El sindicato más grande de la nación respalda a Biden para presidente

Por Ivan Pentchoukov
15 de Marzo de 2020
Actualizado: 15 de Marzo de 2020

La Asociación Nacional de Educación (NEA), el sindicato laboral más grande del país, respaldó el sábado a Joe Biden para que sea el candidato demócrata a la presidencia.

El sindicato, con 3 millones de miembros, formalizó el respaldo con un voto de su junta directiva, según un comunicado de prensa.

“Joe es el incansable defensor de la educación pública y es el socio que los estudiantes y los educadores necesitan en la Casa Blanca”, dijo en un comunicado la presidenta de NEA, Lily Eskelsen García. “Él entiende que tenemos la responsabilidad moral de proporcionar grandes escuelas públicas barriales para cada estudiante en cada código postal”.

El sindicato anunció su respaldo ya que el rango de candidatos demócratas se redujo a dos contendientes viables: el ex vicepresidente Biden y el senador Bernie Sanders (I-Vt.). El sindicato dijo que eligió a Biden porque los votantes en las elecciones primarias, que ya tuvieron lugar, favorecen al ex vicepresidente sobre otros candidatos.

La esposa de Biden, Jill Biden, es maestra y miembro de NEA.

El sindicato se opone abiertamente a la actual Secretaria de Educación del presidente Donald Trump, Betsy DeVos, principalmente por su apoyo a los cupones de educación, que permiten a los padres utilizar los fondos de los contribuyentes para pagar la educación de sus hijos en escuelas privadas.

En un comunicado, Biden dijo que se siente honrado por el respaldo.

“Juntos, vamos a vencer a Trump, reemplazar a Betsy Devos y nombrar a una Secretaria de Educación que los padres, estudiantes y educadores merecen: alguien que haya trabajado en un aula de una escuela pública”, dijo Biden en un comunicado.

La NEA había expresado su apoyo al plan educativo de Biden, que incluye el prejardín de infantes universal financiado por los contribuyentes. Según una estimación, proporcionar prejardines infantiles subsidiados, pero no universales, costaría aproximadamente USD 140,000 millones por año, más de cinco veces el gasto federal y estatal total actual en atención de la primera infancia.

Las propuestas de Biden tienen un gasto estimado de USD 850,000 millones en 10 años. Las propuestas incluyen triplicar el gasto del Título I para escuelas con altas concentraciones de estudiantes procedentes de hogares con bajos ingresos; gasto federal en infraestructura para edificios de escuelas públicas; y cubrir el costo del cumplimiento de las escuelas con los requisitos federales para la enseñanza de estudiantes con discapacidades.

Biden también se opone a las escuelas autónomas, que reciben fondos públicos, pero son operadas de forma privada. Un estudio publicado el año pasado mostró que las escuelas charter superan a las escuelas públicas en puntajes de lectura y matemáticas en términos de eficiencia de costos.

Biden también ha propuesto USD 750,000 millones en gastos, de dinero de los contribuyentes, para la educación más allá de la escuela secundaria.

Biden y Sanders se enfrentarán en un debate el domingo, dos días antes de que cuatro estados populosos —Arizona, Florida, Illinois y Ohio— celebren elecciones primarias con un total de 577 delegados en juego.

Biden actualmente supera al senador de Vermont por más de 150 delegados, con más de la mitad del total nacional ya otorgado, una brecha que significa que Sanders debe ganar el 57 por ciento de los delegados restantes para arrebatarle la nominación a Biden. No hay precedente histórico que mencione la disminución de semejante brecha.

Según los sindicatos, en los cuatro estados que votaron el martes, casi 760,000 votantes viven en hogares con, al menos, un miembro de la NEA. Los funcionarios de NEA dijeron que el PAC del sindicato empujaría inmediatamente la publicidad digital a los cuatro estados en nombre de Biden, mientras que también se comunicaría con los hogares de la NEA.

Los candidatos presidenciales demócratas en 2020 estaban, en su mayoría, en sintonía con los sindicatos de la educación. Biden y el resto prometieron reemplazar a la secretaria de educación del presidente Donald Trump, Betsy DeVos, con alguien que haya tenido experiencia en el aula, al tiempo que prometieron aumentar enormemente el gasto federal en la primera infancia, en primaria y en educación secundaria.

La Federación Estadounidense de Maestros, optó anteriormente por otorgar un triple respaldo, recomendando a Biden, Sanders y la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren.

Sigue a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov

A continuación

El gobierno reemplazó a los padres

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS