El régimen chino lanzará un nuevo organismo anticorrupción en 2018

14 de Enero de 2017 Actualizado: 14 de Enero de 2017

El régimen chino anunció una fecha de lanzamiento para un organismo estatal de lucha contra la corrupción, una nueva institución de gobierno que recibió tanto escepticismo como optimismo por parte de los observadores.

La “comisión nacional de supervisión” probablemente será inaugurada a durante las sesiones parlamentarias anuales del régimen en marzo de 2018, dijo Wu Yuliang, subdirector de la agencia anticorrupción del Partido Comunista Chino, en una rueda de prensa el 9 de enero. En una respuesta a un reportero, Xiao Pei, el subdirector del ministerio de supervisión del régimen, sugirió que la comisión podría ponerse a la par con la legislatura china u otra institución estatal equivalente.

Ya se ha establecido un programa piloto en Beijing y en las provincias de Shandong y Zhejiang a nivel provincial, municipal y de condado. La comisión compartirá personal y oficinas con los organismos anticorrupción existentes.

La comisión tendrá supervisión sobre la conducta del gobierno y los trabajadores estatales de las empresas, los empleados de las organizaciones financiadas con fondos públicos y los cuadros del Partido Comunista Chino. Está autorizada a realizar interrogatorios, detenciones, confiscar bienes y castigar a funcionarios bajo investigación por corrupción.

[insert page=’en-china-xi-jinping-pavimenta-la-transicion-politica-con-la-campana-anticorrupcion’ display=’template-relacionadas.php’]

Sin embargo, el aparato anticorrupción existente no puede procesar a los individuos declarados culpables por corrupción masiva, los cuales constituyen el grueso de los casos de corrupción bajo la campaña anti-corrupción del líder chino Xi Jinping. El aparato también ha sido objeto de un escrutinio internacional por el uso de una medida brutal y extrajudicial de detención e interrogación conocida como “shuanggui”; tales acciones sólo pueden ser llevadas a cabo por la policía, los fiscales y la nueva comisión de supervisión bajo la ley china.

La vigilancia de los cuadros del partido y de los funcionarios del gobierno en el régimen chino se lleva a cabo actualmente por el Comité Central del Partido para la Inspección Disciplinaria y el Ministerio de Supervisión del gobierno del estado. La primera agencia se ocupa de casos disciplinarios individuales, mientras que la segunda se centra en la corrupción institucional.

El aparato anticorrupción responde actualmente al poder ejecutivo del Partido en todos los niveles del gobierno. La nueva comisión de supervisión informará en su lugar a la legislatura china, y como lo indica el vicepresidente del ministerio de supervisión.

En el papel, el liderazgo de Xi está creando una vigilancia supervisora no partidista en el régimen. Pero el representante de la lucha contra la corrupción, Wu Yuliang, dijo que “no hay tal cosa como una institución de supervisión llamada ‘independiente’ que no acepte el liderazgo del Partido”.

Las organizaciones del partido tienen primacía sobre sus contrapartes estatales en el aparato gobernante del régimen chino. Por ejemplo, la Comisión Militar Central del estado es técnicamente el principal órgano de toma de decisiones militares en el régimen, pero el Ejército Popular de Liberación responde a la versión del partido de la comisión militar.

[insert page=’comision-supervision-estatal-recien-creada-gran-reforma-sistema-comunista-chino’ display=’template-relacionadas.php’]

Por lo tanto, algunos observadores creen que la actual dirección del Partido está simplemente impulsando los poderes de su agencia anticorrupción con la nueva comisión supervisora. Debido a que la comisión está estructuralmente separada del control ejecutivo del Partido, los observadores también creen que la comisión será más responsable ante el liderazgo central en oposición a los actores del Partido de nivel inferior que podrían influir en las investigaciones.

Por el contrario, en el caso probable de que el actual liderazgo decida ir más allá del Partido, existiría una institución de supervisión nacional similar a los “censores imperiales o los sistemas policiales de la China pre-moderna o el Yuan de Control de la República de China” Dijo Li Tianxiao, un experimentado comentarista político de New Tang Dynasty Televisión (NTD). Si este escenario se desarrolla, entonces la nueva comisión de supervisión será vista en retrospectiva como una gran reforma sistémica, añadió. NTD es un medio de comunicación hermano de este periódico.

Li dijo que la comisión de supervisión y el conjunto de leyes de fiscalización que esperan ser introducidas, podría permitir a Xi Jinping, si así lo desea, acercar al régimen al “estado de derecho” y sentar las bases para detener legalmente y procesar al ex líder del Partido Comunista Jiang Zemin.

Como gobernante de facto del régimen chino durante casi dos décadas, Jiang y su poderosa facción política arraigaron una cultura de corrupción y cleptocracia, y también llevaron a cabo una severa campaña de persecución contra una de las comunidades espirituales más grandes de China. La campaña anti-corrupción de Xi hasta ahora se dirigió principalmente a la facción de Jiang, y Xi insinuó en discursos el año pasado que los crímenes de los aliados purgados de Jiang eran políticos y no simplemente corrupción.

TE RECOMENDAMOS