El Senado no necesita escuchar testigos en el juicio de impeachment contra Trump, dice Chuck Grassley

Por Isabel van Brugen
20 de Diciembre de 2019
Actualizado: 20 de Diciembre de 2019

El senador Chuck Grassley (R-Iowa) dijo el 19 de diciembre que cree que el Senado no necesita escuchar a ningún testigo antes de votar si se absuelve al presidente Donald Trump o se lo condena y destituye de su cargo luego del juicio en 2020.

Durante una aparición en “Mornings With Maria” de Fox News el jueves, Grassley, el segundo funcionario de mayor rango en el Senado, respondió a la noticia de que la Cámara de Representantes votó el 18 de diciembre para impugnar a Trump por dos artículos de impeachment.

“En primer lugar, no creo que necesitemos testigos, pero ahora mismo deberíamos abrirlo y escuchar la acusación de la Cámara de Representantes, deberíamos escuchar la defensa del Presidente, y en ese momento, se vería sobre los testigos”, señaló Grassley.

Cuando se le preguntó acerca de a quién querría escuchar cuando la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), decida entregar los artículos del impeachment, Grassley respondió: “No quiero oír nada de ninguno de ellos”.

En cambio, dijo que quiere determinar si los dos artículos del impeachment —el abuso de poder y la obstrucción del Congreso— son una “razón legítima” para impugnar a Trump.

“Voy a medirlo en relación con la Constitución”, añadió.

Trump fue acusado el miércoles por la Cámara de Representantes de “altos crímenes y delitos menores”. Su impeachment es considerado como el más partidista en la historia de Estados Unidos, con todos los republicanos votando por no a la resolución.

Votando casi exclusivamente de acuerdo a líneas de Partido, el artículo de abuso de poder del impeachment fue aprobado 230-197-1, mientras que el artículo de obstrucción del Congreso fue aprobado 229-198-1, convirtiendo a Trump en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser impugnado.

Unos días antes del histórico voto partidista, Grassley enfatizó que el Senado debería dar un “juicio justo” y llegar a una decisión sobre el impeachment contra Trump “basada en un testimonio bien pensado a favor y en contra del Presidente”.

“Pero creo que la idea no es prolongar esto (…) no hacerlo más largo de lo necesario porque el Senado tiene mucho trabajo que hacer, y queremos hacer ese trabajo”, dijo a FOX Business Network el 16 de diciembre.

Añadió que Trump no ha sido acusado de “nada de lo que la Constitución dice para impugnar a alguien”.

“…Traición, soborno, crímenes y delitos menores, en otras palabras, a diferencia de Nixon y a diferencia de Clinton, en ambos casos violando la ley federal, eso no ha sido imputado contra el presidente”, continuó Grassley.

La resolución del impeachment alega que Trump abusó del poder de su cargo al presionar a Ucrania para que investigara a un rival político y que el Presidente obstruyó la justicia cuando los demócratas comenzaron a investigar el asunto. El Presidente ha negado con vehemencia ambas acusaciones.

Los republicanos dicen que la impugnación es un esfuerzo partidista para anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2016. Los demócratas dicen que su apoyo a la resolución proviene de un deber constitucional.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han investigado los acontecimientos que rodearon la llamada del 25 de julio entre el presidente Donald Trump y el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, durante la cual Trump pidió al líder ucraniano que “investigara” el despido del fiscal general de Ucrania Viktor Shokin. Semanas antes de su destitución, Shokin incautó la propiedad del propietario de una empresa ucraniana de gas que, en ese momento, pagaba al hijo de Joe Biden, Hunter, decenas de miles de dólares al mes para formar parte de su junta directiva.

Biden se ha jactado de forzar el despido de Shokin amenazando con retener a Ucrania 1000 millones de dólares en préstamos.

Los demócratas de la Cámara y la presidente de la Cámara Nancy Pelosi fueron criticados el jueves por la posibilidad de que pudieran retener los artículos del impeachment para retrasar el juicio en el Senado.

Durante conferencias de prensa el miércoles por la noche y el jueves, Pelosi no dijo cuándo se entregarían los artículos y sugirió que el Senado, controlado por republicanos, no celebraría un juicio justo sobre el impeachment.

En el juicio en el Senado, se requiere un voto de supermayoría de dos tercios del Senado (67 votos) para condenar y destituir al presidente, lo que significa que 20 republicanos tendrían que unirse a la causa. Los republicanos tienen la mayoría en el Senado y no han mostrado ningún interés en destituir a Trump, que tiene un índice de aprobación del 95 por ciento entre los votantes republicanos.

“Ella [Pelosi] no puede aferrarse [a los artículos] para siempre, eso es abuso de poder”, dijo el líder de la minoría en la Cámara de Representantes Kevin McCarthy (R-Calif.) a Fox Business, arremetiendo contra una posible demora. “Pero es solo un reconocimiento de la Presidente de la Cámara de que su impeachment es muy débil —el impeachment más débil, flaco y acelerado de la historia de Estados Unidos”.

Jack Phillips e Ivan Pentchoukov contribuyeron a este informe.

*****

A continuación:

Trotskistas de Brasil y EE.UU. coordinan  ataques contra Trump y Bolsonaro

TE RECOMENDAMOS