El presidente mexicano organiza una campaña global contra la censura de las Big Tech

Por Bowen Xiao
15 de Enero de 2021
Actualizado: 15 de Enero de 2021

El presidente de México se comprometió públicamente a liderar un esfuerzo global para luchar en contra de la censura de las Big Tech luego de que varias empresas importantes actuaron para remover de sus plataformas al presidente Donald Trump.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que ya se está acercando a otros gobiernos. Criticó el poder que ejercen las Big Tech y dijo que no deberían ser capaces de reprimir la libertad de expresión.

“Yo les adelanto que en la primera reunión que tengamos del G20 voy a hacer un planteamiento sobre este asunto”, dijo López Obrador el jueves. “Sí, no deben de usarse las redes sociales para incitar a la violencia, todo eso, pero eso no puede ser motivo de suspender la libertad de expresión”, agregó.

“¿Cómo una empresa se erige en poder omnímodo, absoluto, en una especie de la Santa Inquisición sobre las expresiones?”, preguntó.

Los expertos dijeron a The Epoch Times que esta censura por parte de las Big Tech podría causar que los países consideren desarrollar sus propias plataformas en lugar de depender de un grupo reducido de empresas privadas de EE. UU. que tienen la capacidad de cortar la comunicación a millones. También se han planteado preocupaciones éticas, tales como qué hacer con la Sección 230, una ley obsoleta que protege a las plataformas de los litigios por el contenido que sus usuarios publican, la cual según los críticos y los legisladores debe ser derogada o reformada.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que ya comenzaron a comunicarse con varios países para su campaña.

“Entonces, como México, en voz de nuestro presidente, hizo esa declaración, pues inmediatamente ya hemos tenido contacto con los demás que pensamos igual”, dijo Ebrard, y señaló que habían tenido noticias de funcionarios en Francia, Alemania, la Unión Europea, África, América Latina y el sudeste asiático.

“Entonces, la instrucción que tenemos del señor presidente es establecer contacto con todas y todos, compartir esta preocupación y trabajar para poder hacer una propuesta en conjunto”, dijo Ebrard. “Veamos cuál es la propuesta, qué se propone”, agregó.

Twitter ha suspendido permanentemente la cuenta de Trump, mientras que Facebook e Instagram le han impedido postear en sus plataformas al menos hasta que se complete la transición hacia el presidente electo, Joe Biden. Snapchat y Twitch han desactivado también la cuenta de Trump. Las empresas actuaron en contra de Trump luego de que los demócratas y algunos republicanos lo acusaran de incitar a la violencia en el Capitolio de EE. UU., el 6 de enero.

No son solo las empresas de redes sociales las que han actuado para restringir a Trump. Stripe, la cual maneja pagos y transacciones en muchos sitios web, dijo que ya no procesará pagos para la campaña Trump.

Recientemente, varios líderes y funcionarios mundiales han criticado abiertamente la censura contra Trump por parte de las Big Tech. La canciller alemana, Angela Merkel, calificó las acciones de las empresas como “problemáticas“.

El portavoz de Merkel, Steffen Seibert, dijo que la canciller considera que la libertad de opinión es un derecho esencial de “importancia elemental”.

“Este derecho fundamental puede ser intervenido, pero de acuerdo a la ley y dentro del marco definido por los legisladores—no de acuerdo a una decisión de la dirección de las plataformas de redes sociales”, dijo Seibert. “Visto desde este ángulo, la canciller considera problemático que las cuentas del presidente de EE. UU. queden ahora permanentemente bloqueadas”.

En los últimos días, los funcionarios de Polonia, Australia y otros países también han aparecido para criticar públicamente la censura contra Trump por parte de las Big Tech.

Cualquier decisión ideológica de censurar el discurso político tendrá consecuencias, dijo Steven Mosher, el presidente del Population Research Institute y miembro fundador del Comité sobre el Peligro Actual: China. Mosher dijo que las empresas están “subestimando enormemente” la cantidad de personas dentro y fuera de los gobiernos en el extranjero que apoyan a Trump.

“Esto provocará un alejamiento masivo de sus plataformas hacia otras plataformas nuevas y existentes que serán creadas”, dijo Mosher a The Epoch Times. “De hecho, dentro de unos años, podríamos estar hablando de cómo ellos destruyeron su propio modelo de negocios. Esta medida les costará a ellos y a sus accionistas decenas de miles de millones de dólares”.

El martes, López Obrador posteó una invitación en Facebook para que sus seguidores se cambien a Telegram, un software y servicio de aplicación de mensajería instantánea basada en la nube. Y dijo que las empresas privadas no deberían tener derecho a decidir quién puede hablar.

Con información de The Associated Press.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


A continuación

Exclusiva: Sec. Pompeo: El Partido Comunista Chino está ‘dentro de casa’ | American Thought Leaders

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS