El régimen chino refuerza el control sobre los abogados

Por Nicole Hao - La Gran Época
15 de Abril de 2019 Actualizado: 15 de Abril de 2019

El Ministerio de Justicia de China anunció recientemente un sistema de evaluación actualizado para los abogados, ordenando que todos los que ejercen la profesión deben apoyar el régimen socialista del Partido Comunista Chino (PCCh).

El Ministerio de Justicia notificó a todas sus dependencias provinciales sobre cómo evaluar el profesionalismo de un abogado, que de ahora en adelante sería la norma utilizada para determinar si otorgarle o no a un abogado su matrícula para ejercer la profesión.

Según la notificación publicada el 27 de marzo, el primer criterio es que un abogado “debe apoyar a los líderes del PCCh, defender el Estado de derecho bajo el socialismo, acatar la Constitución y las leyes, y adherirse a la ética profesional y la disciplina de los abogados”.

En segundo lugar, todos los abogados “no deben haber sido objeto de medidas disciplinarias, sanciones administrativas, sanciones sectoriales, ni sanciones crediticias durante los últimos cinco años de ejercicio de la profesión”.

Esto representa una escalada de los esfuerzos del Partido para consolidar su control de los abogados, habiéndoles requerido previamente que apoyaran la Constitución china.

Las últimas normas también pueden poner en peligro muchas matrículas de abogados de derechos humanos, ya que con frecuencia se los detiene por su trabajo.

Aproximadamente el 9 de julio de 2015, las autoridades chinas lanzaron una campaña de represión a nivel nacional contra los abogados y activistas de derechos humanos, conocida coloquialmente como el “Incidente 709”, en el que cientos de personas fueron arrestadas y detenidas, entre ellas abogados prominentes como Wang Quanzhang, Wang Yu y Li Heping.

Activistas prodemocracia de Hong Kong marchan durante una protesta en apoyo de los detenidos, el abogado chino de derechos humanos, Wang Quanzhang, y el primer “ciberdisidente” de China y fundador del sitio web de derechos humanos “64 Tianwang”, Huang Qi, en Hong Kong, el 29 de enero de 2019. (ANTHONY WALLACE/AFP/Getty Images)

Nuevas normas contra el Estado de derecho

Teng Biao, un prominente abogado chino de derechos humanos, cree que las reglas del régimen chino violan la naturaleza básica de ser abogado.

“Un abogado es una profesión independiente en una sociedad con Estado de derecho”, dijo Teng a la edición en chino de La Gran Época en una entrevista el 6 de abril. “[Los abogados] deben ser independientes de los partidos políticos, deben estar separados de la ideología política. Entonces, pueden dedicarse a defender la Constitución, las leyes y la justicia”.

Teng agregó que el Partido está obligando a los abogados a seguir la ideología comunista porque teme que los abogados, que suelen tomar casos de injusticias perpetradas por las autoridades chinas, protesten contra el régimen del Partido.

“El Partido está tratando de eliminar a los abogados cuyas mentes y opiniones no son de confianza para el Partido”, dijo Teng.

El 6 de abril, Cheng Hai, un famoso abogado de derechos humanos de Beijing, dijo a la edición en chino de La Gran Época que el Partido trató de adoptar una política similar en la década de 1980, pero que fue abolida más tarde.

Cheng fue acosado sistemáticamente por las autoridades chinas después de aceptar casos para representar a practicantes de Falun Dafa, una disciplina espiritual que ha sido severamente perseguida por el régimen chino desde 1999.

En 2013, Cheng fue golpeado por la policía y se le prohibió defender a 13 practicantes de Falun Dafa en el tribunal.

En febrero de 2018, el departamento judicial de Beijing cerró el bufete de abogados de Cheng. Cheng en ese momento le dijo a la edición en chino de La Gran Época que creía que la razón por la que las autoridades chinas iban tras él era porque intentó defender a su colega Wang Quanzhang en el tribunal. Wang fue detenido por cargos de “incitación a la subversión del poder del Estado” en 2015 y condenado a cuatro años y medio de prisión.

Cheng perdió su matrícula para poder ejercer la profesión en agosto de ese año.

A Teng le preocupa que con las nuevas normas, los abogados de derechos humanos ya no puedan hacer su trabajo.

“Si no hay abogados de derechos humanos, o si no puede trabajar ningún abogado de derechos humanos, todos [en China] se verán afectados”, dijo. “La clase media, los funcionarios e incluso los empresarios ricos sufrirán”.

***

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS