El mejor eclipse anular de la década formará un “anillo de fuego” en el cielo el 21 de junio de 2020

Por Michael Wing
15 de Junio de 2020
Actualizado: 15 de Junio de 2020

Menos de nueve horas después del solsticio de junio, la luna nueva aparecerá antes de pasar directamente frente al Sol el 21 de junio, formando el más impresionante eclipse anular de sol de “anillo de fuego” de la década.

El domingo 21 de junio, el eclipse comenzará al amanecer en la República del Congo y viajará hacia el noroeste a través de África central, el Mar Rojo, el Medio Oriente, el Golfo de Omán, Pakistán e India.

Luego viajará hacia el este y luego hacia el sureste a través de China, Taiwán, el Mar de las Filipinas y el sur de Guam, terminando al atardecer sobre el Océano Pacífico Norte.

Eclipse anular. (Masashi Hara/Getty Images)

Lamentablemente, el eclipse anular no será visible para aquellos de América del Norte.

Un eclipse anular es un eclipse solar en el que la Luna pasa directamente delante del Sol, pero no lo cubre completamente, creando la apariencia de una aureola brillante alrededor de la Luna, aunque a menudo solo un minuto más o menos.

Este efecto especial ocurre cuando la Luna está en su punto más alejado de la Tierra a lo largo de su órbita elíptica, haciéndola parecer más pequeña, o cuando la Tierra está más cerca del Sol a lo largo de su órbita, haciéndola parecer más grande de lo habitual, explica Astronomy.

Hay dos temporadas de eclipses cada año, las cuales duran alrededor de un mes, o sea que el año pasado hubo un “eclipse de Navidad” el 26 de diciembre en el Medio Oriente y partes del Sudeste Asiático. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de las temporadas de eclipses, en las que normalmente solo hay dos eclipses, en junio y julio de 2020 habrá tres.

El segundo eclipse que se avecina está muy cerca de la mitad de la estación; no solo será una vista impresionante, sino que también dará lugar a dos eclipses más durante la temporada. Sin embargo, el primero y el tercero casi no son eclipses en realidad.

El eclipse del 21 de junio será particularmente grande, ya que la Luna bloqueará el 99 % del Sol, convirtiéndolo en un eclipse solar casi total. Este también oscurecerá los cielos más que la mayoría de los eclipses anulares, y el “anillo de fuego” que aparece podría incluso permitir ver la corona, la atmósfera blanca y caliente que rodea al Sol, que normalmente es invisible para el ojo.

Los eclipses solares solo aparecen dentro de un estrecho “camino de anularidad” a lo largo de la Tierra, donde la Luna está en línea con el Sol y la Tierra. Solo ocurren durante la nueva fase de la Luna y solo cuando los planos orbitales de la Tierra y de la Luna coinciden, una posición llamada “nodo”, según Space.com.

(Mattiaverga/Pixabay)

Algunos de los más ávidos observadores de los eclipses están planeando viajar a lugares como el Tíbet, Omán o Etiopía, donde se espera que el espectáculo sea particularmente bueno, según los informes Travel and Leisure.

Sin embargo, para aquellos que esperan avistar el eclipse anular, es importante usar una protección ocular adecuada. Las gafas de sol normales no serán suficientes, y ver un eclipse sin las gafas adecuadas puede causar daño ocular o ceguera.

La próxima vez que un eclipse anular de sol agracie los cielos de América del Norte será el 10 de junio de 2021, solo unas semanas después de un eclipse lunar total de “Luna de sangre”. El anillo de fuego será visible en el norte de Ontario y el norte de Quebec.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

TE RECOMENDAMOS