El PIB creció un 6,5 por ciento en el segundo trimestre, muy por debajo de las expectativas

Por Tom Ozimek
29 de Julio de 2021
Actualizado: 29 de Julio de 2021

Las nuevas cifras del gobierno muestran que la economía de EE.UU. se expandió a un ritmo mucho más lento, en el segundo trimestre, de lo que predijeron los economistas, aunque el producto interno bruto (PIB) real superó su máximo antes de la pandemia, lo que cimentó la recuperación en forma de V.

El producto interno bruto (PIB) aumentó a una tasa anualizada del 6.5 por ciento el trimestre pasado, dijo el Departamento de Comercio el jueves en un comunicado. El número es una estimación “anticipada” y se revisará en una actualización futura. Al mismo tiempo, el Departamento de Comercio revisó su estimación de crecimiento del PIB para el primer trimestre de un 6,4 por ciento a un 6,3 por ciento.

El sólido gasto de los consumidores y la inversión empresarial impulsaron la producción económica al alza en el segundo trimestre, mientras que un aumento de las importaciones y una fuerte disminución de la inversión en inventarios privados, liderada por una caída en los inventarios del comercio minorista, fueron un lastre para la producción, dijo el Departamento de Comercio.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el PIB aumentaría a una tasa del 8.5 por ciento el trimestre pasado, mientras que una estimación de Dow Jones pronosticó un crecimiento económico del 8.4 por ciento, lo que hace que las cifras del Departamento de Comercio sean una sorpresa a la baja.

Al calificar el crecimiento del segundo trimestre como “decepcionante”, el economista jefe de ING, James Knightley, dijo en una nota que la cifra del PIB “significa que la economía de EE.UU. ha recuperado toda la producción que se había perdida por la pandemia y marca otro hito clave en la recuperación”.

“El próximo objetivo, teniendo en cuenta todos los estímulos que se están aplicando, es terminar el año con una economía de mayor tamaño que la que se habría producido de no haber ocurrido la pandemia”, añadió Knightley.

Mientras que los tres índices principales del Wall Street subieron en la campana de apertura el jueves, el índice del dólar (DXY) respondió con una caída a la baja.

Aunque el segundo trimestre probablemente marque el punto álgido del crecimiento en este ciclo, los economistas esperan en general que la expansión económica siga siendo sólida durante el resto del año. Sin embargo, uno de los riesgos para las perspectivas económicas es el recrudecimiento de las infecciones por COVID-19, impulsadas por la variante Delta, que alimenta el temor a nuevos confinamientos.

Una mayor inflación, si se mantiene, así como las continuas interrupciones de la cadena de suministro también podrían ser un lastre para el crecimiento en el futuro.

El anuncio del PIB del Departamento de Comercio incluyó una nota sobre la inflación. El índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE) se disparó un 6,4 por ciento anualizado en el segundo trimestre, en relación con el primer trimestre. El llamado índice de precios PCE básico, que excluye las categorías volátiles de alimentos y energía, aumentó a una tasa anualizada del 6,1 por ciento intertrimestral.

El indicador de precios PCE es la medida de inflación preferida por la Reserva Federal (Fed) para calibrar la política monetaria. El objetivo de la Fed es de alrededor del 2 por ciento, más de tres veces menor que la cifra publicada por el Departamento de Comercio.

El viernes, el Departamento de Comercio tiene previsto publicar el PCE mensual, que mostrará el alcance de la presión alcista de los precios en junio. El comunicado más reciente de la agencia mostró que el ritmo de la inflación, medido por el indicador PCE, alcanzó un máximo de 13 años, un 3,9 por ciento en los 12 meses que terminaron en mayo, casi el doble del objetivo de la Fed.

Si bien algunos economistas han dado la alarma sobre la inflación, los funcionarios de la Fed y los miembros de la administración Biden han insistido en que los aumentos de precios son temporales, argumentando que las presiones inflacionarias disminuirán a medida que se solucionen las interrupciones de la cadena de suministro relacionadas con la pandemia.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, le dijo a la prensa el miércoles que, si bien es posible que la inflación “resulte ser más alta y más persistente de lo que esperábamos”, cree que es probable que los precios retrocedan una vez que disminuyan los cuellos de botella de la cadena de suministro.

Powell reiteró que, en el próximo año, la inflación volverá más cerca del objetivo del 2 por ciento del banco central.

El miércoles, la Fed mantuvo su tipo de interés de referencia a cerca de cero y dejó sin cambios su programa de compra masiva de activos.

Las estimaciones de consenso entre los economistas son que la economía de Estados Unidos crecerá alrededor de un 7 por ciento este año, lo que sería el desempeño más sólido desde 1984.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS