El senador Hawley pide una resolución de la ONU condenando a China por las protestas de Hong Kong

Por Frank Fang
21 de Noviembre de 2019 Actualizado: 21 de Noviembre de 2019

El senador estadounidense Josh Hawley (R-Mo.) pide al embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas que presente una resolución que condene el papel de China en las actuales protestas en Hong Kong.

“Durante cinco meses, Beijing y su jefa ejecutiva en Hong Kong han intentado alterar el estatus de la ciudad y restringir las libertades de sus ciudadanos, en aparente violación de la Ley Fundamental de Hong Kong y la Declaración Conjunta de 1984”, escribió Hawley en una carta al embajador Kelly Craft, según la oficina del senador.

Declaró: “Beijiing ha dejado claro que ya no considera que la Declaración Conjunta sea vinculante, a pesar del estatus de este instrumento en el derecho internacional”.

“Las acciones de Beijing en las últimas semanas reflejan este desprecio por sus compromisos internacionales”, añadió.

A principios de esta semana, el Tribunal Supremo de Hong Kong dictaminó que una polémica ley anti-máscaras —que fue promulgada por la líder de Hong Kong, Carrie Lam, en octubre para prohibir el uso de máscaras faciales en reuniones públicas— era inconstitucional.

El 31 de octubre, el gobierno de Hong Kong obtuvo una orden judicial, censurando la comunicación en Internet mediante la prohibición de los mensajes que “incitan” a la violencia.

El tratado bilateral de 1984 fue redactado para estipular cómo se transferiría la soberanía de Hong Kong de Gran Bretaña a China en 1997, mediante el cual ambas partes acordaron mantener durante 50 años la autonomía del territorio y las libertades que el régimen del continente no permitía bajo el modelo de “un país, dos sistemas”.

“El ejecutivo de Hong Kong ha autorizado la fuerza violenta contra manifestantes desarmados, ha restringido radicalmente el derecho de los ciudadanos a reunirse pacíficamente, ha intervenido en la selección de candidatos al Consejo de Distrito, ha prohibido ilegalmente el uso de máscaras faciales y ha asediado repetidamente a las universidades de Hong Kong”, escribió Hawley.

El Civil Human Rights Front (CHRF), el principal organizador de muchas de las marchas masivas que se han visto en la ciudad desde junio, ha cancelado algunos planes de marcha en los últimos meses después de no haber obtenido la aprobación de la policía. Sus apelaciones posteriores fueron rechazadas.

El 20 de noviembre, el CHRF anunció que ha presentado otra solicitud policial para celebrar un mitin en Victoria Park el 8 de diciembre, el día que las Naciones Unidas han designado como Día de los Derechos Humanos, según una declaración en Internet.

“Las violaciones de los derechos humanos y la crisis humanitaria de Hong Kong están llegando a un punto de inflexión”, declaró el CHRF, y añadió que casi 5,000 ciudadanos, incluidos menores y trabajadores humanitarios, han sido detenidos desde junio.

Agregó: “El gobierno ejecutivo abusa de su poder y tolera la aplicación injusta de la ley por parte de la policía”.

Varios legisladores estadounidenses, entre ellos Hawley y el senador Jim Risch (R-Idaho), han expresado anteriormente su preocupación por la interferencia de Beijing en las elecciones locales de Hong Kong, señalando a Joshua Wong —activista e icono del Movimiento de los Paraguas en 2014—, quien fue excluido de participar en las elecciones del Consejo de Distrito del 24 de noviembre.

En el campus de la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU) siguen encerrados un centenar o varias docenas de manifestantes, según Julian Law Wing Chung, exasistente político del exsecretario de finanzas John Tsang Chun-wah. Law hizo los comentarios mientras hablaba con los medios de comunicación locales el 21 de noviembre.

Este fin de semana comenzaron los intensos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en la PolyU. Desde entonces, la policía ha rodeado la universidad, impidiendo que los manifestantes se vayan. El 20 de noviembre, el secretario de seguridad de Hong Kong, John Lee, dijo que unas 600 personas mayores de 18 años se habían entregado a la policía para ser arrestadas bajo sospecha de haber causado disturbios.

Según un artículo publicado el 21 de noviembre por un medio de comunicación local, RTHK, una manifestante de 27 años de edad que aún se encuentra dentro de la PolyU, que se identificó con el seudónimo “A Dawn”, dijo que permanece dentro de la universidad desde hace cuatro días.

Explicó que la lucha por la libertad, incluyendo la libertad de reunión, fue lo que la motivó a unirse a la acción en la PolyU. Ahora, dijo que se está preparando para el peor de los casos: ir a la cárcel después de haber sido acusada de causar disturbios.

“Para proteger las vidas de quienes defienden sus libertades básicas, creo que ha llegado el momento de considerar la introducción de una resolución de las Naciones Unidas para condenar y responsabilizar a la República Popular China (RPC) por sus aparentes violaciones de los tratados”, escribió Hawley.

Hawley concluyó su carta solicitando que se considerara la posibilidad de que el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas examinara el trato de Beijing y Hong Kong a los manifestantes en Hong Kong.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Descubre

Las 6 estrategias de Beijing para reprimir las protestas en Hong Kong

TE RECOMENDAMOS