El senador Cory Booker no apoyará a nadie y está abierto a la nominación para Vicepresidente

Por Jack Phillips
14 de Enero de 2020 Actualizado: 14 de Enero de 2020

Un día después de suspender su campaña presidencial, el senador Cory Booker (D-N.J.) dijo que está dispuesto a aceptar un puesto en la candidatura demócrata para 2020 como vicepresidente, pero se mostró reacio a apoyar a algún candidato.

En una entrevista con el programa “This Morning” de la cadena CBS News, Booker dijo que aunque está centrado en Nueva Jersey, su estado, “no está quitando nada de la mesa” en relación con una posible candidatura a la Vicepresidencia. Sin embargo, Booker dijo que hasta ahora no ha tenido ninguna conversación al respecto.

“Definitivamente lo consideraré, al 100 por ciento. Ahora mismo, voy a tomarme un respiro”, dijo Booker sobre un posible respaldo. “Voy a centrarme en los juicios del impeachment. Y tengo una campaña de reelección”.

“No he tenido ninguna conversación. Estaba tan contento de haber pasado por la experiencia y de haber sido ponderado (…) como una de las opciones finales de Hillary Clinton”, dijo. “Mi enfoque está realmente en Jersey, y en mi estado (…) y estar con mi senador principal, Bob Menéndez [D-N.J.] (…) el mejor dúo dinámico” en el Senado, dijo Booker.

El veterano senador de Nueva Jersey también pidió a los demócratas que aún están en la carrera “que se mantengan en los temas”, tras un informe de la CNN que afirmó que los senadores aspirantes Elizabeth Warren (D-Mass.) y Bernie Sanders (I-Vt.) tuvieron un desacuerdo, en el cual Sanders no estuvo de acuerdo con la idea de que los estadounidenses estén listos para una mujer presidente.

“Empezando por Joe Biden y terminando por Amy Klobuchar, estos son realmente buenos seres humanos. No pueden ponernos en una posición en la que cuando eventualmente tengamos un nominado, la gente sienta de alguna manera que no quiere apoyar a ese nominado”, dijo Booker a CBS News en la misma entrevista.

El lunes, Booker, quien también fue el exalcalde de Newark, terminó su campaña y señaló que ya no tiene suficientes recursos para seguir adelante.

“Fue una decisión difícil de tomar, pero me metí en esta carrera para ganar, y siempre he dicho que no continuaría si ya no había un camino hacia la victoria”, dijo Booker en un comunicado de prensa, añadiendo que siempre estaba dispuesto a terminar su campaña si no había “un camino hacia adelante” para obtener la nominación demócrata.

“Es con todo mi corazón que comparto esta noticia, he tomado la decisión de suspender mi campaña para la Presidencia”, añadió en el comunicado de prensa. “Nuestra campaña ha llegado a un punto en el que necesitamos más dinero para ampliarla y para continuar construyendo una campaña que pueda ganar dinero que no tenemos, y dinero que es más difícil de recaudar porque no estaré en la próxima etapa del debate, y porque el asunto urgente del impeachment me mantendrá justamente en Washington”.

En los últimos meses y semanas, Booker dijo que su campaña había tenido dificultades para solicitar donaciones.

“Sin una oleada de recaudación de fondos para cerrar este trimestre, no vemos un camino legítimo a largo plazo hacia adelante”, dijo el gerente de la campaña Addisu Demissie en septiembre.

De acuerdo con los agregados de las encuestas de RealClearPolitics, el promedio nacional de los números de Booker en las encuestas se ha mantenido en alrededor del 2 por ciento. Booker tampoco calificó para los debates de diciembre o enero.

Descubra

Los 3 pasos hacia la justicia en el escándalo de Spygate

TE RECOMENDAMOS