El presidente de Ucrania Zelensky rechaza la renuncia del primer ministro Honcharuk

Por Victor Westerkamp
18 de Enero de 2020 Actualizado: 18 de Enero de 2020

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, rechazó la oferta del primer ministro Oleksiy Honcharuk de dimitir después de que una grabación de audio en la que criticaba la “primitiva” comprensión de la economía del presidente se hiciera viral.

Honcharuk no negó que hubiera hecho los comentarios. Sin embargo, dijo que las grabaciones fueron editadas de tal manera que pareciera que estaba siendo irrespetuoso.

“Llegué al cargo para cumplir el programa del presidente. Él es para mí un modelo de apertura y decencia”, dijo Honcharuk en Facebook el viernes pasado, informó Deutsche Welle. “Sin embargo, para eliminar cualquier duda sobre nuestro respeto y confianza en el presidente, escribí una carta de renuncia y se la entregué al presidente con el derecho de presentarla al Parlamento”, agregó.

El comediante y candidato presidencial ucraniano Volodymyr Zelensky muestra su voto a los medios de comunicación en un colegio electoral durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ucrania en Kiev el 21 de abril de 2019. (SERGEI GAPON/AFP a través de Getty Images)

Más tarde ese mismo día, en una reunión televisada para “limpiar el aire” entre ambos, Zelensky calificó la situación de “muy desagradable”, según la BBC. Perdonó a Honcharuk, diciendo “decidí darle a usted y a su gobierno una oportunidad si logran resolver los asuntos importantes que preocupan al público. No es un momento en el que podamos permitirnos la desestabilización económica y política”, reportó Associated Press.

Zelensky citó la gran confianza que el público tiene en Honcharuk, quien, junto con su gabinete, tomó posesión del cargo tan solo en septiembre pasado. “Todavía no ha devuelto este préstamo a nuestra sociedad”, dijo Zelensky.

La cinta, que se subió a un canal anónimo de Youtube a principios de esta semana, parece contener fragmentos de una conversación entre Honcharuk, el ministro de finanzas y el jefe del banco central del país. En ella se puede escuchar una voz que parece ser la de Honcharuk hablando de manera algo degradante sobre las perspectivas financieras del país y las limitadas posibilidades de Zelensky, un excomediante sin antecedentes políticos antes de su presidencia, de marcar realmente la diferencia.

“Antes había buenos gerentes de negocios, bajo los cuales el [crecimiento económico] era de un 4.6 por ciento. Luego llegó Sorosites y el crecimiento económico es del 2 por ciento y menos. Y no se puede probar nada a nadie”, dijo la voz, informó la BBC.

Oleksiy Honchurak se convirtió en el primer ministro más joven en la historia de Ucrania en ofrecer su dimisión al presidente Volodymyr Zelensky después de que apareciera un vídeo en el que hablaba de forma aparentemente despectiva sobre el presidente, un ex comediante (GENYA SAVILOV/AFP via Getty Images)

El “Sorosites” que menciona la voz es posiblemente una referencia a las acusaciones de que los recursos financieros del país son alimentados por George Soros, el multimillonario que tiene intereses significativos en los países de Europa del Este que antes eran comunistas.

“Y todo esto, en conjunto, induce en el presidente un sentimiento de que la situación es incontrolable”, dijo Honcharuk. “No lo entendemos. No tenemos planes”.

La carrera política de Zelensky es notable, por no decir otra cosa. Hace unos años, estaba era como comediante. Su única experiencia política fue la de protagonizar una comedia, “Siervo del Pueblo”, en la que interpretó a un profesor de historia que se convirtió en presidente de la nación debido a un despotricamiento viral que hizo contra los poderes ocultos que saquean los recursos financieros del estado.

Unos meses después, Zelensky, de 41 años, fue elegido presidente después de prometer luchar contra el poder establecido, encabezando un partido llamado “Siervo del Pueblo”.

Zelensky invitó entonces al abogado independiente Honcharuk, de 35 años, a convertirse en su primer ministro y le asignó la tarea de reestructurar la tambaleante economía del país rompiendo el poder del establecimiento financiero, ocupándose de los multimillonarios bonos que se dan a los ejecutivos de la compañía de gas controlada por el estado y de los altos salarios que ganan los miembros del ministerio.

De NTD.com

A continuación

A 30 años de la caída del muro de Berlín: el comunismo sigue con nosotros

TE RECOMENDAMOS