El príncipe Andrew dijo que nunca “sospechó” de la conducta de Epstein, pero víctimas aseguran que fueron abusadas

Por La Gran Época
24 de Agosto de 2019 Actualizado: 24 de Agosto de 2019

El príncipe Andrew afirmó este sábado que “en ningún momento” de su relación con Jeffrey Epstein “vio o sospechó” nada de las actividades delictivas del magnate estadounidense, quien fue acusado de tráfico sexual de menores y apareció ahorcado en su celda a principios de mes. Sin embargo, varias víctimas reportan haber sido obligadas a mantener relaciones sexuales con el príncipe Andrew cuando eran menores de edad.

El hijo de la reina Isabel II emitió hoy un comunicado a fin de “evitar nuevas especulaciones” sobre la amistad que mantuvo en el pasado con el multimillonario, de 66 años, quien aparentemente se suicidó en la cárcel en la que esperaba el juicio en su contra por tráfico sexual de menores.

“En ningún momento durante el tiempo limitado que pasé con él vi, presencié o sospeché de ningún comportamiento del tipo que llevó a su detención y a que fuera juzgado”, destacó.

Sin embargo, Johanna Sjoberg dijo en 2015 que el príncipe Andrew, que ahora tiene 58 años, la tocó inapropiadamente en la casa de Epstein en 2001.

El exterior de la residencia de Jeffrey Epstein en el Upper East Side el 15 de julio de 2019 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Kevin Hagen/Getty Images)

Así mismo, un año antes, Virginia Roberts dijo que Epstein le ordenó tener relaciones sexuales con varios hombres, incluido el príncipe Andrew. Ella fue retratada con él en un momento; la foto lo mostraba con su brazo alrededor de ella sonriendo ampliamente.

En el primer comunicado emitido por el palacio de Buckingham luego de unas imágenes publicadas por el 19 de agosto por el Daily Mail donde se muestran al Príncipe Andrew dentro de la mansión de Jeffrey Epstein en la ciudad de Nueva York, no explica cómo el príncipe conocía a Virginia Roberts o por qué decidió pasar tiempo con Epstein luego de que este último fuera condenado.

El reciente comunicado agregó que “fue un error” verse con Epstein tras su libertad en 2010, después de haber cumplido una condena de dieciocho meses.

Según los informes, la mujer a quien el príncipe Andrew le abrió la puerta de la casa de Jeffrey Epstein en el video fue identificada como la hija de un exprimer ministro australiano.

Amigos de Katherine Keating, hija del exprimer ministro Paul Keating, le dijeron al Sydney Morning Herald que estaban “sorprendidos por la semejanza de la mujer” con Keating.

Y otros amigos le dijeron al Daily Mail que ella era la mujer vista conversando en la puerta de la mansión de Epstein en Nueva York antes de que él se fuera. Una secretaria de Paul Keating declinó hacer comentarios.

(I) Katherine Keating asiste a una cena íntima en honor a Blake Lively en la ciudad de Nueva York en una fotografía de archivo de 2011. (Andrew H. Walker/Getty Images para CHANEL) (D) Prince Andrew, duque de York, en el Great Yorkshire Show en Inglaterra el 11 de julio de 2019. (Ian Forsyth/Getty Images)

Epstein era en ese momento un delincuente sexual condenado que cumplió aproximadamente un año de prisión luego de declararse culpable de solicitar prostitución a una niña menor de edad a cambio de que los fiscales retiraran una serie de otros cargos. Epstein fue acusado de abusar sexualmente de más de 100 niñas menores de edad y recientemente había sido arrestado por cargos de tráfico sexual infantil.

El comunicado también explica que el duque de York que conoció a Epstein en 1999 y que durante el tiempo en que lo trató lo vio “de forma poco frecuente y probablemente no más de una vez o dos al año” y admitió que se había alojado “en algunos de sus domicilios”.

Además de las acusaciones de al menos dos niñas, el administrador del hogar de Epstein, Alfredo Rodríguez, dijo que el príncipe había llamado a Epstein semanalmente a su casa de Florida en 2004 y 2005.

Una fuente cercana al círculo de Epstein le dijo al Mail: “El Príncipe parecía completamente tranquilo en la casa de Epstein. Cuando el Príncipe llegó a la puerta, me quedé atónita. Parecía totalmente a gusto. Le dijo unas palabras a la niña, que era muy bonita, y luego se alejó por la calle en dirección a Central Park”.

“Si no hubiera sabido que era el Príncipe Andrew, habría pensado que era el dueño del lugar. Se veía tan cómodo y relajado mientras estaba parado en la puerta”, agregó la fuente.

El príncipe Andrew y Sarah, la Duquesa de York posan junto a su hija, la Princesa Beatriz, luego de su ceremonia de graduación en el Goldsmiths College el 9 de septiembre de 2011 en Londres, Reino Unido . (Ian Nicholson – WPA Pool/Getty Images)

“No parecía tener ninguna preocupación en el mundo mientras sonreía y se despedía de la niña. Fue solo cuando la chica se alejó que él miró alrededor del marco de la puerta, casi como para comprobar que nadie estuviera mirando”.

El príncipe fue el invitado de honor en una cena en la mansión en 2010, reuniéndose con una serie de figuras de Hollywood y medios de comunicación como George Stephanopoulos, Charlie Rose y Katie Couric.

Con información de EFE.

Historias de convicción

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS