El secretario personal de Mao Zedong muere a los 101 años, no quiso ser enterrado con los líderes comunistas

Li Rui sufrió persecución política y, en sus últimos años, fue un destacado crítico del dictador al que sirvió
Por Nicole Hao - La Gran Época
21 de Febrero de 2019 Actualizado: 21 de Febrero de 2019

Li Rui, secretario personal de Mao Zedong, murió el 16 de febrero a la edad de 101 años.

Según su familia, Li rechazó un lugar de descanso en el Cementerio Revolucionario Babaoshan de Beijing, un honor tradicionalmente reservado para altos funcionarios del Partido Comunista Chino (PCCh) y otras figuras prominentes en la historia del régimen.

Li, que murió en Beijing a causa de una falla orgánica, no solo fue un alto funcionario del Partido, sino que también sufrió la brutalidad del régimen totalitario, que lo denunció en múltiples ocasiones y destrozó a su familia.

Mao Zedong fue presidente del Partido y fundó el régimen del PCCh en 1949. Su régimen sobre China, que duró hasta su muerte en 1976, causando la mayor cantidad de muertes por parte de cualquier líder en la historia de la humanidad. Tras la muerte de Mao, Li se destacó como uno de sus mayores críticos, e incluso trató de distanciarse del Partido Comunista.

‘Un insulto final’

A pesar de las objeciones de Li y su familia, hay informes de que las autoridades planean seguir adelante con un funeral de alto perfil en Babaoshan.

Gao Yu, un columnista de Beijing, dijo en Twitter que Li recibirá un funeral a nivel ministerial. Citó a tres funcionarios del Departamento de Organización del Comité Central del PCCh, el departamento que controla la plantilla de personal.

Los funcionarios habían visitado a la viuda de Li, Zhang Yuzhen, y le informaron de los preparativos, agregando que la ceremonia sería obligatoria.

Li Nanyang, la hija de Li, publicó el 16 de febrero una declaración de que su padre no quería que su “funeral o entierro se celebrara en Babaoshan, ni que se cubriera con una bandera del PCCh”.

El 17 de febrero, dijo a la Voz de América: “No puedo aceptar que el cuerpo de mi padre sea cubierto por una bandera empapada con la sangre del pueblo. Sería un insulto final para él”.

Un revolucionario traicionado

En el libro “Li Rui habla de su pasado”, el anciano Li describe su nacimiento en una familia poderosa en Beijing. Su padre, que había sido legislador en la procomunista República de China, falleció cuando él tenía cuatro años.

Según las memorias de Li Rui y el libro de Lawrence Sullivan “Diccionario Histórico de la República Popular China”, Li se unió al PCCh en 1937 cuando tenía 20 años y dedicó todos sus esfuerzos a escribir propaganda comunista.

En 1939, Li fue a Yan’an, la base de operaciones revolucionaria del noroeste de China, con su primera esposa, Fan Yuanzhen. Fan era conocida como una de las cuatro bellezas de Yan’an, junto con la cuarta esposa de Mao, Jiang Qing.

En 1943, Li fue detenido después de que un camarada lo acusara de espionaje contrarrevolucionario durante la campaña política y la purga masiva conocida como el Movimiento de Rectificación de Yan’an. La esposa de Li, Fan, se distanció de él y se convirtió en la amante de Ye Liqun, el revolucionario del PCCh conocido por el epíteto “Rey del izquierdismo”.

Un año después, Li fue liberado y se divorció de Fan, con quien se volvió a casar después de que ella le rogara que la perdonara.

En 1945, Li se convirtió en secretario del líder del partido Gao Gang, que administraba el noreste, y luego de Chen Yun, y que se convirtió en el primer vice primer ministro de la República Popular China y fue uno de los ocho principales líderes del PCCh hasta 1992.

En 1958, Li fue ascendido a secretario personal de Mao para asuntos industriales, al tiempo que también se desempeñaba como viceministro de Recursos Hídricos y Energía Eléctrica.

En 1959, Li fue removido de todas sus posiciones después de criticar el Gran Salto Adelante, un desastroso movimiento político y un esquema económico dirigido por el PCCh que resultó en la muerte de decenas de millones de personas, la mayoría de ellas por inanición, pero también por persecución política y otras formas de violencia dirigidas por el Partido.

Li fue condenado a trabajar en una zona rural, donde casi se convierte en una de las víctimas de la hambruna. Durante este tiempo, Fan Yuanzhen lo abandonó de nuevo, esta vez para siempre. En 1967, tras el comienzo de la Revolución Cultural, Li fue encarcelado de nuevo después de criticar a Chen Boda, uno de los autores intelectuales de la campaña.

La Revolución Cultural provocó la muerte de millones de personas y la destrucción de gran parte del patrimonio cultural y reliquias antiguas de China.

Li fue liberado en 1975 y fue nombrado viceministro de Energía Eléctrica e Industria en enero de 1979. Luego visitó Estados Unidos, de lo cual hizo la evaluación, “Observando a toda la sociedad [americana] y su sistema político, [concluí que] el capitalismo está más en línea con las normas del desarrollo humano”.

En 1989, Li pidió al Comité Central del PCCh que no “impusiera la ley marcial ni abriera fuego contra los estudiantes” que se manifestaban en la Plaza Tiananmen aquel junio. Sus palabras enfurecieron a Deng Xiaoping, el secretario general del PCCh, y fue expulsado de la cúpula del PCCh. Después de su jubilación, Li trabajó para apoyar la democratización de China.

Bajo el régimen de Deng, el PCCh desplegó el Ejército Popular de Liberación contra los manifestantes, matando e hiriendo a miles de personas en la masacre del 4 de junio, más conocido como la masacre de la Plaza Tiananmen.

En un artículo de Li Nanyang publicado por el New York Times el 23 de mayo de 2018, ella comunicó que Li le había dicho que después de la Masacre de la Plaza Tiananmen: “Este partido no tiene gusto. Este país ha perdido el gusto. Si tienes la oportunidad, vete de aquí con tu hija”.

Li Nanyang y su familia dejaron China y se mudaron a California en 1990. Dice que debido a que el PCCh ignoró los deseos de su familia y los de ellos, ella no asistirá al funeral en Babaoshan.

***

Mira a continuación

Desfile celebra las 300 millones de renuncias al comunismo chino. Movimiento que sigue en aumento

“Tuidang” o Renuncia al Partido, es un movimiento silencioso que está arrasando a China, pero pocos en Occidente lo saben. Éste está creando un desafío para el Partido Comunista Chino disolviéndolo desde adentro. Las renuncias aumentan rápidamente, con entre 90.000 y 150.000 retiros diarios. ¿Dónde terminará?

TE RECOMENDAMOS