Tras casi perder la vida en trágico accidente en España, ahora su poderoso mensaje se hace viral

Por La Gran Época
15 de Mayo de 2019 Actualizado: 18 de Junio de 2019

En 2009, Sergio Hijano, natural de Málaga, España, tuvo un terrible accidente en moto que casi cobra su vida. Era el 18 de diciembre cuando esa terrible experiencia le dejó muchas secuelas, pero sobre todo grandes aprendizajes que solo una situación tan extrema puede traer consigo.

“Hoy estoy cumpliendo casi 10 años de vida extra… esa  que no se sabe cómo, pero que mantuve a pesar de todo el destrozo que le hicimos a mi cuerpo, la farola número 91 de la avenida Juan Carlos I en Vélez-Málaga y yo”. Así empieza un posteo compartido por Sergio en sus redes sociales, según Verne.

Sergio pasó 9 meses en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, recibiendo la atención necesaria para su recuperación. 

“Esa cama soportó mis lágrimas noche tras noche, nunca podré explicar con palabras todo lo que sentía, el miedo a lo desconocido, la incertidumbre, mucha tristeza, el sentimiento de culpabilidad y todo por usar la moto bajo los efectos del alcohol”, se puede leer en el post.

“Nunca me perdonaré lo que le hice pasar a mi familia en aquellas navidades; tuvieron que pasar horas y horas en la puerta de la UCI en Nochebuena sin saber con seguridad si viviría o no; estuve a punto de dejar huérfanas a mis dos hijas, por subirme a la moto después de haber bebido”, agregó Sergio.

Afortunadamente, después de todo ese tiempo, el cuidado y los esfuerzos del personal médico, Sergio pudo recuperarse finalmente. Sin embargo, su vida dio un giro trascendental.

Sergio, recuerda mucho el abrazo que le dieron sus dos hijas cuando lo vieron por primera vez en silla de ruedas. “Estaba muy asustado porque no sabía cómo iban a reaccionar; sin embargo, me emocionó mucho, que mis hijas, lejos de ver a la persona que había actuado de manera irresponsable y que estuvo a punto de causarles una gran desgracia, siguieran viendo nada más que a su padre”, dijo a Verne.

Justo después de publicarse, el posteo ya se había compartido 1,600 veces y casi llegaba a los 500 comentarios en Facebook. Sergio explica que este año, su reflexión ha alcanzado más repercusión que nunca y piensa que la diferencia está en las frases del final:

“Por eso te pido a ti, sí, a ti que me estás leyendo, que no conduzcas si has bebido, recuerda que siempre habrá alguien en casa esperando, y si no lo haces por ti, hazlo por ellos, no se merecen que tu irresponsabilidad la sufran tus seres queridos”.

El posteo recibió muchos comentarios de apoyo y de agradecimiento de los usuarios. “Me han llegado mensaje de todas partes, no solo me han escrito víctimas de accidentes de tráfico, sino también personas que, en estas fechas, echan especialmente de menos a sus seres queridos”.

“Sinceramente no me esperaba tal repercusión de mis palabras, todas salidas desde el corazón”, reconoció Sergio, totalmente motivado a que el impacto de su accidente llegara aún más allá.

Desde su accidente, Sergio ha llevado a cabo una labor de concienciación muy activa. “Lo hago porque no quiero que a nadie le pase lo mismo que a mí”, dice.

Sergio, que ahora es concejal de Ferias y Fiestas en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, sigue siendo un aficionado del deporte y practica baloncesto en silla de ruedas o pedalea en su bicicleta de manos. Mientras el ánimo se lo permite, también suele compartir alguna reflexión, en la fecha en que se cumple un aniversario del accidente.

Actualmente da charlas de prevención de accidentes de tráfico en universidades, institutos, colegios, autoescuelas o empresas. Se sorprende de la poca formación sobre seguridad vial que reciben los jóvenes hoy en día. “Si echamos un vistazo a las cifras de víctimas, nos daremos cuenta de que debemos mejorar la formación de los jóvenes”, comentó.

“A mí, el accidente me cambió la vida para bien”, suele compartir en sus charlas. Cuenta que ha atravesado momentos muy duros y dolorosos. “Pero he aprendido a valorar cosas en las que antes apenas reparaba; las palabras de ánimo, los abrazos, las caricias…”.

“Esto me anima a seguir impartiendo; debemos reflexionar y buscar una solución, porque algo estamos haciendo mal”, dijo Sergio, quien está muy comprometido con su comunidad y quiere hacer un cambio verdadero que ayude a los demás.

La actitud de Sergio ante lo que pudo considerar como una desgracia, ha hecho la diferencia para los demás, para su familia y para él mismo. Sin duda, es un hombre muy valiente que ha sabido sacar lo mejor de sí mismo ante la adversidad.

Mira el video a continuación:


La mejor interpretación de “El último de los mohicanos”

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS