El mundo está celebrando los 300 millones de renuncias al PCCh y se espera que este número aumente

Por La Gran Época
09 de Abril de 2018 Actualizado: 31 de Mayo de 2019

Hay un movimiento de base que está arrasando a China, pero pocos fuera de China lo saben. Éste está creando un desafío para el Partido Comunista Chino (PCCh), ya que la cantidad de ciudadanos chinos que han renunciado al Partido hasta la fecha ha llegado a los asombrosos 300 millones, y esa cifra está aumentando rápidamente, con un promedio de entre 90.000 y 150.000 retiros diarios. ¿Dónde terminará?

El 20 de julio de 1999, el PCCh desencadenó una campaña de persecución y terror contra las decenas de millones de seguidores de Falun Gong, que es una práctica de meditación pacífica. Falun Gong fue presentada por primera vez al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992. Rápidamente se extendió como la pólvora, y el líder del partido Jiang Zemin temía perder su popularidad. Estaba terriblemente celoso de descubrir que había un estimado de 100 millones de seguidores, y ordenó una persecución sistemática para erradicar esta práctica espiritual en China. Horribles abusos contra los derechos humanos siguieron la política genocida del régimen, con innumerables asesinatos, incluida la sustracción forzada de órganos, que continúa hasta nuestros días.

En 2016, un informe independiente del abogado de derechos humanos David Matas, el ex parlamentario canadiense David Kilgour y el escritor investigador Ethan Gutmann expusieron al sindicato de extracción de órganos del régimen chino.

“La conclusión final es que el Partido Comunista Chino ha involucrado al Estado en los asesinatos masivos de inocentes, principalmente practicantes de los ejercicios espirituales, Falun Gong, pero también los uigures, los tibetanos y los selectos cristianos de las iglesias caseras, para obtener órganos para trasplantes”, se lee en el informe.

El sistema político de China se ha fragmentado, y es obvio para el régimen que tiene problemas monumentales. El presidente Xi Jinping se convirtió en jefe del Partido en 2013 y está limpiando la corrupción dentro de las filas del Partido, con la esperanza de ajustar las riendas. Después de una votación el 11 de marzo, Xi fue declarado gobernante sin límites en su mandato. En otras palabras, él puede gobernar indefinidamente.

Entonces, ¿cómo caben 300 millones de renuncias del PCCh y sus organizaciones afiliadas en el esquema de las cosas?

En 2004, La Gran Época publicó una serie de editoriales tituladas Los Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista, que exponen la tiranía del PCCh, y de la historia altamente censurada de China de la que muchos chinos no son conscientes. La respuesta de los lectores chinos fue abrumadora, y fue esta publicación la que provocó el movimiento Quit-the-CCP. “Tuidang”, que literalmente significa “renunciar al partido”, es el movimiento de base más grande de la historia. Al principio había miles, luego había decenas de miles de chinos que renunciaban al partido cada día. Ahora esa figura de renuncia diaria oscila sobre los cientos de miles. Sobra decir que la mera mención de Tuidang en China puede hacer que te arresten.

En esta coyuntura crítica de la historia, los practicantes chinos de Falun Dafa están tomando pacíficamente medidas para desafiar la política de persecución del Partido Comunista al ser la principal fuerza motriz del movimiento Quit-the-CCP, y defender su práctica, que se basa en los principios universales de Verdad-Benevolencia-Tolerancia.

El Centro de Servicio Global para Renunciar al Partido Comunista Chino en un desfile en Nueva York que celebra el Año Nuevo Chino el 17 de febrero de 2018.

Anticipándose a los 300 millones de personas que dejaron el partido, se realizó un desfile el 10 de marzo en Toronto, Canadá. El tema fue “Renunciar al Partido Comunista para un futuro mejor”.

La Banda de Marcha de Tian Guo dirigió el desfile el 10 de marzo de 2018.

El residente Paul Welsh aplaudió a los practicantes de Falun Gong por su valentía al enfrentar la opresión y por dejar que el mundo entero supiera lo que realmente está sucediendo en China. Le dijo a un periodista de Minghui que el desfile “envía un mensaje fuerte y me alegra ver a tantas personas que han decidido mantenerse alejadas del Partido”.

El Sr. Lian, de China, estaba feliz de ver el desfile. “El número de personas que han renunciado al PCCh sigue en aumento”, dijo. “Esto significa que quieren separarse de ese régimen totalitario. Los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia son la esperanza de China”.

En los últimos años, el PCCh ha aumentado su vigilancia en Internet y ha tomado medidas drásticas contra los grupos religiosos y los medios de comunicación. Algunas áreas, como el Tíbet y Xinjiang, son áreas totalmente “prohibidas” para los medios. Abogados de derechos humanos, blogueros y activistas han sido arrestados en la persecución, y a menudo se han implementado severas penas de prisión. La persecución a Falun Gong y otros grupos religiosos, como los cristianos de iglesias caseras, no ha disminuido.

El disidente y artista Ai Weiwei es citado por la BBCdiciendo: “Las personas pueden ser monitoreadas, sus teléfonos pueden ser interceptados y se puede seguir. Pueden encontrarte, pueden intimidarte o asustarte, o acusarte erróneamente “.

Cerca de 1.000 practicantes de Falun Gong participaron en el desfile en Brooklyn, Nueva York, el 11 de marzo. Durante el evento, 46 personas renunciaron al PCCh, 166 renunciaron a la Liga de la Juventud Comunista, y 349 renunciaron a los Jóvenes Pioneros Comunistas.

Los chinos están hartos de vivir bajo un control tan estricto y anhelan la libertad de expresión y la libertad religiosa que tal vez muchos en Occidente dan por sentado.

Justo como se derrumbó el Muro de Berlín durante la noche de 1989, ¿será el PCCh el próximo?

 

¿Te gustó este artículo?
Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS