El Senado confirma a Gina Raimondo como secretaria de Comercio de EE.UU.

Por Noticia de agencia
02 de Marzo de 2021
Actualizado: 02 de Marzo de 2021

El Senado confirmó este martes como nueva secretaria de Comercio a Gina Raimondo, actual gobernadora del estado de Rhode Island, que tendrá en sus manos buena parte de la política comercial estadounidense, incluido lo relativo a China.

La nominación de Raimondo atrajo un amplio apoyo bipartidista: el Senado la aprobó con 84 votos a favor y 15 en contra, lo que la convierte en la decimosegunda candidata a formar parte del gabinete del presidente Joe Biden que recibe la luz verde de los senadores.

Raimondo, de 49 años, es una exinversora de capital de riesgo que desde 2015 ejercía como la primera mujer gobernadora del pequeño estado de Rhode Island, y fue una de las candidatas a las que Biden consideró como vicepresidenta antes de decantarse por Kamala Harris.

Como secretaria de Comercio, Raimondo tendrá que coordinar tanto la política comercial como varias agencias dispares que forman parte de su departamento, incluida la Oficina del Censo y la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés).

“Agresiva” hacia China

Bajo la presidencia de Donald Trump, el Departamento de Comercio que encabezaba Wilbur Ross se convirtió en una pieza clave de sus guerras comerciales, sobre todo la de China, de la mano de la oficina del Representante de Comercio Exterior (USTR), que depende de la Casa Blanca.

Junto a la nominada por Biden como nueva titular del USTR, Katherine Tai, Raimondo tendrá ahora que decidir hacia dónde lleva la guerra comercial con China, cuyos aranceles siguen en pie.

“Si me confirman, seré muy agresiva para ayudar a los estadounidenses a competir contra las prácticas injustas de China”, prometió Raimondo durante su audiencia de confirmación en enero.

La política demócrata añadió que revisará qué compañías están incluidas en la Lista de Entidades, elaborada por el Departamento de Comercio y que bajo Trump creció hasta abarcar a 300 empresas chinas a las que se bloquean las exportaciones a Estados Unidos, incluido el gigante tecnológico Huawei.

El hecho de que Raimondo no aclarara si mantendrá a Huawei en esa lista llevó al senador republicano Ted Cruz a tacharla de “suave con China”, y a votar en contra de su nominación.

En cuanto a los aranceles al acero y aluminio que Trump impuso a Europa, Raimondo no quiso confirmar si el gobierno de Biden los eliminará, y se limitó a asegurar que revisará esas políticas.

El reto del censo

Otra tarea urgente que tendrá Raimondo cuando se incorpore esta semana a su cargo será supervisar la publicación de los resultados finales del nuevo censo de población de Estados Unidos, relativo a 2020.

La pandemia de la covid-19 y una serie de cambios de última hora del gobierno de Trump han retrasado ya más de dos meses la publicación del censo, que se lleva a cabo cada diez años en Estados Unidos.

De los datos del censo depende del reparto de numerosos fondos federales, el trazado de los distritos electorales para la Cámara de Representantes federal y la representación del Colegio Electoral, encargado de elegir al presidente.

Trump intentó incluir una pregunta sobre la ciudadanía en el censo de 2020, pero no lo consiguió, por lo que los datos finales no contendrán información sobre la situación migratoria de las personas empadronadas.

“Me comprometo a sacar la política fuera del censo, a apoyarme en los expertos y a hacer todo lo que pueda para reconstruir la confianza de la gente en el censo”, subrayó Raimondo durante su audiencia.

De raíces italianas, casada y con dos hijos, Raimondo estudió economía en Harvard para luego obtener un doctorado en sociología en la Universidad de Oxford.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS