El rancho de Epstein en Nuevo México tiene una historia que contar, dice funcionaria

Por Bowen Xiao
23 de Agosto de 2019 Actualizado: 23 de Agosto de 2019

La aislada propiedad “Zorro Ranch” de Jeffrey Epstein, el delincuente sexual recientemente fallecido, en Nuevo México está llamando la atención, ya que las autoridades estatales dicen que están cooperando con los investigadores y que ya han entregado 400 páginas de los registros de propiedad de Epstein.

Los documentos, que pueden contener nombres de los presuntos co-conspiradores de Epstein, fueron entregados a los investigadores por la Comisionada de Tierras Públicas de Nuevo México, Stephanie García Richard. Matt Baca, portavoz del fiscal general de Nuevo México, dijo en julio que funcionarios estatales estaban entrevistando a personas quienes alegan haber sido abusadas sexualmente en el rancho de Epstein.

En una entrevista con CBS News el 22 de agosto, García Richard dijo que esperaba que al cooperar con los investigadores, más presuntas víctimas de Epstein pudieran presentarse. Ella agregó, “hay una historia que contar en Nuevo México”.

Parte de la propiedad de Epstein en Nuevo México está en un terreno que arrendó de la oficina de Richard.

“Decir que fue desgarrador y repugnante ver la firma de este hombre en los documentos de la oficina estatal de tierras es un eufemismo”, dijo García Richard.

Si bien Epstein no enfrentó cargos criminales en Nuevo México, fue acusado en una presentación judicial de Florida en 2015 de abusar sexualmente de una niña de 15 años en varios lugares, incluido Nuevo México.

Su “Rancho Zorro” cubre miles de hectáreas que incluían una enorme casa de un millón de dólares que se encuentra en el centro de la propiedad ubicada en una zona rural desértica. Las imágenes aéreas de la propiedad muestran un hangar de avión y una pista de aterrizaje. Más cerca del borde este de la propiedad, hay varias estructuras que parecen servir como casas pequeñas y establos de caballos se encuentran a la vista del público.

“Nombran personas que eran gerentes de ranchos, por lo que uno se pregunta quién sabía qué y cuándo, en el momento en que estas actividades se llevaban a cabo”, dijo a la red.

Además de la mansión principal, la propiedad del rancho de Epstein también incluía una piscina, estación de bomberos, oficinas, una cabaña de troncos y una casa de huéspedes, entre otras comodidades, según los registros estatales de propiedad obtenidos por CBS News.

Richard también dijo que la propiedad, que abarca más de 4000 hectáreas, también tenía una pista de aterrizaje, un vagón de ferrocarril antiguo y vías de tren. Ella dijo que Epstein parecía no tener conexiones en Nuevo México antes de comprar el rancho.

Agregó que la razón por la que Epstein quería mudarse a Nuevo México era probablemente para mantenerse alejado de miradas indiscretas.

“Creo que hay una percepción de que la gente no hará preguntas… este caso realmente puede mostrarle al mundo que no puedes salirte con la tuya en Nuevo México”, dijo García Richard.

Documentos de la corte dicen que Epstein explotó sexualmente y abusó de docenas de niñas menores en diferentes lugares.

Epstein, que según fiscales federales dicen que valía más de USD 500 millones, poseía y mantenía “propiedades y residencias de lujo en todo el mundo”, según un memorándum de fianza del Distrito Sur de Nueva York. Esto incluye una isla de aproximadamente 30 hectáreas ubicada en las Islas Vírgenes de los EE.UU. y una mansión ubicada en el Upper East Side de Manhattan que, según se informa, es una de las residencias individuales más grandes de la ciudad de Nueva York, entre otras.

Epstein estaba en una cárcel de Manhattan, enfrentando un juicio por cargos de tráfico sexual de menores, cuando fue encontrado muerto en su celda el 10 de agosto. Su muerte fue declarada un suicidio por ahorcamiento.

Historias de convicción

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS