El PCCh no es China ni representa al pueblo chino

Por Ching Cheong
13 de Septiembre de 2021
Actualizado: 15 de Septiembre de 2021

Opinión

La mayoría de la gente en Occidente cree que China, el pueblo chino y el Partido Comunista Chino (PCCh) son todos iguales. Nada más lejos de la verdad. Es hora de que el mundo se dé cuenta de que el PCCh no es China ni representa al pueblo chino.

El primer político en señalar este hecho fue el exsecretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. En un discurso en la Biblioteca y Museo Presidencial Richard Nixon, en California, en julio de 2020, Pompeo dijo: “El pueblo chino es completamente distinto del Partido Comunista Chino. La mayor mentira que dicen es pensar que hablan por 1400 millones de personas. El PCCh les teme a las opiniones honestas del pueblo chino más que a cualquier otro enemigo”.

El 1 de septiembre, el profesor Miles Yu, exasesor de Pompeo sobre estrategias relacionadas con China, se tomó un tiempo de su apretada agenda y me concedió una entrevista exclusiva en su retiro en Maryland. Explicó por qué el PCCh y el pueblo chino no son lo mismo.

Yu, que nació en China y abandonó el país a mediados de la década de 1980, ha estudiado cómo es realmente la vida bajo el gobierno del PCCh.

“Cualquiera que tenga la experiencia de vivir en China concluiría inmediatamente que los intereses del Partido y del pueblo no son los mismos. Por ejemplo, la gente quiere la libertad, pero el PCCh se la niega con el pretexto de la seguridad nacional”.

Según Yu, es irónico que, si bien los intereses del PCCh están en desacuerdo con los del pueblo, afirma descaradamente que el Partido representa a la población china de 1400 millones de personas. Siempre que Beijing se pelea con las potencias occidentales, las acusa de “herir los sentimientos del pueblo chino”. En otras palabras, el PCCh intenta intimidar a Occidente por el tamaño de la población bajo su control.

Miles Yu, exasesor principal de políticas sobre China del exsecretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, en Annapolis, Maryland. (Tal Atzmon/The Epoch Times)

En opinión de Yu, esto es como secuestrar al pueblo chino para pedir un rescate. “Si bien el PCCh silenció a la gente y les ató las manos, afirmaron representar a las personas que mantenían como rehenes; estas son características exactas de un régimen canalla”.

El régimen chino se enfureció con la declaración de Pompeo. Xinhua, un medio estatal, publicó un largo artículo que acusaba a Pompeo de “intentar abrir una brecha entre el PCCh y el pueblo chino”.

Además, el clan de la familia Yu, en la provincia de Anhui, eliminó a Miles del registro de árboles genealógicos a instancias de las autoridades locales. En base a la tradición china, esto se puede considerar como un gran insulto para la familia Yu y una fuerte pena “moral” para Miles.

De la feroz reacción del PCCh, Yu dedujo que él y Pompeo habían tocado directamente el punto delicado del PCCh.

El PCCh entiende que esta distinción entre el Partido y el pueblo podría costar su legitimidad. Antes de que el PCCh llegara al poder hace 100 años, aplicó la misma táctica para socavar al Kuomintang, el partido que entonces gobernaba en China, lo que condujo a la eventual caída de este último.

“Por lo tanto, son hipersensibles cuando señalamos que, efectivamente, no representan al pueblo chino”, explicó Yu.

De hecho, el concepto de la brecha entre el pueblo chino y el PCCh está molestando al régimen. El 3 de septiembre de 2020, el líder chino Xi Jinping pronunció un discurso durante el 75 aniversario de la Guerra Antijaponesa (1937-1945) y dijo: “El pueblo chino nunca permitirá que nadie ni ninguna fuerza intente abrir una brecha entre el PCCh y el pueblo chino”.

El mismo tema también surgió en la reunión chino-estadounidense en Alaska, a principios de este año, cuando Yang Jiechi, el principal funcionario de relaciones exteriores de China, trazó una línea roja para Estados Unidos, advirtiendo a este último que no pusiera en duda su legitimidad.

En el pasado, cada vez que Beijing se quejaba de que cierta política estadounidense “hiere el sentimiento o los intereses de 1400 millones de personas”, Washington suavizaba un poco su postura, dijo Yu. A partir de Pompeo, esta retórica ya no funcionó porque “sabíamos que el PCCh no representa al pueblo chino”.

A nivel político, la administración Trump hizo una clara distinción entre el pueblo chino y el PCCh. Si bien la administración les dio la bienvenida a los ciudadanos chinos para estudiar en Estados Unidos, impuso restricciones a ciertos miembros del PCCh para ingresar al país.

“Penalizamos al PCCh por dañar a Hong Kong, por el genocidio en Xinjiang, por intimidar a Taiwán y por violar el derecho internacional en el Mar de China Meridional. Todas estas medidas son realmente de interés para el pueblo chino, pero están en desacuerdo con los intereses del PCCh, dijo Yu.

Yu cree que señalar el hecho obvio, de que el PCCh no es lo mismo que China o el pueblo chino, contribuirá en gran medida a poner fin al sentimiento de condescendencia a favor de Beijing.

Explicó que, en lo más profundo de la cultura estadounidense, ha existido una fuerte simpatía por el pueblo chino, gracias a los primeros misioneros cristianos que fueron testigos de las dificultades y el atraso que el pueblo allí sufría durante esa época. Esta compasión por las personas que sufrían en China se reflejó mejor en el texto “The Good Earth” (La buena tierra) de Pearl Buck.

Desafortunadamente, esta benevolencia para los ciudadanos chinos comunes fue hábilmente transformada por el PCCh, a través de la propaganda y tácticas del frente único, que buscaban servir a sus propios intereses. Esto resultó en un fuerte sentimiento de condescendencia hacia el PCCh.

“Esta política de condescendencia había sobrevivido a ocho presidentes, hasta Donald Trump”, dijo Yu. Él cree que la condescendencia se extinguiría naturalmente una vez que la gente se dé cuenta de que el PCCh y el pueblo chino comparten intereses diametralmente opuestos.

Yu concluyó: “Durante más de medio siglo, la propaganda china nos engañó haciéndonos creer que el PCCh y China significaban lo mismo. Por primera vez, rompimos este mito y esto tendrá un impacto significativo en los próximos días”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS