El peor debate de la historia empeorado por el moderador

Por Roger Simon
30 de Septiembre de 2020
Actualizado: 30 de Septiembre de 2020

Comentario

Es fácil resumir el primer debate presidencial de 2020.

Olvida a Candy Crowley. Chris Wallace fue el peor moderador que recuerde. Claramente parcial y argumentativo, fue todo menos la presencia invisible que prometió que iba a ser.

Mientras tanto, ambos candidatos apestaban más o menos. Trump no era organizado en sus respuestas e interrumpía más de lo debido, a veces cuando Biden parecía a punto de meter la pata y hacer el tipo de error que los partidarios del presidente esperaban que hiciera.

Biden se interrumpió bastante a sí mismo, usualmente para llamar a Trump “racista” y “payaso”. ¡Qué ingenioso!

Pero, para ser justos, este debate fue dos contra uno con Trump contra Biden y el moderador Wallace. Sí, Trump frecuentemente actuaba como el molesto “pero”, aunque realmente no tenía opción con las desventajas en su contra.

Wallace seguía dejando que Biden se librara, sobre todo en temas multimillonarios relacionados con Hunter y la corrupción en Ucrania, China y ahora Rusia, que el exvicepresidente aseguró que estaban “desacreditados”. (Cuando un político usa esa palabra, sabes que está mintiendo. Cualquier cosa puede ser “desacreditada” por alguien, incluso, o especialmente, si es verdad).

Wallace también confrontó a Trump con una extraña pregunta sobre la “teoría crítica de la raza”, sin explicar lo que eso podría ser a la audiencia de la televisión, aunque probablemente no tenía ni idea, usándola para insinuar que el presidente era un racista.

(Trump no se ayudó a sí mismo con un tipo de respuesta confusa).

La mayoría de las preguntas de Chris en general eran pueriles y predecibles. Y, por supuesto, no se aventuró en la tierra interdicta de la investigación de Rusia o la relación de Biden con ella, dejando que Trump lo sacara a relucir, aunque hoy mismo han surgido nuevas y sorprendentes revelaciones sobre el papel de Hillary Clinton. Si yo lo sabía, Wallace lo sabía.

Y por favor, basta de la mentira reaccionaria de que los supremacistas blancos son iguales a Antifa y Black Lives Matter al instigar la violencia en nuestras calles. Wallace también promulgó eso. Al mismo tiempo, Biden mostró sus verdaderos colores, repitiendo la tontería del director del FBI Wray de que Antifa no existe realmente. Wray se retractó desde entonces. Joe seguramente también lo sabía.

Nada de esto fue sorprendente. A Chris le disgusta Trump desde hace mucho tiempo y convirtió a Fox News Sunday en un clon típico de los programas dominicales liberales de otras cadenas. Es fácil verlo como un caballo de batalla para el nuevo propietario de la cadena, los hijos de Murdoch, que no comparten el punto de vista de su padre.

Su reputación de gran periodista de medio camino ya no existe. Ya no lo es.

Los comentaristas de Fox no dijeron mucho sobre esta catástrofe después, uno asume que para proteger sus trabajos o al menos mostrar cortesía en el lugar de trabajo, pero sé que muchos de ellos estaban hartos de Wallace antes de esto. Ahora…

A pesar de todo esto, dudo que este primer debate haya movido mucho los hilos. A favor de Biden, consiguió salir adelante sin parecer abiertamente geriátrico, dejando de lado por el momento la cuestión de la senilidad.

En contra de Joe, sin embargo, fue su negativa a responder a la inevitable pregunta sobre el empaque de la Corte Suprema. También parecía quisquilloso con las preguntas que podrían separarlo de la importante corriente izquierdista de su partido. Incluso se enorgullecía de ser ahora el Partido Demócrata. Bernie y AOC podrían tener algo que decir al respecto.

Todo esto, por supuesto, juega en las manos de Trump.

Así que, en definitiva, no hay ganadores pero sí un gran perdedor como moderador. Pero un recordatorio para los desalentados partidarios de Trump que esperaban ver a su hombre limpiar el suelo con su oponente:

Todos dijeron que Trump perdió su primer debate con Hillary Clinton. ¿Qué pasó después?

Roger L. Simon es un autor premiado, guionista nominado al Oscar, cofundador de PJMedia y ahora columnista de The Epoch Times. Encuéntralo en Parler y Twitter @rogerlsimon. Compra (y disfruta) sus libros en Amazon.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

EE.UU. revoca más de 1000 visados de ciudadanos chinos vinculados con el ejército

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS