El segundo templo budista de Japón: Horyuji

Más grande que la vida: El arte que nos inspira a través de los tiempos
Por The Epoch Times
22 de Marzo de 2021
Actualizado: 22 de Marzo de 2021

De 594 a 622, el príncipe Shotoku gobernó Japón. Sin duda hizo honor a su nombre, ya que “sho” significa sagrado y “toku” significa virtud.

Durante su reinado, promovió el budismo en Japón, hasta el punto de ser conocido popularmente como el fundador del budismo japonés. Después de su muerte, muchos le llamaron incluso “el Shakyamuni de Japón”. Figura histórica de la India, Siddhartha Gautama pasó a ser conocido como Shakyamuni tras su iluminación, y sus enseñanzas se convirtieron en el fundamento del budismo.

El segundo templo budista que encargó Shokotu fue Horyuji, en la prefectura de Nara, al sur de Japón. El templo es una parte importante del arte, la arquitectura y el patrimonio espiritual de Japón.

El budismo acababa de llegar a Japón desde China, a través de la península de Corea, cuando se construyeron los edificios de madera del templo Horyuji. El primer templo budista de Japón, Shitennoji, sigue existiendo, pero sus edificios fueron reconstruidos posteriormente, así que los edificios del templo Horyuji son las estructuras budistas más antiguas que se conservan en Japón. Varios edificios del templo de Horyuji datan de finales del siglo VII o principios del VIII, lo que los convierte en uno de los edificios de madera más antiguos que se conservan en el mundo.

Todos los edificios del complejo de templos se basan en la arquitectura budista tradicional china adaptada al gusto japonés, lo que marca la aparición de la arquitectura budista japonesa.

Según el sitio web de la UNESCO, los edificios se construyeron mediante el sistema chino de bahía, un tipo de construcción de poste y dintel, con ménsulas ornamentadas y grandes columnas que soportan el inmenso peso del tejado.

La UNESCO enumera algunos aspectos arquitectónicos más destacados del templo; por ejemplo, las ménsulas en forma de nube de las columnas y la aplicación de la éntasis a las mismas. La éntasis es una técnica mediante la cual las columnas han sido suavemente afiladas con fines estéticos, y a menudo para soportar el peso.

(Derecha) La pagoda de cinco pisos (Goju-no-To) del templo Horyuji. (Mysteron09 / Pixabay)
Templo Horyuji, Japón. (Daderot / CC0 1.0 Universal (CC0 1.0) Dominio público)
Templo Horyuji, Japón. (663highland / (CC BY-SA 3.0))
La Sala Dorada (Kondo) del Templo Horyuji estuvo en su día adornada con murales budistas de estilo similar a los de las cuevas de Ajanta, en la India, y de Dunhuang, en China. En 1949, un incendio dañó una cantidad considerable de murales de Horyuji. En esta fotografía, tomada antes del incendio, un mural del siglo VII muestra el paraíso de Buda Amitabha. (Dominio público)
Una estatua de Shotoku Taishi, creada en 1121, muestra al príncipe vestido al estilo de la corte y sosteniendo un cetro. La estatua se encuentra en el Shoryoin, un templo dedicado a la veneración del príncipe. (Dominio público)
Las columnas de madera del templo Horyuji son ejemplos de la aplicación de la éntasis, en la que las columnas se estrechan suavemente para conseguir un efecto estético y, a veces, para soportar el peso. (663highland/CC BY-SA 3.0)
Estatua buda. Templo Horyuji, Japón. (Nick115 / Pixabay)
Templo Horyuji, Japón. (Smaibun / Pixabay)
Una estatua budista mostrando un mudra, un gesto sagrado de la mano, en el templo Horyuji, Japón. (Nick115 en Pixabay)
Una de muchas estatuas del templo Horyuji. (Pxhere)
Durante más de 1000 años, dos feroces guardianes, llamados Kongorikishi, han acompañado la entrada de la puerta central (Chumon) del templo Horyuji. Cada guardián vocaliza un grafema sánscrito (la unidad de escritura más pequeña que puede expresarse como un sonido): Uno pronuncia el primero y el otro el último. Cuando los dos grafemas se pronuncian juntos, representan el principio y el final de toda la creación. Templo Horyuji, Japón. (Kongoh-rikishi / Pxhere)
Durante más de 1000 años, dos feroces guardianes, llamados Kongorikishi, han acompañado la entrada de la puerta central (Chumon) del templo Horyuji. (Kongoh-rikishi / Pxhere)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS