El régimen de Maduro ataca a comunidad indígena que apoya ingreso de ayuda humanitaria: al menos 2 muertos

Por Jesús de León – La Gran Época
22 de Febrero de 2019 Actualizado: 22 de Febrero de 2019

Dos personas murieron y al menos 14 resultaron heridas en un operativo represivo del Ejército en la comunidad indígena de San Francisco de Yuruaní en el estado Bolívar, a pocos kilómetros de la frontera con Brasil.

“Una mujer indígena de nombre Zoraida Rodríguez y su esposo Rolando García fueron asesinados, y por lo menos otros 15 miembros de su comunidad resultaron heridos tras la arremetida de un convoy de la Guardia Nacional a esta comunidad pemón del municipio Gran Sabana”, denunció la ONG kape-kape.

El hecho ocurrió mientras la comunidad pemon de Kumarakapay protegía la vía para que no fuera cerrada y pudiera entrar la ayuda humanitaria por esta zona fronteriza del estado Bolívar. En ese momento “efectivos militares comenzaron a disparar contra los presentes”, reportó esta organización.

De acuerdo con el diputado de la Asamblea Nacional Américo de Grazia, el responsable del ataque fue el general de la Guardia Nacional José Miguel Montoya, a quien los indígenas tienen capturado.

La abogada ante la Corte Penal Internacional, Tamara Suju afirmó que son 3 los militares detenidos por los miembros de la comunidad. “Los tienen aislados para que el ministro de la Defensa (Vladimir Padrino López) los vaya a buscar”, dijo en Twitter.

El ataque ocurrió en medio de una caravana de 6 convoys del Ejército que se movilizaban hacia el sur del país, cuando la guardia territorial pemón salió al sitio a detener su paso para impedirles llegar a la frontera con Brasil y que puedan rechazaran el ingreso de la ayuda humanitaria, que se espera ingrese por Roraima y otros puntos fronterizos, este sábado 23 de febrero.

La mujer fallecida, de nombre Zoraida Rodríguez, es una vendedora de empanadas que se encontraba dentro de su casa mientras preparaba el desayuno de su hijo, en la zona en la que se registró el tiroteo.

Esto ocurre horas después de que el régimen cerrara la frontera con Brasil.

Las personas con heridas de menor gravedad fueron trasladadas al Hospital Rosario Vera Zurita. En cambio, los más graves fueron internados en Boa Vista.

Desde la OEA, el secretario general de esa organización, Luis Almagro, condenó el ataque:

“Condenamos enérgicamente el ataque perpetrado por opresores contra la comunidad indígena #Kumarakapay en #Venezuela. Exigimos el cese de los ataques contra las poblaciones”.

El presidente encargado Juan Guaidó exigió a los mandos militares que entreguen a los responsables del ataque: “No quedará impune”, expresó Guaidó en Twitter.

En Bolívar, uno de los estados más ricos de Venezuela por su explotación de oro, petróleo, diamantes y coltán, se encuentra una comisión de parlamentarios para buscar este sábado la ayuda humanitaria, pese al rechazo de Maduro.

Las donaciones que vienen de Estados Unidos y otros naciones se encuentran en puntos de acopio en países vecinos de Venezuela como Colombia, Brasil y la isla de Curazao.

Maduro ordenó ayer el cierre de la frontera con Brasil y con las islas de los Países Bajos, incluyendo a Curazao, mientras analiza si hace lo mismo con el paso a Colombia.

Posteriormente, Guaidó ordenó la apertura de la frontera con Brasil y mantener las relaciones diplomáticas con las islas.

El ataque de la Guardia Nacional ocurre a pocas horas de que comience a ser distribuida la ayuda internacional este sábado 23 de febrero.

************************************************

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS