas tres horas, un lapso que ya ha sido más que superado.

Hospitales cerrados

La peor parte la llevaron los hospitales públicos del país, pues al menos la mitad de ellos no contaban con plantas eléctricas para atender siquiera los casos de emergencia o las unidades de cuidados intensivos.

Efe visitó al menos siete centros de salud de Caracas en los que cuatro de ellos tenían sus puertas de la emergencia cerradas, pese a que tenían a pacientes esperando en la calle solicitando ingreso.

Un grupo de personas espera a la entrada de una clínica, afectada durante el apagón eléctrico en Caracas (Venezuela). El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó hoy viernes, la suspensión de la jornada laboral tanto en el sector público como privado y de las clases escolares, como consecuencia del apagón que afecta a varios estados del país y a la capital desde hace horas. (EFE/RAÚL MARTINEZ)

Una de ellas fue la joven Kimberly Pacheco, quien con un bebé en brazos, pedía a la entrada del hospital J.M. de los Ríos atención para su niño, pues presentaba desde hace tres días vómito, diarrea y fiebre.

Según la última Encuesta Nacional de Hospitales presentada por el médico Julio Castro, portavoz de la organización Médicos por la Salud, entre el 19 de noviembre y el 9 de febrero se reportaron 79 muertes que coinciden con las horas en las que los hospitales de todo el país reportaron fallas en el servicio de energía eléctrica.

En la maternidad Santa Ana, por su parte, sí estaban atendiendo las emergencias, pero no estaban realizando ningún tipo de exámenes.

A las afueras de este centro de Salud, decenas de personas esperaban para ponerse en contacto con sus familiares que se encontraban internados, pues desde el apagón no los han dejado ingresar.

Asimismo, en el oeste del país, la gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, advirtió que si “dentro del lapso de las ocho horas siguientes no llega la energía eléctrica” el Hospital Central de esa región va a colapsar y con ello la vida de 11 neonatos que se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos.

***

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS