El próximo proyecto de ley de alivio pandémico podría retrasar el receso de agosto de legisladores

Por MASOOMA HAQ
15 de Julio de 2020
Actualizado: 15 de Julio de 2020

Los legisladores republicanos están en el proceso de redactar su próximo paquete de ayuda pandémica que, según indicaron, se mantendrá dentro del rango de USD 1 billón en comparación con el paquete de ayuda actual de los demócratas, que está cerca de los USD 3 billones.

Si bien los líderes de ambos partidos han dicho que quieren que el próximo paquete incluya fondos para las pruebas y el tratamiento de COVID-19 y fondos para las escuelas; los subsidios de desempleo, los cheques de estímulo, el pago de riesgos para los trabajadores esenciales y el seguro de responsabilidad civil son algunas de las áreas que aún no se han acordado.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.) ha indicado que los republicanos no están dispuestos a comprometer las protecciones contra responsabilidades civiles de los hospitales, escuelas y empresas para ayudar a protegerlos de las demandas relacionadas con el coronavirus.

CNN le preguntó recientemente a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), si ella apoya el impulso republicano para la protección contra la responsabilidad civil.

“Bueno, ¿qué quiere decir él con eso? ¿Se refiere a que los trabajadores esenciales tienen que ir a trabajar, si no lo hacen, pierden su Seguro de Desempleo y que si se enferman allí, no tienen recurso? Creo que un mejor camino para ellos sería unirse a nosotros en nuestro OSHA—una disposición sólida de OSHA que está en la Ley HEROES”, dijo. “Sin embargo, no se trata solo de trabajadores. Se trata de compradores y clientes y otras personas que están expuestas a un lugar de trabajo en particular”.

La disposición de OSHA, mencionada por la presidenta Pelosi, es la ley que el Congreso creó para garantizar que los empleadores sean responsables de proporcionar un lugar de trabajo seguro y saludable para sus trabajadores, pero no protege a los empleadores de los juicios.

La Cámara controlada por los demócratas aprobó la Ley HEROES de USD 3 billones en mayo, que no llegó al Senado controlado por los republicanos para una votación. El proyecto de ley demócrata incluye USD 300,000 millones para que los trabajadores de primera línea reciban beneficios durante la pandemia y cerca de USD 200,000 millones para asistencia de vivienda.

“Mañana, pasarán dos meses desde que aprobamos la Ley HEROES donde pusimos dinero en los bolsillos del pueblo estadounidense, el Seguro de Desempleo y los pagos directos. Usted dijo que ahora terminó la moratoria sobre los desalojos. Tenemos más de—casi USD 200,000 millones allí, USD 100,000 millones para ayudar a los inquilinos y USD 75,000 millones para ayudar a las personas a cumplir con sus pagos de hipoteca, así como otros para personas que no tienen hogar y para iniciativas específicas de vivienda rural”, dijo Pelosi.

Si bien los demócratas quieren incluir USD 200,000 millones para ayudar a los inquilinos/propietarios de viviendas con los costos de vivienda y continuar pagando los beneficios de desempleo, los republicanos se han manifestado específicamente en contra de la bonificación por desempleo.

El líder, Mitch McConnell dijo a principios de este año que no aprobaría el aumento de USD 600 por semana para el desempleo en el próximo proyecto de ley. Cuando se trata de beneficios de desempleo, “se puede suponer que no será más del 100 por ciento” del salario de un trabajador antes de ser despedido.

McConnell agregó que la bonificación incluida en el proyecto de ley de marzo fue un “error”. “Creo que el seguro básico de desempleo es extremadamente importante”.

El senador Rob Portman (R-Ohio) propuso una alternativa al bono de USD 600, en la que el gobierno proporcionaría USD 450 por semana a los estadounidenses despedidos que regresen a trabajar, además de sus salarios.

“Tenemos que recompensar a las personas por volver a trabajar”, dijo Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional de Estados Unidos, a Fox News recientemente. “Habrá algún tipo de bono por reempleo. No vamos a dar los USD 600, eso es un desincentivo para trabajar”.

Si bien McConnell ha indicado su apoyo para otra ronda de cheques de estímulo, dijo que probablemente habrá un límite de ingresos más bajos de USD 40,000 por año para recibir ese beneficio.

Los líderes de ambos lados del pasillo se han comprometido a llegar a un acuerdo sobre el próximo proyecto de ley antes que el Congreso comience el receso en agosto.

Pelosi dijo que consideraría posponer el receso para que el Congreso realice el próximo paquete de ayuda, “Oh, tenemos que hacerlo absolutamente. También tenemos que llegar a un acuerdo”, dijo.

Ambas partes han indicado que los fondos para las pruebas y el tratamiento están en su agenda.

Los demócratas han incluido USD 75,000 millones para pruebas y tratamiento. “Por lo tanto, en nuestro plan, en lugar de confiar en la administración para usar los fondos de la manera que usted esperaría, y confiar en la ciencia para actuar, en nuestro proyecto de ley tenemos una directiva muy clara, una estrategia para pruebas, seguimiento, tratamiento y de nuevo, todo esto: saneamiento, distanciamiento, uso de mascarillas, etc.”, dijo Pelosi.

El senador Lamar Alexander (R-Tenn.), presidente del Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, también dijo que aboga por la financiación de pruebas y tratamientos en el próximo paquete de ayuda.

“Yo estaría a favor de dos cosas: una es cualquier cosa que podamos hacer para acelerar los tratamientos de prueba y gastar un billón de dólares en vacunas no es el problema, este no es un problema económico, es un problema de enfermedad”, dijo Alexander.

El senador Alexander dijo durante una entrevista en junio que se necesitan unos USD 70,000 millones para abrir las escuelas públicas, incluidas las universidades.

“Lo que deberíamos hacer ahora es asegurarnos que nuestras escuelas, 130,000 de ellas, públicas y privadas y nuestras universidades, alrededor de 6000, tengan el dinero que necesitan para abrir de manera segura en el otoño”. Agregó que volver a la normalidad requerirá que las escuelas vuelvan a abrir.

McConnell dijo recientemente a un periódico local de Kentucky que dará prioridad a que los niños regresen a la escuela. El senador dijo: “Estados Unidos no se verá cerca de lo normal a menos que los niños vuelvan a la escuela”.

Si bien los líderes demócratas ya han incluido USD 100,000 millones para que los gobiernos locales y estatales refuercen las escuelas, The Hill informó que varios sindicatos laborales influyentes y grupos progresistas, incluida la Federación Americana de Maestros, la Unión Internacional de Empleados de Servicio, MoveOn, United We Dream y Greenpeace enviaron una carta a la presidenta Pelosi y al líder Chuck Schumer (DN.Y.) el martes, exigiendo que el próximo proyecto de ley de alivio incluya al menos USD 1 billón en ayuda estatal y local, con USD 100,000 millones para escuelas públicas.

McConnell ha indicado que el Partido Republicano revelará su plan la próxima semana y a partir de ahí comenzarán las negociaciones con los demócratas para tratar de aprobar un proyecto de ley de ayuda antes que el Congreso suspenda el receso de agosto.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS