El Salvador: Detienen a banda que traficaba inmigrantes a EE.UU. y los abandonaba en el camino

Por Pachi Valencia
30 de Agosto de 2019 Actualizado: 30 de Agosto de 2019

Autoridades de El Salvador detuvieron alrededor de 25 integrantes de una banda dedicada al tráfico de personas hacia Estados Unidos durante el operativo “San Miguel”, informó la Fiscalía General en un comunicado emitido el 29 de agosto.

Esta banda cobraba a los migrantes entre USD 8000 y USD 12.000 para hacerles cruzar la frontera de Estados Unidos, pero muchos eran abandonados durante el viaje.

“Esta organización criminal se lucró con el sufrimiento de salvadoreños, poniéndolos en riesgo y aprovechándose de ellos”, declaró el fiscal general, Raúl Melara, por Twitter. Así mismo, advirtió a los ciudadanos que desconfíen de personas que prometan viajes migratorios.

Los delincuentes enfrentarán delitos por tráfico ilegal de personas, agrupaciones ilícitas y tenencia ilegal de arma de fuego. Entre los miembros de la banda se encuentran empresarios, abogados y un exagente policial.

“Lo que queremos es mandarles un mensaje a las estructuras criminales que en El Salvador solo tienen dos vías: la cárcel o la muerte. Como PNC vamos a garantizar que en este país haya paz y tranquilidad”, dijo el ministro de Seguridad Pública, Rogelio Rivas, durante la presentación de los capturados en la sede de la División Central de Investigaciones de la policía en San Salvador.

Entre los detenidos se encuentra Wilfredo Antonio Reyes Martínez, alias “Don Will”, quien es acusado de tráfico ilegal de personas y agrupaciones ilícitas. Según investigaciones policiales este sujeto está vinculado a la banda “Los Perrones”.

Los agentes incautaron 93 bienes, entre armas, terrenos, vehículos, gasolineras y dinero en efectivo, que en conjunto tendrían un valor de más de un millón de dólares.

Este operativo contra los traficantes de personas se da en el marco del acuerdo firmado entre Estados Unidos y El Salvador el pasado miércoles para fortalecer la cooperación bilateral en cuatro áreas, a fin de abordar “la migración irregular de Centroamérica y combatir las organizaciones criminales transnacionales”.

El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, viajó al país centroamericano el 28 de agosto para verificar los esfuerzos que El Salvador está haciendo para frenar la migración irregular.

Después de una reunión privada entre McAleenan y el presidente Nayib Bukele, Estados Unidos y El Salvador suscribieron un acuerdo de cooperación bilateral en cuatro áreas para abordar la migración y combatir las organizaciones criminales transnacionales.

El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan (izq.), y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, asisten a una conferencia de prensa en el palacio presidencial de San Salvador, el 28 de agosto de 2019. (OSCAR RIVERA/AFP/Getty Images)

Las cuatro áreas de trabajo acordadas entre los dos países incluyen “aumentar la colaboración a través de la seguridad fronteriza y las operaciones de aplicación de la ley, expandir la cooperación en el intercambio de información, garantizar una cooperación estrecha en la creación de capacidad de asilo y protección, y continuar el diálogo para promover oportunidades e inversiones en El Salvador”.

El acuerdo incluye compartir información para combatir el narcotráfico y otros delitos que se cometen en los aeropuertos y fronteras con documentos falsos.

McAllenan felicitó a Bukeke y dijo que su gobierno ha hecho “un gran esfuerzo”.

“En mayo más de 16.000 [salvadoreños llegaban a la frontera de EE.UU.] y ahora estamos en agosto con 6000, así que estamos esperando un 60% de reducción en los tres meses que el presidente Bukele tomó posesión. Es un progreso significativo en términos de la migración forzada desde El Salvador”, manifestó.

El Salvador “no es un tercer país seguro”

Tras reunirse con el presidente Bukele, McAleenan enfatizó durante una conferencia de prensa que el acuerdo no convierte a El Salvador en un “tercer país seguro”.

El concepto de “tercer país seguro” consiste en que una nación puede rechazar conceder asilo a una persona y canalizarla a un tercer país que se considere tenga condiciones adecuadas de seguridad para el individuo.

“Esta es una carta de intención para colaborar de manera amplia en la aplicación de la ley y contrarrestar a las pandillas, aumentar la seguridad fronteriza, compartir información y vitalidad económica, así como apoyar la propia iniciativa de los salvadoreños para desarrollar la capacidad de asilo y protección”, dijo McAleenan.

Con información de EFE.

A continuación

Casas escondidas: un fenómeno oculto y horrible en la frontera México-EE.UU.

TE RECOMENDAMOS