El secretario de Salud Azar aplaude el liderazgo de Taiwán en materia de salud mundial

Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán dice que China trata de "convertir a Taiwán en el próximo Hong Kong"
Por Frank Fang
11 de Agosto de 2020
Actualizado: 11 de Agosto de 2020

TAIPEI, Taiwán – El secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS), Alex Azar, destacó la importancia de que la isla forme parte de la comunidad sanitaria mundial en la actual pandemia, en su segunda visita a Taipei, la capital de Taiwán, de un día completo.

“Es un honor estar aquí trayendo saludos del presidente Trump y estar aquí para reconocer el liderazgo de Taiwán en materia de salud”, dijo Azar en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, durante la mañana del 11 de agosto.

Refiriéndose al éxito de Taiwán sobre la contención del virus del Partido Comunista Chino (PCCh) como “un modelo para el mundo”, Azar dijo: “Estados Unidos cree que los logros de Taiwán deben ser reconocidos en el escenario mundial”.

El virus del PCCh, comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, se originó en la ciudad central china de Wuhan a finales de 2019. El primer caso confirmado del virus en Taiwán fue reportado el 21 de enero.

Desde entonces, los funcionarios de salud de Taiwán han limitado efectivamente la propagación del virus mediante una combinación de rastreo enérgico de nuevos casos y de sensibilización de la población, sin adoptar ninguna medida draconiana, como el cierre de ciudades. El transporte público local ha seguido funcionando sin interrupción y las escuelas y los negocios han permanecido abiertos.

Al 10 de agosto, Taiwán, oficialmente conocido como la República de China, tiene 480 casos confirmados de COVID-19 y siete muertes a pesar de su proximidad (130 kilómetros) con China continental, que está gobernada por el PCCh. La isla tiene una población de unos 24 millones de habitantes.

“Taiwán debería ser capaz de compartir estas lecciones y su experiencia de clase mundial en los foros internacionales”, dijo Azar, señalando cómo Taiwán ha sido excluido de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 2017.

Entre 2009 y 2016, los ministros de salud de Taiwán participaron en la Asamblea Mundial de la Salud (AMS), el órgano decisorio de la OMS, en calidad de observadores. Sin embargo, desde 2017, Taiwán está excluido, a petición de China, de participar en la asamblea y de todas las reuniones de la OMS.

Beijing ve a Taiwán como parte de su territorio, el cual debe ser reunificado con el continente a pesar de que la isla auto gobernada tiene sus propios militares, funcionarios elegidos democráticamente y moneda.

En consecuencia, Beijing ha tratado de disminuir la presencia internacional de Taiwán presionando a los países y las organizaciones internacionales para que reconozcan su reivindicación de soberanía sobre la isla a cambio de relaciones cálidas con el continente.

“Especialmente durante una pandemia, pero en todo momento, las organizaciones internacionales no deben ser lugares para jugar a la política”, dijo Azar sobre las acciones del PCCh.

Azar concluyó: “Seguiremos abogando por las contribuciones que Taiwán puede hacer al mundo en cuestiones importantes como la salud”.

El viaje de Azar es políticamente significativo. Es el funcionario de más alto nivel del gabinete estadounidense que ha visitado la isla desde 1979, año en que Estados Unidos rompió las relaciones diplomáticas oficiales con la isla por reconocimiento a Beijing. Él y su delegación llegaron a Taipei el domingo por la tarde.

En la actualidad, Estados Unidos mantiene una sólida relación no diplomática con Taiwán y suministra a la isla armas y equipo militar para su autodefensa contra Beijing.

Después de la conferencia, Azar mantuvo conversaciones privadas con Wu, así como con el exvicepresidente de Taiwán, Chen Chien-jen, y con el actual ministro de salud de la isla, Cheng Shih-chung, según el periódico local Liberty Times.

También en la conferencia de prensa, Wu señaló cómo Taiwán ha donado alrededor de 51 millones de mascarillas quirúrgicas en todo el mundo desde el inicio de la pandemia, incluyendo más de 10 millones a Estados Unidos, así como otros equipos de protección personal.

Más recientemente, el 10 de agosto, Taiwán donó 50,000 mascarillas médicas al distrito de Manhattan en la ciudad de Nueva York, según los medios de comunicación locales.

Wu señaló que a veces Taiwán había optado por entregar sus donaciones médicas en silencio para mantener a sus receptores “libres de problemas con Beijing”.

Me lo explicó: “Nuestra vida se ha vuelto cada vez más difícil a medida que China continúa presionando a Taiwán para que acepte sus condiciones políticas, condiciones que convertirían a Taiwán en el próximo Hong Kong”.

China se ha ofrecido a gobernar Taiwán con un modelo de “un país, dos sistemas”, el mismo modelo que está utilizando Beijing para gobernar Hong Kong desde que la ciudad pasó del dominio británico al chino en 1997.

La oferta de Beijing ha sido rechazada enérgicamente por el público, los principales partidos políticos de Taiwán y el actual gobierno encabezado por el presidente Tsai Ing-wen.

“Sabemos que no se trata solo del estatus de Taiwán, sino de mantener la democracia frente a la agresión autoritaria [de China]. Taiwán debe ganar estas batallas para que la democracia prevalezca”, añadió Wu.

El lunes, Azar supervisó la firma de un acuerdo histórico de cooperación en materia de salud entre Estados Unidos y Taiwán.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo Taiwán logró detener el virus del PCCh sin frenar la economía

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS